Juan Manuel de Prada, escritor, columnista y tertuliano en algunos medios


Viernes, 21 de Octubre de 2011

 
Juan Manuel de Prada, escritor, columnista y tertuliano en algunos medios

Esta semana ha estado en Gandia, invitado por el Círculo de Amigos de San Francisco de Borja, para hablar sobre las relaciones entre cine y literatura, que son unas relaciones apasionantes pero no siempre muy bien avenidas.

En 1995 publicó su primera obra, ha llovido bastante desde entonces…

Mi primera obra se titulaba “Coños”, era un homenaje a un libro de Ramón Gómez de la Serna, titulado “Senos”, un año después publiqué mi primera novela que se llama “Las máscaras del héroe”. A partir de ahí he seguido publicando libros, gané el premio planeta con “La tempestad”.

Además, es uno de los 6 escritores más prometedores de toda Europa.

Sí, estoy orgulloso pero los reconocimientos y los premios son cosas que pasan y que a fin de cuentas no dejan de ser vanidades mundanas. Yo las contemplo con bastante distancia y escepticismo, ya que al final uno tiene que seguir su camino y hacer aquello que cree que tiene que hacer. No creo demasiado en las glorias o en las celebridades de este mundo ni tampoco excesivamente en la posteridad, es decir, de pensar que trabajas para que tu obra sea reconocida en el futuro, es un pensamiento demasiado utópico, creo que el escritor debe de esforzarse por aquello que cree que tiene que hacer.

¿Se ha planteado metas a largo plazo?

No, tampoco porqué como te digo simplemente hago lo que creo que tengo que hacer, escribiendo aquello que creo que tengo que escribir. Además, mi vocación de escritor se combina con una vocación de lo que ataño se llamaba publicista, es decir, una persona que una vocación de estar en las controversias y debates culturales del momento. Y esa doble vocación, que expreso a través de la literatura y a través de mi faceta de escritor en periódico y ahora como director de este programa, de Lágrimas en la lluvia, seguir haciéndolo de forma honesta sin traicionar aquellas formas de las que crees, ese creo debe ser mi principal objetivo.

Es licenciado en derecho pero su verdadera pasión siempre ha sido la literatura.

Sí, me licencié en derecho pero nunca he ejercido de abogado. De manera que es un título que tengo ahí y del que nunca he hecho uso porque desde muy joven lo que me gustaba era escribir a eso me he dedicado.

¿Cuál ha sido su último premio?

He ganado premios literarios, premios periodísticos. Pero el último que he ganado es el Joaquín Romero Murube, que es un premio de periodismo que concede el ABC de Sevilla.

¿La crisis afecta a la literatura?

Creo que el sector está participando de esta crisis generalizada en la que estamos todos inmersos. Lo que ocurre en el libro es la convergencia de una doble crisis, la crisis económica, que hace que se vendan menos libros y luego está la irrupción de internet en nuestras vidas, que realmente internet está acabando con muchas formas de expresión cultural, empezando por la música, siguiendo con el cine, la prensa escrita y parece ser que también ha irrumpido en el mercado de la literatura, con lo cual creo que de aquí a muy pocos años realmente escribir dejará de ser un medio escribir, es decir, nadie podrá vivir de lo que escribe, ni siquiera los escritores de mayor éxito, porqué sus libros, una vez se digitalicen su destino natural va ser el pirateo con el agravante de que un actor siempre puede hacer teatro, un cantante puede hacer conciertos y un escritor lo tiene mucho más complicado. Esto, que a simple vista puede parecer catastrófico, también tiene sus cosas buenas, porque escribirá la gente que le apetezca escribir ya no se escribirá por dinero sino que escribirá por amor al arte, lo cual, más allá de que va a suponer el derrumbamiento de la industria editorial, cosa que me temo está a la vuelta de la esquina, y la destrucción de todo un tejido empresarial que afecta a distribuidores de libros, libreros, etc. Quizá para lo que es la vocación literaria no sea malo, ahora bien, pienso que esa idea de que el escritor puede vivir de lo que escribe habrá que revisarlo dentro de unos años.

Pintas el panorama un poco negro…

No, es la dura realidad. Esto en el ámbito literario todavía no está tan avanzado pero viendo lo que está pasando en el mundo de la discográfica, en el mundo de la industria cinematográfica con internet. La gente nunca más va a pagar por cosas que consigue por internet gratis. Siempre, toda tecnología tiene sus ventajas y sus inconvenientes, la tecnología, en este caso, internet está destruyendo todas las industrias culturales.

Bueno, pero también puede ayudar a escritores pequeños que no son conocidos e internet les sirve de plataforma.

No, eso es una cosa que siempre se dice pero es falso, es decir, los blogs y todas esas cosas que internet propicia, salvo casos aisladísimos, un blog lo visitan 20 personas, los 20 amigos del señor que lo monta. Internet atomiza las audiencias, las hace irrelevantes de tal manera que tienes tu ventana al mundo pero es un mundo muy angosto que sólo visitan tus amigos. Realmente atomiza las audiencias, ese también es un fenómeno de nuestro tiempo, la influencia que tenían los medios de comunicación antaño se está también atomizando, internet, de alguna manera, ha introducido esta característica nueva en el mundo periodístico, ahora, los medios de comunicación tienen audiencias más fragmentadas, pero bueno, estamos en una nueva era, la gente no lo quiere aceptar pero más que en una crisis estamos en un cambio de era, que naturalmente no es instantáneo, dura unos cuantos años.