Es la alcaldesa de Oliva con un grupo municipal de tan solo 7 miembros, eso complica la gobernabilidad del municipio porque obliga al consenso para la más mínima decisión. Esta gobernabilidad  se ha visto muy afectada teniendo en cuenta que no existe pacto con ningún partido de la oposición y se ha producido la dimisión del hombre fuerte del gobierno, Joan Pi. Tras esta dimisión se han desatado toda una serie de rumores y comentarios que afectan tanto a los motivos de la dimisión como a la capacidad y posibilidad de mantener el gobierno o de que se produzca una moción de censura, sin contar con la obligada remodelación del gobierno y la sucesión del concejal Pi. A todas estas cuestiones, y alguna más, responde la alcaldesa en esta entrevista.

">

Chelo Escrivà, alcaldesa de Oliva


Viernes, 17 de Febrero de 2012

 
Chelo Escrivà, alcaldesa de Oliva

"No me preocupa la moción de censura, es a la oposición a la que le debe preocupar su justificación."

Es la alcaldesa de Oliva con un grupo municipal de tan solo 7 miembros, eso complica la gobernabilidad del municipio porque obliga al consenso para la más mínima decisión. Esta gobernabilidad  se ha visto muy afectada teniendo en cuenta que no existe pacto con ningún partido de la oposición y se ha producido la dimisión del hombre fuerte del gobierno, Joan Pi. Tras esta dimisión se han desatado toda una serie de rumores y comentarios que afectan tanto a los motivos de la dimisión como a la capacidad y posibilidad de mantener el gobierno o de que se produzca una moción de censura, sin contar con la obligada remodelación del gobierno y la sucesión del concejal Pi. A todas estas cuestiones, y alguna más, responde la alcaldesa en esta entrevista.

¿Qué ha significado para Chelo Escrivà y para el PP la dimisión de Joan Pi?
Básicamente una decepción. Y lo ha supuesto por muchos motivos, en primer lugar porque él lleva muchos años en el PP de Oliva pero nunca había ido en listas electorales y ha sido la única persona de toda la candidatura que no he ido a buscar yo personalmente, fue él quien se ofreció e insistió en ir en la candidatura. He dado la cara por él y ahora me siento muy defraudada, pero además también estoy decepcionada porque había asumido áreas de gobierno muy importantes.

¿Ha abierto esta dimisión una brecha importante en el gobierno y en el PP local?
No, ni mucho menos, ha supuesto un contratiempo porque nos obliga a una remodelación que no estaba prevista, pero eso no significa que haya ruptura ni brecha ni en el gobierno ni en el partido. Esto es una visión interesada de los partidos de la oposición que quieren sacar una rentabilidad a esta situación, pero no supone tal y como se ha dicho una debilidad en el gobierno porque nosotros hemos continuado trabajando exactamente igual. Hay que tener en cuenta que somos solo 7 concejales, somos pocos y nos reunimos mucho por lo tanto todos sabemos lo que se hace y cómo están las cosas. No sorprende la dimisión porque era algo que se veía venir pero sí las formas. Se veía venir porque ya hacía semanas que había hecho una intentona porque tiene una situación personal y familiar complicada y nosotros le dimos apoyo, pero desde ese momento “alguien” le ha estado dirigiendo y él se ha dejado dirigir en una senda sin retorno. Creo que se ha perjudicado mucho más a él mismo que a mi o al gobierno.

Se ha paralizado la acción del gobierno por la dimisión?
No, ni mucho menos, hemos seguido al mismo ritmo. De hecho esta misma semana hemos tenido una comisión de urbanismo que he presidido yo pero que se ha celebrado con normalidad. Los presupuestos los estábamos trabajando entre todos y por tanto la dimisión no supone un retraso. Ya se que no se han presentado todavía, pero es que la situación heredada no es la mejor precisamente. Hemos tenido que prorrogar los que ya había, que no es algo extraordinario, pero están casi a punto y se pasarán en breve a los grupos de la oposición con la franca intención de que los estudien y aporten lo que consideren que pueden aportar para mejorar. Si la oposición quiere, serán sus presupuestos y los sacarán adelante por el bien de la ciudad.

Esta dimisión ha supuesto muchos comentarios, entre ellos el de que el carácter de Chelo Escrivà no es el mejor para ser alcaldesa y que por eso se va la gente de su gobierno y que por eso no hay posibilidad de pacto o negociación
La gente no se va del grupo por Chelo Escrivà, el único que se ha ido es Joan Pi. No es la primera vez que pasa, ya en el PP se fueron en la anterior legislatura concejales que crearon otro partido. También ha habido dimisiones en los otros partidos como el BLOC o el PSOE. Hay una diferencia con anteriores ocasiones, algo que yo agradezco a Pi y así lo hice en el pleno de dimisión, que dejó el acta de concejal, porque si él no está en disposición de trabajar por Oliva, sí hay gente dispuesta a hacerlo y a sacrificarse por su pueblo. No es una cuestión de genio o carácter, que lo tengo pero también tengo claras mis prioridades y en este momento son todos los ciudadanos de Oliva.

Esta dimisión supone que tenga que correr la lista y por tanto una remodelación de gobierno. ¿Quién sucede a Pi y ómo?
Sí que hay una remodelación y una sucesión que también está dando que hablar. El siguiente en la lista es Constantino Navarro, pero no va a acceder al acta de concejal, no por discrepancia personales. Es una persona de plena confianza mía, nos conocemos desde niños y es el hermano que ya no tengo. No accede al cargo por motivos laborales porque la persona que entre ha de estar liberada plenamente y en este momento su trabajo no le permite dejar su cargo en la empresa durante tres años y medio. No podía dedicarse plenamente al Ayuntamiento y así me lo hizo saber. En el PP tenemos claro que la política es algo transitorio, por tanto hay que cuidar el empleo para cuando se deje el cargo y Constantino no podía hacerlo. La siguiente en la lista es Teresa Gascó y como ella sí podía dejar su trabajo para entrar como concejal, accederá al gobierno municipal.

Se dice que Chelo Escrivà se ha planteado asumir una gran área del gobierno
No, eso es totalmente falso. No voy a coger ninguna área, pero evidentemente voy a remodelar el gobierno. Andrés Sánchez va a asumir urbanismo y lo va a hacer porque él ya asistía a Pi en la comisión y el área, es un gran conocedor de la ordenación urbana y las calles de Oliva y está convencido, y yo también, que va a poder realizar un magnífico trabajo. Teresa Gascó se hará cargo de Hacienda, Mercado y Comercio que dejará de ser competencia de Vicente Morera y además asumirá Medio Ambiente y Jesús Aparisi asumirá cultura, algo que había pedido desde el primer momento.

Otra de las consecuencias de esta dimisión es la posibilidad de un acuerdo entre PSOE y BLOC para una moción de censura
No creo que esto sea real. Otra cosa es que ambos grupos necesiten una excusa para poder justificar ante la ciudadanía la posibilidad de reeditar un pacto que en la pasada legislatura dio un nefasto resultado. En los meses que llevamos al frente del gobierno hemos solucionado cosas que estos dos grupos fueron incapaces de solucionar en los anteriores años de gobierno. Se que dicen que 7 concejales son pocos para asumir tantas concejalías, pero yo creo que estamos trabajando de forma efectiva. Hemos desbloqueado el Centro Olivense que ellos fueron incapaces. Inauguraron el Centro Polivalente y estaban las obras por terminar, también estaba bloqueado el trinquet y ahora estamos en el buen camino. La casa de la Festa no la inauguraron y lo dejaron todo por hacer, o la biblioteca del Envit, que la inauguraron y la cerraron. O lo de la Hípica, que va a ser algo de una envergadura impactante y que va a tener una repercusión económica y social destacada, la oposición sólo ha puesto obstáculos a esta acción que por fin hemos podido sacar adelante. No se si BLOC y PSOE van a pactar una moción de censura, probablemente, pero no por mí, sino a mi pesar.

Le preocupa esta posible moción
Realmente no. Tampoco me satisface, pero es algo que tengo asumido. Mire, desde el principio de la legislatura, en contra de lo que se ha dicho, he ofrecido la posibilidad de que el BLOC se integre en el gobierno, incluso se puso a su disposición las concejalías que considerasen y ni siquiera se lo plantearon. Hemos hecho oferta también a otros grupos minoritarios y estamos a la espera de respuesta. Somos suficientes para gobernar, pero reconozco que sería más fácil con más gente, aunque nosotros seguimos trabajando y planificando sin pensar en la moción. Los ciudadanos serán los que valoren esa moción si llega, no yo.

Si no le preocupa, ¿le condiciona?
Realmente no, porque tengo que seguir trabajando. No puedo tirar la toalla por la posibilidad de que pase algo, que por otro lado es legal y legítimo. Yo sigo y además con más esfuerzo. Hay días que voy dos veces a Valencia para poder mantener reuniones con diferentes Conselleres o Directores Generales porque tengo citas a diferentes horas y no puedo perder el tiempo miserablemente en Valencia esperando cuando tengo tantos temas pendientes en Oliva.

Desde la oposición se dice que usted no les da información y que no facilita ni el diálogo ni el acuerdo
Es falso. Tienen más información los grupos de la oposición en esta legislatura de la que tenían en anteriores legislaturas. Convocamos las comisiones informativas, entregamos las documentaciones y les damos la opción de participar, otra cosa es que hagamos lo que ellos quieren o como ellos quieren, pero lo que hacemos es lo que entendemos que corresponde y con la información necesaria. El problema es que esta oposición más que por tirar del carro están por ponerle palos a las ruedas y eso no lo pienso consentir. Todo lo que va a pleno se pasa primero por las comisiones y son las comisiones el lugar para debatir las cosas e informarlas.

Tiene cuestiones personales con algún concejal de la oposición
No, se que desde algunos grupos, como el BLOC se ha apuntado esta cuestión, pero no es cierto porque yo diferencio lo que es la acción política y la discrepancia ideológica de la personal. Antes me preguntaba por mi carácter. Tengo carácter, es cierto y lo utilizo fundamentalmente para conseguir aquello que considero necesario, en este caso para mi pueblo, por ello lucho con ahínco y esfuerzo. No hay nada que me frene por luchar para conseguir lo mejor para mi pueblo. En este caso, las discrepancias no son tales, el único problema es el reparto no de trabajo, sino de remuneraciones y eso, al menos de momento no es negociable. No podemos decirles a los ciudadanos  que hay crisis, que se tienen que apretar el cinturón y luego aumentar el gasto político del consistorio. Ese gasto hay que reducirlo en la manera de lo posible y el dinero que se gasta en los sueldos de los concejales hay que rentabilizarlo al máximo.

Eso quiere decir que tiene usted problemas con otros concejales o no
Rotundamente no. No tengo problemas personales, a pesar de que dicen que les insulto y los desacredito. No es cierto. Quizás es que algún concejal en la noche electoral se sintió alcalde y no ha conseguido esa alcaldía y por eso está ahora enrocado en una postura intransigente que creo que deberá cambiar en algún momento.