Pep Lloret, Presidente de la Federación de Fallas de Gandia


Viernes, 16 de Marzo de 2012

 
Pep Lloret, Presidente de la Federación de Fallas de Gandia
Pep Lloret es el Presidente de la Federación de Fallas de Gandia. Se estrena en el cargo este año pero posee una dilatada experiencia fallera, no en vano ha formado parte de la Federación durante las últimas dos legislaturas. Ese año reconoce que la crisis está afectando mucho a las fallas, como a todo el mundo, pero está seguro que las comisiones sabrán sortear la crisis y seguir adelante.

¿Cómo está viviendo este primer año en la presidencia?
Con sentimientos encontrados. En lo personal con mucha ilusión, tenemos muchas ideas y ganas de trabajar, pero lo cierto es que la situación económica no es la mejor y eso complica mucho la situación, las fallas lo pasan mal y a nosotros nos cuesta muchísimo encontrar la financiación suficiente para llevar a cabo el proyecto que presentamos a las fallas en las elecciones. A pesar de todo, estoy convencido que las fallas podrán superar la crisis, como hemos hecho siempre.

Este es el primer año y ustedes han empezado acometiendo cambios importantes en los estatutos y el reglamento, ¿es el primer año el mejor para estos cambios?
Por supuesto, los cambios hay que hacerlos el primer año, porque no hay que retrasar el debate y porque así es mejor para tener tiempo a probar y rectificar si fuera necesario.

Cual es la valoración del primer año como presidente
Sinceramente muy positivo. Hay proyectos que han tenido que quedarse aparcados porque la financiación era imposible, pero otros muchos, aquellos que suponían un esfuerzo personal de la ejecutiva y de las fallas lo hemos llevado a cabo. Especialmente estoy satisfecho de la reforma de los estatutos porque ha supuesto un debate intenso por parte de las fallas que no se han escondido y eso es muy positivo.

Este año era año electoral, elecciones municipales, generales y de fallas. ¿Eso influye en algo?
Por suerte no, Gandia siempre ha presumido, y espero poder seguir haciéndolo, de independencia. Las fallas no están ligadas al consistorio pese a que reconocemos que es nuestro mayor y principal esponsor y por supuesto nos llevamos bien con los políticos, pero somos independientes y eso es muy sano. De todas formas, agradecemos que los políticos estén pendientes de nosotros, somos un colectivo importante por lo numeroso y  por lo que representamos.

Nueva corporación, nuevas relaciones. ¿Ayuda que el concejal sea fallero y ex compañero de Junta?
Claro que ayuda y en este caso es una gran suerte. Como fallero sabe de nuestras inquietudes, entiende nuestras necesidades y nos ayuda a dimensionar las fallas en su medida. Como ex compañero de Junta, la ayuda es mayor, porque sabe cómo se programan los actos, las necesidades de las Fallas y siempre nos facilita todos los actos con otros departamentos y sobre todo en lo que a papeleo se refiere. ¡Es todo un lujo!

¿Que haya tantas comisiones en tercera sección es un hándicap o no supone un problema?
Es algo que tenemos que afrontar. No es lógico que el reparto de secciones sea tan desigual, significa que debemos estudiar mejor las fórmulas para conseguir que se potencie el monumento, que es nuestro emblema y que no haya tantas diferencias. Es lo primero que debemos afrontar en cuanto pasen fallas, aunque se que es complicado, ya se ha intentado solucionar este año pero no han prosperado las propuestas presentadas, pese a que algunas eran más que interesantes.