Evarist Miralles, cocinero


Viernes, 23 de Marzo de 2012

 
Evarist Miralles, cocinero

“Sabíamos que presentábamos una propuesta arriesgada y aunque no hemos ganado estamos orgullosos”

Ayudado por Carlos Monsonís y por todo un equipo técnico y profesional, Evarist Miralles, tras convertirse en el mejor cocinero de España, nos ha representado los días 20 y 21 de marzo en el Bocuse d’Or, las conocidas como “olimpiadas de cocina” y en las que, pese a no poder clasificarse de forma directa, ha dejado una clara y más que interesante muestra de su buen hacer culinario y sobre todo de la forma de entender la cocina “desde el más puro estilo mediterráneo”.
El certamen lo ganaron los nórdicos, pero Miralles consiguió el reconocimiento internacional y la invitación de la organización a asistir a la final en Lyon en 2013. Evarist analiza para nuestros lectores las claves del concurso y las sensaciones a tan solo unas horas del veredicto.

Evarist, no ha podido ser, pero a pesar de ello, las sensaciones son buenas
Es cierto que no ha podido ser pero nos quedamos con el buen sabor de boca de haber participado y de haberlo hecho con nuestras propuestas, con las de la cocina mediterránea, con nuestros mejores productos y bueno, es cierto que se queda el sabor agridulce por la no clasificación, pero muy orgullosos por haber participado como nosotros queríamos

Era una propuesta arriesgada
Sí, era una propuesta arriesgada, lo sabíamos y lo teníamos asumido. La nuestra es una forma de cocinar diferente, con unos valores y unos parámetros diferentes y decidimos que era mejor presentar lo que sabemos hacer en lugar de adaptarnos y presentar una cocina con sus parámetros. Está claro que no les ha convencido.

Algo sí les habrá sorprendido porque le han invitado a participar en la fase final de Lyon
Sí, es cierto, el jurado nos ha cursado una invitación para participar en la fase final el año que viene pese a no habernos clasificado. Hay quien cree que es para desagraviarnos porque en el momento de iniciar las pruebas tuvimos problemas con el horno, lo que nos complicó bastante la participación, pero yo creo que ha sido más bien porque se han sorprendido con nuestra propuesta.

¿Por la forma de elaborar los platos?
Por la forma de elaborarlos y sobre todo por los ingredientes que usamos y  la forma en la que los tratamos. Piensa que las verduritas que hemos empleado para las guarniciones nos las han cultivado expresamente para nosotros de forma ecológica, nos las hemos traído frescas, envueltas en tierra húmeda para evitar que se degradaran o perdieran propiedades, es como si las hubiéramos recolectado en Bruselas directamente para pasar de la tierra a la cocina. Hemos traído unas galeras que cuando el jurado las vio se quedaron sorprendidos. Tenemos los mejores productos y los hemos mostrado a todos.

¿Cómo os encontrasteis en el concurso?
La verdad es que muy bien. En el box trabajamos muy bien, de forma muy limpia y elegante, con las piezas bien elaboradas. Tuvimos problemas con los hornos y las cocinas, pero lo cierto es que eso se queda en una mera anécdota. Creo que el trabajo fue bueno, lo que ocurre es que el nivel era muy alto. Hay muchas diferencias y nosotros nos presentamos con una propuesta arriesgada, pero estamos satisfechos. Hemos conseguido desarrollarla a un 90%, que está muy bien, nos ha faltado ese 10% que te da la excelencia, pero hemos representado a nuestra cocina, a nuestro País, nuestra Comunidad y nuestra Región y eso nos llena de orgullo.

Eso significa que lo van a volver a intentar y van a participar en Lyon
Es algo que nos estamos planteando seriamente. La verdad es que por un lado yo estoy muy inclinado a que sí, a que debemos estar presentes, pero lo cierto es que hay que debatirlo mucho y pensarlo mucho. Por un lado porque supone un aporte económico importante, pero además es una implicación personal desmesurada.
Piensa que para venir aquí, llevamos entrenando cerca de 12 horas diarias durante muchos meses, tenemos a la familia y los amigos abandonados, eso sin contar con que el negocio también lo tengo un tanto abandonado. Ahora plantearse participar implica mucho. Hay que meditarlo.

Los nórdicos han arrasado, ¿tanta diferencia hay?
Sí, los nórdicos han arrasado, casi como siempre o al menos como en los últimos años. Tienen una forma de cocinar diferente y sobre todo utilizan otros ingredientes. Además tienen mucho apoyo y una cultura culinaria y gastronómica diferente. Piensa que, por ejemplo, la BBC ha emitido en directo el Bocuse, mientras que en España es raro que la gente sepa lo que es. Es como competir en una carrera de Fórmula 1 y enfrentarse a Ferrarys con una bicicleta vieja y prestada y además con las ruedas pinchadas. Para nosotros supone un esfuerzo mucho más grande, en muchos aspectos.

Bueno, el Bocuse era desconocido antes, porque le habéis dado una importante promoción
Claro, era algo importante para nosotros poder acudir pero con el apoyo de la gente, que supieran lo que era, lo que hacíamos y lo que significaba. Que se pudieran hacer una idea de lo que pretendíamos y por qué, por ello hemos hecho un esfuerzo importante para dar a conocer todos los detalles del concurso y creo que, al menos en parte, lo hemos conseguido, ten en cuenta que el apoyo en Pego, Gandia, Valencia, Madrid, etc., ha sido pleno.

También hicisteis una campaña curiosa con un pepino de protagonista
Sí, hemos vendido camisetas, hemos creado nuestra página web y en redes sociales, hemos hecho delantales con el anagrama. La gente ha respondido magníficamente y nos hemos sentido muy apoyados. Ten en cuenta que necesitábamos por un lado el apoyo moral, pero por otro el económico, ya que cada día que cocinábamos para preparar el concurso suponía utilizar cerca de 300 euros en materia prima, además de las instalaciones y el material. Hemos tenido apoyo de la Generalitat y de determinados sponsors, pero la situación es la que es y necesitábamos más apoyo y ese es el que nos ha dado la gente de la calle que conforme han ido conociendo el proyecto se ha ido sumando a nosotros.

Con qué te quedas de esta participación
Me quedo con la gente que se ha sumado al proyecto. Hemos sido una candidatura que hemos empleado mucho tiempo en explicar lo que era el Bocuse y la importancia que tenía participar. Nos han entendido, nos han ayudado, nos han acompañado con sus mensajes y sus llamadas. Me quedo con la gente, sin lugar a dudas, con todos y cada uno de los que nos han prestado su apoyo de una u otra forma.