Nicanor Suarez, vicepresidente Consell Evangèlic de la Comunitat Valenciana


Viernes, 30 de Marzo de 2012

 
Nicanor Suarez, vicepresidente Consell Evangèlic de la Comunitat Valenciana
Ejercemos una labor pastoral pero fundamentalmente social con nuestros feligreses Nicanor es gitano y representante de la Iglesia Evangélica. Lleva muchos años en la lucha y defensa de los derechos de los gitanos y también por la libertad para la implantación y reconocimiento de la labor desarrollada por la Iglesia Evangélica. Ahora está en la comarca de la Safor, “para darnos a conocer” y también para ejercer su labor pastoral y fundamentalmente social. Sigue reivindicando el derecho de los gitanos para poder vivir su cultura en plenitud de derechos y asegura estar preocupado por la imagen que de este colectivo se tiene “en muchos ámbitos”
¿Qué es la iglesia Evangélica?
Llevamos más de 40 años en España con el objetivo fundamental de predicar la palabra y acercar la salvación a través de la fe a nuestros feligreses, pero no nos quedamos solo ahí, porque nosotros tenemos un seguimiento directo sobre las personas que acuden a la Iglesia. Nos centramos en cuestiones tan importantes como la drogodependencia, tenemos centros de rehabilitación de toxicómanos y trabajamos directamente con los chavales. Una cosa te puedo asegurar, sin fe es imposible trabajar con ellos. Tenemos a Cristo que está con ellos y les puede cambiar la vida y ese es el objeto de la iglesia Evangélica.
Hay mucha gente que hoy en día confunde la iglesia cristiana y la evangélica. ¿Cuál es la diferencia?
Los evangélicos somos católicos, apostólicos y pentecostales, lo que no somos es romanos. La doctrina de la iglesia Evangélica se basa en los evangelios. Hubo un tiempo en que la iglesia Romana era universal, pero cuando empezaron a introducir las imágenes es cuando se produce la separación, ya que nosotros no creemos en las imágenes porque bíblicamente está escrito “no adorarás a ninguna imagen a mi semejanza, solamente adorarás al Señor tu Dios”.
Es por tanto una discrepancia iconográfica
Fundamentalmente sí.
Hay otra cuestión que se atribuye a su Iglesia y que creo que no es cierta, la creencia en la Virgen María
Pero cómo no vamos a creer en la Virgen, claro que lo hacemos si es la madre de nuestro Salvador elegida entre todas las mujeres. Creemos en que concibió por obra y gracia del Espíritu Santo y que fue Bendita entre todas las mujeres. Fue una gran sufridora por amor a su hijo y a la humanidad y ejemplo para nosotros. Hoy en día, ¿Cuántos miembros tiene la iglesia Evangélica en España?
En estos momentos la Iglesia Evangélica Filadelfia tenemos 300.000 miembros en nuestras iglesias. Nos ha costado mucho, llegar a poder predicar en libertad y sin problemas. Hace 40 años estábamos en la ley franquista y no podíamos predicar en libertad la Palabra. Además hay que tener en cuenta que el 90% de nuestros feligreses son gitanos y eso tampoco ha sido fácil. Por qué hay tanto seguimiento por los gitanos
Porque cuando no estaba creado ni los equipos de base de los ayuntamientos de los servicios sociales, los pastores y sus esposas ya trabajaban en barrios marginales conocidos como el Barrio del Tío Raimundo, el Barrio de la Bota, La Celsa y en la Comunidad Valenciana en barrios como el de la Coma, las 613 de Burjasot, el barrio de la Coma, el de Zorrilla de Torrente, el Puerto de Sagunto, etc., y ahí estaban las iglesias Evangélicas trabajando con ellos. Al ver los gitanos que había un cristo vivo que se hacía sentir, que no era un cristo muerto sino que estaba con ellos, se empezaron a convertir. Pero además los que no están convertidos directamente, sí tienen una vinculación porque algún familiar está en la Iglesia y por tanto tienen relación. ¿Es una casualidad que la mayoría de los feligreses sean gitanos?
Yo creo que es un llamamiento. Dios toma al pueblo gitano con pastores gitanos del mismo modo que llevó a Pablo a los gentiles y al apóstol Pedro a los judíos. Yo creo que no es una casualidad. Dios ha llamado al pueblo gitano porque no podían llegar otras religiones a la población gitana y nosotros conocemos la cultura y las tradiciones del pueblo gitano porque somos gitanos Mucho trabajo durante muchos años a nivel de España y ahora en la Comarca de la Safor
Sí, han sido muchos años de trabajo por España y ahora hemos venido aquí porque en la Safor nuestras iglesias son desconocidas y es necesario darnos a conocer, porque no nos dedicamos a cantar, danzar y hacer ruido, como muchos creen. No, no es eso a lo que nos dedicamos. Nosotros predicamos, pero además trabajamos fundamentalmente en áreas como la de la drogodependencia. Hemos trabajado con más de 500 jóvenes que hemos rehabilitado porque nosotros hemos entrado y trabajado en barrios y zonas en las que los servicios sociales no llegan. Trabajamos también en el absentismo escolar, en el fracaso escolar. Llevamos un seguimiento exhaustivo, porque el fracaso escolar conlleva violencia y eso es lo que queremos erradicar. No quiere decir que nuestra acción se convierta en resultado de inmediato, porque para eso necesitamos de la colaboración de los ayuntamientos y en eso estamos ahora. Cómo trabaja la Iglesia Evangélica
Pues lo primero que hacemos es, cuando nos implantamos en un barrio, presentarnos a los vecinos para que nos conozcan. También presentamos todas nuestras actividades y programación a los ayuntamientos para que sepan lo que hacemos y lo que queremos. Nosotros pretendemos que los vecinos sepan lo que hacemos porque lo desconocido es lo que asusta, pero lo que se conoce no. Nosotros no hacemos ruido, que es algo de lo que se nos acusa. Es cierto que cuando nos reunimos más de 200 personas, como ahora en Oliva, se puede generar algo de ruido, pero en unas horas muy normales y aceptables por los vecinos. Intervienen mucho en el área familiar
No es una intervención dura, es más bien un asesoramiento. En nuestra Iglesia interviene tanto el pastor como la mujer del pastor. Nuestro objetivo es unificar la familia, que no haya separaciones, que no haya maltrato de género ni por un lado ni por otro, que se tenga una buena convivencia. Si te fijas, en la Comunidad Valenciana no hay prácticamente violencia de género entre los gitanos, y eso es por la mediación que realizamos y sobre todo porque con nosotros y en medio está el Señor. Están ustedes ahora dando a conocer su Iglesia en la Safor
Sí, estamos en una campaña informativa y divulgativa. Los próximos días 11, 12 y 13 de mayo hacemos una campaña informativa en Oliva en el Paseo de la Estación donde montaremos una carpa para dar a conocer lo que hacemos en Oliva y la Safor. También dentro del área de la convivencia y la integración hemos convocados mesas redondas a las que vendrán gitanos de nuestra comunidad que son médicos, abogados, trabajadores sociales y que están trabajando en nuestra sociedad. También informaremos de las actividades que realizamos en la Iglesia, vendrán coros de toda España, artistas, a los que llamamos almistas y por eso invitamos a todo el mundo para que a partir de las 19 horas vengan a conocernos.Da la sensación de que los gitanos siguen estando apartados de la sociedad, ¿es una sensación o es una realidad?
Es una percepción que la población no gitana tiene de los gitanos porque nuestra cultura es completamente desconocida. Llevamos 600 años en España pero siempre hemos estado perseguidos y hemos tenido prohibiciones importantes como la prohibición de hablar nuestra lengua que es muy rica. Se nos separaba de nuestros hijos y se nos echaba a galeras. Cuando hace 600 años entramos en España no éramos un pueblo marginado porque nuestros antepasados eran artesanos del repujado y artistas joyeros. Evidentemente esto fue hace muchos años, pero dentro de toda la historia, si nos acercamos a la época del Franquismo, no se conoce la historia de los gitanos. Ahora tampoco se conoce nuestra historia ni nuestra cultura. Se conoce solo lo anecdótico y se conoce por los medios de comunicación. El racismo no se nace, se hace y la imagen que se ha dado de los gitanos no ha sido la más correcta.