Entrevista en el periódico 7 1/2 Noticias a Víctor Cucart, Fotógrafo de Gandia


Viernes, 8 de Junio de 2012

 
Entrevista en el periódico 7 1/2 Noticias a Víctor Cucart, Fotógrafo de Gandia
“Todo el mundo tiene un lado bueno”
Acaba de llegar de Nueva York, donde reside desde hace 8 meses y en a penas unos días se vuelve a marchar para fotografiar catálogos de  moda, celebrities y para expander sus actividades a otros países como Mexico o a otras actividades como la dirección de spots publicitarios para las Navidades.
Activo, hiperactivo diría yo, inquieto, campechano y sobre todo cercano, este artista presume de Gandia, La Safor y sobre todo de su familia por allá donde va. Lo conocen como el fotógrafo de las estrellas aunque a él le gustaría más que le presentaran como fotógrafo de moda.
Víctor, acabas de llegar de Nueva York, te fuiste por unas semanas y ya han pasado 8 meses

Sí, la verdad es que el tiempo pasa demasiado deprisa. Hace ya ocho meses que me marché para poner en marcha unos proyectos y todavía estoy allí, además ahora estoy preparando el salto a México que es un lugar increíble y lleno de posibilidades.

¿Por qué Nueva York?

Era un sueño, es una ciudad trepidante, te obliga a vivir a un ritmo increíble incluso los días que no tienes prisa vas corriendo a todas partes. He vivido experiencia inolvidables como la fiesta previa a la entrega de los Óscar, luego la alfombra roja y la gala de entrega de los premios y luego, han surgido más cosas sobre todo relacionadas con la moda, que es algo que me fascina y bueno, ahí estoy.

Vas a seguir en Nueva York?

De momento sí, aunque es una ciudad de antítesis porque es la ciudad de las oportunidades pero también es la ciudad en la que más profesionales hay dando codazos para despuntar. Yo, sinceramente, no voy a matarme porque aquí ya tengo un nombre, pero  no podía quedarme sin intentarlo porque si no, no tendría derecho al pataleo. De momento las fotos están gustando, mi estilo está gustando y me ha abierto muchas oportunidades, entre otras la de dar el salto a México.

¿Por qué México?

Porque mi representante en Nueva York es mexicana y me ha promocionado en su País y la verdad es que está muy cerca de mi actual residencia, a tan solo 4 horas de avión y no descarto irme a vivir temporadas a México porque tengo varias propuestas, sobre todo de retratos de actores. Me da un poco de miedo por la inseguridad, pero creo que vale totalmente la pena.

Y en Nueva York, ¿en qué estás trabajando?

Fundamentalmente estoy haciendo retratos y es curioso, casi todo es para actores y escritores, que se están poniendo muy de moda.

¿Por qué gustan tus fotos?

Porque parecen muy naturales, casi casuales, pero es falso. Las buenas fotos son las que se elaboran y yo las dirijo mucho. Cuido todos los detalles, las posiciones de las manos, de la cabeza, sobre todo del cuello, que es como una obsesión, las espaldas. Las sesiones se pueden alargar hasta nueve horas y los modelos acaban muertos, pero luego el producto vale la pena. Todo el mundo tiene su parte guapa, pero se la tienes que potenciar y buscarle sobre todo la elegancia. Hay quien la tiene natural y hay a quien hay que sacársela, pero realmente ahí es donde se saca el estilo personal y único.

Eso quiere decir que todos tenemos un lado bueno

Sí, todos tenemos alguna faceta que bien explotada da en cámara un aspecto muy favorable. Dependiendo de la postura, del lado de la cara, del cuerpo, de la posición, pero es cierto, todos tenemos un lado mejor que otro.

Eres de compartir tus secretos profesionales o haces como los cocineros, que te guardas siempre el ingrediente secreto

No, lo comparto todo. Creo que las técnicas hay que compartirlas y explorarlas, porque por mucho que intentes copiar algo, nunca te saldrá como al original, por eso es bueno conocer todos los secretos para poder buscar tu propio estilo. Mira si me gusta compartir, que hace casi tres años impartí un curso en la Escuela Politécnica Superior de Gandia y me gustó tanto el resultado que ahora estoy impartiéndolo en diferentes Universidades de todo el Mundo. Los jóvenes han de conocer las técnicas, pero la creatividad la ha de aportar cada uno.

Un fotógrafo, nace o se hace

Un poco de todo. Un buen fotógrafo ha de tener una parte creativa innata y sobre todo ha de amar lo que hace, como en casi todas las profesiones, pero además ha de conocer la técnica en profundidad. Sobre todo ahora, con la revolución de la fotografía digital, hay que estar al día de todas las técnicas para no perder el ritmo.

La fotografía digital es un avance

Sin lugar a dudas. Es cierto que ha universalizado la fotografía porque todos tienen acceso a ella, pero lo más importante es que para los profesionales ha supuesto un avance maravillorso, no tener que esperar al revelado para ver el resultado del trabajo. Antes, sobre todo cuando viajabas fuera, te encontrabas con el problema de que se te velaran los carretes al pasar por aduana, que se perdieran con el equipaje o que hubieras cometido un error en la iluminación o la exposición y el reportaje se fuera a pique. Aun recuerdo el primer reportaje importante con Norma Duval en las islas Seychelles que no pude estar tranquilo hasta que volvimos a España y ya en mi estudio de Madrid revelé las fotos y servían. Pero lo cierto es que ahora eso no pasa. Disparas e inmediatamente sabes si tienes un buen material o si has de repetir.

Y sobre todo tienes el Photoshop

Sí, (risas), es una gran herramienta, bien utilizada ayuda a corregir defectos, pero hay que reconocer que las fotos se arreglan en el momento de construirlas, no a la hora de retocarlas. Una buena foto con el Photoshop mejora pero una mala foto no tiene remedio por muy bueno que seas con los programas de digitalización.

Las nuevas generaciones ¿dan miedo?

¡Terror!. Vienen pisando muy fuerte, dominan muchas técnicas, son rápidos y eficientes, pero también están acostumbrados a la velocidad y hay cosas que no pueden hacerse rápido. La fotografía no solo es enfocar y disparar. La buena fotografía se compone desde el momento que recibes al modelo en el estudio, la forma de recibirles, la sesión de maquillaje, la conversación, etc…, todo eso ayuda a crear el ambiente necesario para que nazca una complicidad entre el fotógrafo y el modelo, independientemente de lo famoso que sea el modelo o el fotógrafo, esa complicidad no se ve pero luego en la foto se nota y es fundamental. Eso forma parte del estilo y para ello es necesario un tiempo y una dedicación.

Se fotografía mejor a un famoso o a un anónimo

Es indiferente. A veces es más fácil dirigir a un anónimo porque no está condicionado mientras que un famoso ya tiene determinadas costumbres o vicios de posado, pero una vez que se dejan dirigir es igual. Si creas el ambiente adecuado, igual fotografías a una modelo profesional que a un actor a un escritor, a un niño o a una familia.

Cual es tu proyecto más inmediato

Vengo de fotografiar a Genoveva Casanova en Senegal para HOLA, también he hecho fotos de las inauguraciones de las nuevas escuelas de la Fundación SOS, ahora me voy a Madrid que tengo un reportaje con Sandra Berneda, la presentadora de la Noria. También tengo un reportaje de moda para un catálogo y  luego me voy a México y regreso a Nueva York y espero volver en agosto para la Playa. Todo ello lo estoy compaginando con la dirección de spots publicitarios, que es algo que me fascina. No lo había probado hasta ahora y en este momento acabo de dirigir dos de productos cosméticos para Navidad y me he encontrado muy a gusto. Seguramente seguiré por ahí.

Víctor, eso quiere decir que ya no hacer fotografías aquí

No, eso quiere decir que tengo menos tiempo para dedicarlo a mi gente que es la de aquí, pero cada vez que vengo hay gente que me llama y yo aprovecho para hacerles las fotos. Hacer fotos a personas anónimas comporta tener siempre sorpresas agradables a las que no pienso renunciar. Cualquiera puede llamarme y yo busco un momento para hacerles las fotos, ya sean de familia, de niños, comuniones, bodas, etc. Ese es mi origen y ni lo olvido ni reniego de ello.

Víctor siempre se te ha conocido como el fotógrafo de las estrellas

Sí, es cierto. España es un lugar de estereotipos, pero yo no me siento así, creo que me gusta más la fotografía de moda y sobre todo me gusta la fotografía. Punto. Estoy muy agradecido a la gente famosa que confió en mi en su día y a la que lo sigue haciendo, pero eso es algo casi anecdótico.