ENTREVISTA en el periódico 7 1/2 noticias a David González


Viernes, 20 de Julio de 2012

 
ENTREVISTA en el periódico  7 1/2 noticias a David González

 “Los políticos estamos para partirnos la cara por los ciudadanos”

 

Acaba de acceder a la alcaldía de Oliva merced a la moción de censura que han presentado PSOE y BLOC y que le permitirá ostentar el cargo durante año y medio. Reedita con dicha moción un pacto de gobierno que ya mantuvieron durante las dos legislaturas anteriores y que al inicio de esta no pudieron cerrar a tiempo. Ahora las cosas han cambiado, fundamentalmente por la acción y actitud de la anterior alcaldesa Chelo Escrivá, que asegura ha sido el catalizador para que el gobierno que preside sea el de mayor participación de la historia de Oliva. En esta entrevista, cuando apenas han pasado unas horas de su elección como alcalde, analiza algunos de los aspectos más importantes del proyecto que encabeza y lo hace empezando por lanzar un mensaje de agradecimiento a los cuatro grupos que le han apoyado en el nombramiento y mostrando su confianza en que el trabajo va a ser conjunto y favorable para Oliva.

Primeros días como alcalde de Oliva y dadas las circunstancias, cómo valora la actual situación y cuáles son sus primeras sensaciones
La valoración ha de ser necesariamente positiva, pero yo creo que la cuestión va más allá de si David Gonzáles accede a la alcaldía o no, yo creo que lo que realmente hay que valorar porque es histórico es que somos el gobierno más amplio de Oliva con 14 concejales, las ¾ partes de los concejales y que esto es producto de la forma de gobernar de Chelo Escrivá. La respuesta ha sido contundente: la unión de cuatro partidos políticos para trabajar por Oliva y por recuperar el crédito de la política local. Eso no quiere decir que no vayamos a tener discrepancias, pero por supuesto que volverán a ser tratadas con normalidad y no como una cuestión personal y desde el rencor. Hay que recuperar la normalidad política.


Cree que la ciudadanía lo entiende
Estoy completamente convencido que sí, además la gente ya lo demostró en el pleno de la moción de censura. La gente quiere recuperar la normaliad.
Normalmente cuando se habla de moción de censura y política se habla habitualmente de enfrentamiento entre izquierdas y derechas, pero ustedes han insistido en que la moción era mucho más
Sí, era ya una cuestión tan social como política. La administración estaba paralizada, había mucha política de cara a la galería pero muchos temas estaban paralizados y eso requería ejercer nuestra responsabilidad. El político está para partirse la cara por el ciudadano y eso es lo que hemos hecho, dar la cara y asumir esta moción contra Chelo Escrivá, no contra el PP, porque ha sido una cuestión de las formas y las maneras de una persona, no de un partido. Ella es la principal responsable de esta moción de censura


¿Cómo van a cambiar las cosas a partir de ahora?
Todo ha de ser otra vez, la política y la gestión, desde la cordura el conocimiento y el sentido común. Somos una administración de servicios al ciudadano en la que cualquier posicionamiento político ha de justificarse mejorando el servicio a los ciudadanos. Para ello hemos creado una nueva delegación y eso no es casual, una delegación con mucho contenido que permita la ciudadano tener cercanía y accesibilidad a la administración. Que no necesite venir al Ayuntamiento para sus gestiones, que sea más accesible y eso se ha de notar como mínimo a medio plazo.


Esta moción reedita un pacto con el PSOE que ustedes ya mantuvieron durante las dos anteriores legislaturas. Ustedes ya habían mantenido divergencias en economía y urbanismo, de hecho al inicio de la legislatura no llegan a un acuerdo de gobierno por estas discrepancias, ¿qué ha cambiado?
Nosotros no tuvimos discrepancias sobre economía y urbanismo, solo sobre Aigua Blanca IV lo que hizo que nos abstuviéramos en los presupuestos, pero eso no paralizó la gestión en ningún momento en la anterior legislatura. En cuanto al inicio de esta legislatura, no hubo acuerdo porque el principal escollo era Aigua Blanca IV, escollo que ponía el PSOE. No se ha solucionado nada, es cierto que el expediente de responsabilidad patrimonial y el cambio de juez en el caso abre muchas puertas a la solución, porque hasta ahora no se ha hecho nada, pero las circunstancias han cambiado, ha pasado un año, hemos sufrido una parálisis muy larga y era el momento de asumir la responsabilidad y cambiar las cosas. Al principio de la legislatura no hubo tiempo para negociar el pacto, porque el PSOE salió muy tocado de las elecciones y nosotros salimos muy eufóricos. Solo nos sentamos a reunirnos a cuatro días del pleno de investidura. Pero además han cambiado muchas cosas, ha cambiado el ver cómo ha gestionado y ha hecho política la Sra Escrivá y eso ha hecho que se unieran no solo BLOC y PSOE, sino otros partidos y eso denota que no es una cuestión solo de ideología sino que es una cuestión fundamentalmente de responsabilidad.


Hablando del pacto, ¿cual es el acuerdo, o el compromiso?
Una de las primeras cosas que creo que hay que destacar es que el BLOC asume mucha más responsabilidad, porque las urnas también así lo indicaban. Asumimos la alcaldía y lo hacemos en el primer periodo. Pero el pacto lo que supone fundamentalmente es que hay que mantener mucho diálogo, hemos salido de una moción de censura, tenemos que entendernos por el bien de la ciudad. La ciudadanía nos demanda un plus de responsabilidad y de trabajo en común para salir a delante y ese es el peso fundamental del pacto y la mayor responsabilidad que tiene este gobierno tan multitudinario.

Han tardado ustedes un año en determinar este pacto, ¿por qué?
No es cierto que hayamos tardado un año. Pese a que desde muchos ámbitos se hablaba de reuniones y pactos, no era cierto, la moción la hemos hablado y pactado relativamente rápido y en las últimas semanas y lo hemos hecho porque la situación era insostenible desde todo punto de vista y más si pensábamos que esta situación se iba a alargar durante tres años más. Era una cuestión de responsabilidad, no podíamos permitirlo y por eso hemos pactado. De todas formas, pienso que un año es tiempo suficiente para ver cómo actúa un gobierno, porque al principio se puede achacar todo a la inexperiencia, pero un año después, no.


Cuando estaba usted en la oposición aseguraba que era necesario el papel de la oposición y la comunicación fluida con el gobierno. Ahora se han cambiado las tornas, ¿sigue pensando lo mismo?
Totalmente y trabajaré de manera incansable para restablecer las buenas relaciones entre el PP y el resto de partidos, creo que además como alcalde es mi responsabilidad, pero creo que va a ser difícil. Llevo a penas tres días y todavía no he conseguido hablar con ningún concejal del PP, ni con la anterior alcaldesa. ¡Ha sido imposible!. Espero que sea la primera reacción de malestar inicial, que esto se va a reconducir por el bien de Oliva y de la democracia. Supongo que es un problema de llevarlo todo al plano personal, nosotros el primer día de Chelo Escrivá como alcaldesa, todos los concejales del BLOC bajamos a su despacho a ponernos a su disposición para lo que necesitara, ahora no es lógico que no podamos hacer el traspaso de poder de una forma normal, porque tenemos que hablar muchos temas de alcaldía, de las concejalías, etc. Espero que esto se restablezca pronto.


¿Cual es su prioridad como alcalde?
Hay muchos temas, es necesario aprobar el presupuesto, no podemos continuar con un presupuesto prorrogado, hemos de modernizar la administración, en urbanismo tenemos muchísimos temas pendientes. Hemos de luchar contra la desocupación, nosotros no podemos acabar con ella pero sí podemos aplicar políticas que generen las condiciones propicias para paliar el problema del paro. El PGOU no puede esperar más, hay que aprobarlo ya y establecer el modelo territorial que queremos en el término y en el casco urbano. Y un último reto muy importante, hay muchas familias con situaciones dramáticas que necesitan de una atención especial. Una ciudad no puede dejar a sus ciudadanos más desfavorecidos sin un lugar donde dormir ni un plato de comida. Hay que solucionar esto.


Tiene usted un gobierno muy amplio pero habla de políticas de austeridad, ¿Aumentará el coste económico de este gobierno?
No, pese a que somos el doble de concejales en el gobierno que había hasta ahora, pero el coste del gobierno va a ser el mismo. Habrá que redistribuir el dinero que hay destinado para los órganos de gobierno. Pese a que la anterior alcaldesa no era partidaria de otorgar dedicaciones a los concejales de la oposición, y aunque lo coherente sería que ella renunciara a esta dedicación, mi opinión es que la oposición es fundamental y necesita de unos ingresos, menores que los del gobierno pero ingresos. Por lo que se refiere al gobierno, nos tendremos que bajar los sueldos y lo haremos público en los próximos días.