Entrevista en el 7 1/2 Noticias a Sergio Sanz, gerente de Trisema Joyeros


Viernes, 19 de Octubre de 2012

 
Entrevista en el 7 1/2 Noticias a Sergio Sanz, gerente de Trisema Joyeros
“Hay demasiados negocios de compra venta de oro en Gandia”

Parece que es el negocio floreciente, cada vez hay más negocios de compra venta de oro en Gandia, pero no todos son igual. Los hay que han florecido al calor de la crisis y otros que tienen una tradición empresarial como Trisema y que están viendo cómo las malas prácticas de los que han visto en esto un negocio del que no tienen idea, está perjudicando la imagen de empresas serias y responsables.
¿Quiénes o qué es Trisema Joyeros?
Trisema Joyeros es una empresa que se dedica no solo a la compra de oro, sino en realidad a la comercialización del metal precioso, vendemos joyas nuevas, joyas usadas, lingotes para inversión, hacemos arreglos y compostura de joyería, diseñamos joyas y si alguien quiere hacer alguna pieza o tiene un capricho nosotros también lo hacemos. Tenemos también un aspecto de fábrica, pero en general, cualquier operación con oro la hacemos.

Vamos, una joyería en el más amplio sentido de la palabra
En realidad más que una joyería porque además de tratar las joyas, o el oro como joya, también lo tratamos como inversión y elemento o valor bursátil con la venta de lingotes para inversión. Somos una empresa única en la Comunidad Valenciana.

¿Qué es lo que hace que seais únicos?
En realidad son dos factores, por un lado el que hacemos un tratamiento integral del oro, todas las operaciones que se pueden hacer con oro, nosotros las llevamos a cabo. Pero además las condiciones en que hacemos estas operaciones, tienes que tener en cuenta que nosotros llevamos ya muchos años trabajando en este sector ya que estamos desde 1982. Tenemos una experiencia en el sector que no tienen todas estas empresas que han abierto en los últimos tres años como negocio floreciente. Son franquicias de gente que no entiende nada de joyería pero que tienen dinero y que franquician a gente que tampoco entienden nada de esto pero esperan poder enriquecerse con la compra de oro. Ten en cuenta que muchas de las tiendas que se han abierto con estas características en los últimos años son propiedad de personas que antes se dedicaban a otras actividades, muchos de ellos a la construcción o promoción inmobiliaria y esta gente no tiene idea de joyería.

¿Quiere eso decir que la compra de oro es el negocio floreciente en tiempo de crisis?
En este negocio, como en cualquier otro, cuando es obvio que es rentable es porque ya no es rentable. Eso quiere decir que ya queda poco que rascar. Cualquier empresa tiene que tener una proyección de futuro y sobre todo una innovación. Si hay muchas tiendas de compra de oro y quieres montar un negocio rentable, no puedes pensar en poner otra compra de oro, porque el mercado no es infinito y si llegas tarde no tienes negocio, pero incomprensiblemente, en los últimos tiempos no paran de aparecer negocios de estas características, es como cuando empezaron a aparecer inmobiliarias en pleno boom de la construcción. Ahora, ¿Cuántas han quedado? , pues las que había antes del boom, que eran negocios estables. Con la compra de oro ocurre lo mismo.

Vamos, que no puede haber negocio para tantos nuevos negocios
Claro, en Gandia hay casi 30 compraventas de oro en estos momentos y uno se pregunta cuánto oro puede quedar en Gandia, porque esto es un material finito, no puede ir apareciendo cada vez más y más. Eso implica unos riesgos empresariales imposibles de asumir.

Este además, es un negocio que requiere de unas condiciones legales y de seguridad especiales
He de reconocer que las condiciones son especiales para evitar que se produzcan fraudes o delitos, pero la mayoría de las empresas no las cumplen y eso nos perjudica a todos, sobre todo a los que cumplimos a rajatabla la normativa. Empezando porque todas las operaciones se han de identificar y declarar ante la policía nacional para que se haga un control estricto de la procedencia de las piezas vendidas. Además hay una falta de ética en algunas prácticas, como por ejemplo en la utilización y manipulación de los pesos o las calculadoras, sin entrar a valorar la cantidad de publicidad engañosa que se produce en la que se prometen unos precios por gramo de oro que son imposibles porque están muy por encima de la cotización real o aquellos que hablan de empeños cuando la ley sólo habilita a realizar empeños a las cajas de ahorro o montes de piedad. Se da toda una serie de situaciones que no se deberían permitir porque perjudican mucho.

Pero perjudica al sector o a los clientes
Perjudica a todos, por un lado a las empresas que trabajamos cumpliendo escrupulosamente la ley y ofreciendo las garantías legales a todos nuestros clientes, pero además, perjudica a los clientes porque a la hora de la verdad son estafados por los que les prometieron unas circunstancias y condiciones que luego no se dan.

Qué recomendarías a un posible cliente
Que comparen precios, que hay muchas compra-ventas y tienen que comparar. Pero que comparen precio final, no precio por gramo, porque hay quien tiene trucada la báscula, por otro lado los hay que tienen las calculadoras escondidas y no hacen la transacción adecuadamente. Otros que empiezan a descontar del precio inicial impuestos y tasas que no son reales. Por eso es mejor mirar y comparar precios finales. Además hay que tener en cuenta que muchas piezas no son de oro solo sino que tienen piedras y esas hay que descontarlas porque sería absurdo pagar cristal a precio de oro, pero tampoco es justo que descuenten más de lo que toca.

Eso sin contar que el precio varía dependiendo de los quilates del oro
Claro, no se paga igual un oro de 18 que uno de 14 y en eso también hay que saber de quién se puede o se debe fiar uno. Nosotros somos joyeros ante todo, conocemos, tratamos y reconocemos el oro y las piezas por tanto podemos hacer una valoración justa para el vendedor y también para el comprador. Es importante a la hora de hacer una transacción que uno tenga claro que la quiere hacer, que es el momento de hacerla, porque dado que el oro suele subir de precio, lo más recomendable es que uno espere todo lo posible antes de vender.

¿Qué recomendarías a alguien que quiera vender oro o alguna joya?
Que acuda a un lugar de confianza, que compare precios finales, que exija tener a la vista tanto la báscula como la calculadora y que desconfíe de precios excesivamente altos, que piensen que esto es un negocio y por tanto nadie les va a pagar duros a cuatro pesetas.