Los ciudadanos de Oliva no piden grandes proyectos sino soluciones inmediatas. Han pasado 7 meses desde que se convirtiera en alcalde de Oliva, cabeza visible de uno de los gobiernos más mayoritarios de la ciudad de Oliva y es momento de conocer cómo se desarrolla su acción de gobierno y cuáles son sus prioridades, algo que nos cuenta el alcalde en esta entrevista ">

Entrevista en el periódico 7 1/2 Noticias a David González, alcalde de Oliva


Viernes, 22 de Febrero de 2013

 
Entrevista en el periódico 7 1/2 Noticias a David González, alcalde de Oliva
Los ciudadanos de Oliva no piden grandes proyectos sino soluciones inmediatas.
Han pasado 7 meses desde que se convirtiera en alcalde de Oliva, cabeza visible de uno de los gobiernos más mayoritarios de la ciudad de Oliva y es momento de conocer cómo se desarrolla su acción de gobierno y cuáles son sus prioridades, algo que nos cuenta el alcalde en esta entrevista

Sr. Alcalde, si tuviéramos que hacer una fotografía de la ciudad en estos momentos, ¿qué veríamos?
Oliva es una ciudad que está sufriendo, al igual que todo el País a lo largo y ancho del mismo, el problema generalizado del paro, lo que nos sitúa en una situación dramática. Desde el gobierno, desde hace  meses que lo ostentamos, estamos contribuyendo a generar una economía más dinámica para luchar contra el paro. Hace 7 meses nos encontramos con una situación muy lamentable porque pese a que el anterior gobierno hablaba de que se hacía mucha faena, lo cierto es que encontramos muchos trámites iniciados pero no acabados y muchos temas paralizados completamente. Ahora mismo estoy muy satisfecho de presidir un gobierno de 14 personas todas concienciadas en la necesidad de trabajar para sacar a delante la ciudad de Oliva.

Sr. Alcalde, un gobierno de 14 personas, 4 formaciones políticas, casi de concentración. ¿Es complicado llegar a acuerdos, cual es la dinámica de trabajo con formaciones políticas con ideologías a veces tan dispares?
Yo creo que en realidad es lo que está pidiendo la ciudadanía, que durante una época aparquemos las diferencias políticas, que trabajemos cada uno desde su ideología pero encontrando puntos de encuentro, sobre todo después de las elecciones donde en Oliva nos encontramos con un panorama muy fragmentado. Tres fuerzas políticas con 7, 6 y 5 concejales y dos partidos políticos con representación también en el consistorio. Lo lógico por tanto es dar participación a cuanta más gente mejor, algo que el anterior ejecutivo no supo hacer. Es cierto que somos muchos partidos pero también es relativamente fácil, sobre todo porque nos basamos en la disciplina y en el objetivo común de trabajar por y para Oliva.

Hablamos de un gobierno de 4 y parece imposible que sea de 5 ya que el PP sigue en la oposición. ¿Son tan malas las relaciones entre gobierno y oposición como desde fuera se ve?
Sí, son así, son prácticamente inexistentes. Hay algún contacto con alguno de los concejales pero básicamente no hay ningún puente, no hay ninguna relación. La oposición que está haciendo en este momento el PP no es una oposición contundente ni constructiva, está orientada a la obstrucción de la administración y ante esto nosotros no podemos más que dejar de lado esas diferencias gratuitas y dedicarnos a trabajar para u por los ciudadanos de Oliva.

Llevan ustedes ya 7 meses y por tanto ya tienen claras sus líneas de actuación, ¿cuáles son?
Nosotros en primer lugar estamos trabajando para generar las condiciones para tener una economía mucho más dinámica en muchos sectores. Nosotros no podemos decir que desde los ayuntamientos se acaba con el paro porque es mentir, pero sí podemos generar las condiciones para tener mayores cotas de bienestar económico. Por ello tenemos que tener claros cuales son nuestros sectores más productivos, por un lado tenemos el turismo que es un objetivo fundamental para que sea un departamento con políticas transversales porque turismo puede ser todo, la cultura, el deporte, los espacios naturales, el comercio, etc. Por eso se intenta que Oliva sea un destino turístico los 365 días del año. La dinamización del sector agrícola también es fundamental por ello estamos elaborando un plan de usos que será fundamental para el sector y para la ciudad. Otro de los sectores es el comercial y por ello estamos aplicando el plan de acción comercial y se está consiguiendo captando nichos de mercado que pierden otras ciudades. Se trabaja para que los polígonos industriales tengan mejores condiciones para atraer a más industrias, etc.
Esta es sin lugar a dudas nuestra obsesión poder generar el clima y las sinergias necesarias para mejorar el sistema económico y todo lo que genera economía en positivo.

Pero además ustedes tienen también prioridades en otros sentidos, como por ejemplo el urbanístico

Sin lugar a dudas la ordenación de territorio es otra de las líneas básicas de trabajo de este gobierno. En estos momentos tenemos un documento aprobado en pleno al que se han presentado modificaciones como es el Plan General de Ordenación Urbana, hemos hecho varias visitas a la Consellería de Territorio para que establezca las líneas básicas de ordenación de nuestra ciudad. El PGOU está aprobado desde abril de 2011 pero lleva un año en Consellería y nadie se ha preocupado por él en este tiempo. Nosotros ya lo hemos hecho y estamos a la espera de respuesta. Pero hay otras cuestiones importantes como la finalización y recepción de diferentes urbanizaciones, no solo Aigua Blanca IV que también, pero hay más. Además hay proyectos importantes como la maya ciclista de Oliva que es un proyecto ambicioso que puede ser también una fórmula de poner en valor recursos turísticos y de movilidad.

¿Y en cuestiones económicas?
Es otra de las líneas fundamentales, Oliva no tenía un déficit demasiado grande pero es cierto que hay que racionalizar el gasto y sobre todo hay que ser conscientes que los ingresos son cada vez menores y por tanto hay que buscar otras fórmulas, porque tampoco se pueden tocar los impuestos de los ciudadanos y en eso estamos, racionalizando el gasto y la gestión. Me consta que se está consiguiendo porque por ejemplo los proveedores están cobrando dentro de los límites que marca la ley, tenemos que acabar con el déficit estructural y estamos en el camino.

El presupuesto es ajustado pero hay temas en los que tenemos que mantener los recursos como es la parte de políticas sociales. También tenemos novedades en el plan de ocupación, en 2012 no teníamos el que nos gustaba pero no había posibilidades de más y ahora podemos hacer cambios.

En esta nueva etapa, usted insistía en mejorar la atención al ciudadano
Sí, es una de las prioridades. Tenemos que mejorar en la organización, tenemos que mejorar en la atención al ciudadano y sobre todo tenemos que conseguir que los ciudadanos no tarden tanto en obtener respuesta, que no tengan que hacer tantos trámites para conseguir respuestas. Mire, yo dedico buena parte de la mañana a atender a los ciudadanos porque hay que mantener el pulso de la actualidad y porque los pequeños problemas de los ciudadanos han de recibir respuesta inmediata.

¿Hay alguna medida económica especialmente importante?
Todas lo son, por ejemplo el plan de ahorro energético va a ser importante, pero dada nuestra situación, cualquier posibilidad de ahorro o mejora es importante.

En cuestión de infraestructuras Oliva sigue teniendo asignaturas pendientes como el tren de la costa o la circunvalación, ¿cómo los ve?
Sinceramente nunca me ha parecido que hubiera un interés real para desarrollar estos proyectos, la prueba es que nunca se les destinó una partida económica clara en los presupuestos. A pesar de ello son proyectos importantísimos para Oliva pero no confío en que se vayan a desarrollar a corto plazo. Pero no crea que porque no confíe en su finalización inmediata no sigo insistiendo. Lo hago, ahora mismo estoy pendiente de una entrevista en el Ministerio en Madrid y seguiré ejerciendo cuanta presión sea posible.

Y en otros temas como Aigua Blanca IV, ¿cómo estamos?
La verdad es que estamos en una situación complicada. No podemos hacer las cosas tan mal como se hicieron. Se está trabajando intensamente para poder solucionar el problema. En este momento estamos a la espera de un estudio que se ha encargado a dos empresas externas para saber al 100% cómo está la urbanización para saber qué tenemos que hacer y cómo podemos reclamar, si es que podemos, a lo que queda de la empresa constructora. No podemos pedir más paciencia a los propietarios, hemos de darles soluciones que pasan por acabar la urbanización de la mejor manera para ellos y para el consistorio.

¿Qué cree que los ciudadanos de Oliva le piden a su gobierno?
Estoy convencido que piden soluciones a sus problemas más cercanos y sobre todo piden trabajo, piden que los políticos aparquen sus diferencias y que trabajen conjuntamente por el bien de la ciudad. Piden que su ciudad tenga más proyección, que sobrepase la comarca y que seamos mucho más eficientes y rápidos a la hora de solucionar sus problemas. No creo que sea momento de grandes proyectos, creo que los ciudadanos demandan más soluciones que grandes proyectos.