“Hablar de sucesión en el PP en estos momentos es demasiado atrevido” Es el coordinador de gobierno y concejal de modernización y administración pública. Una de las caras jóvenes del gobierno popular de Gandia y ahora además secretario general del PP, algo que según muchos le consolida como el valor en alza en el PP y en la política local. Joven, comprometido y claro en su discurso, en esta entrevista desgrana sueños y realidades y analiza tanto al partido al que pertenece como la situación en la que se encuentra la ciudad. ">

Entrevista en el periódico 7 1/2 Noticias Víctor Soler, Secretario General del Partido Popular en Gandia


Viernes, 5 de Abril de 2013

 
Entrevista en el periódico 7 1/2 Noticias Víctor Soler, Secretario General del Partido Popular en Gandia
“Hablar de sucesión en el PP en estos momentos es demasiado atrevido”
Es el coordinador de gobierno y concejal de modernización y administración pública. Una de las caras jóvenes del gobierno popular de Gandia y ahora además secretario general del PP, algo que según muchos le consolida como el valor en alza en el PP y en la política local. Joven, comprometido y claro en su discurso, en esta entrevista desgrana sueños y realidades y analiza tanto al partido al que pertenece como la situación en la que se encuentra la ciudad.
Usted es concejal y portavoz del gobierno en el Ayuntamiento de Gandia y ahora, desde hace unos días, secretario general de su partido. ¿Cómo sienta esto?
La verdad es que sienta muy bien. Es un gran reto. Yo me afilié al PP con 18 años y llegar ahora a ser el número dos de esta organización para mi es un motivo de orgullo puesto que somos el primer partido en masa social, en número de afiliados, el partido en el gobierno y además un partido en nuestra ciudad con mucha solera por el que han pasado grandes personas y grandes políticos. Por ello es un gran reto, una gran responsabilidad y un gran reto que asumo con responsabilidad y con ilusión. La coyuntura no es la mejor por las circunstancias sociales porque además de la crisis económica estamos en una crisis de valores en la que los políticos no somos precisamente bien vistos pero somos un gran partido que afronta retos, ahora desde el gobierno y para mí también es un gran reto.

¿Cómo se debe interpretar este nuevo cargo y este ascenso de Víctor Soler?
Yo creo que como una consecuencia lógica del desarrollo político de una persona pero también de una organización. Hace 3 años hubo un proceso de renovación importante que yo creo que ayudo de forma importante al éxito electoral y lo que se ha hecho en este congreso no es otra cosa que culminar esa idea, ese proceso. Las personas son importantes en los partidos, pero también lo son las ideas y por ello es necesaria la renovación. El proceso que ahora culmina es una combinación de experiencia y juventud que yo creo es la clave del éxito porque las personas que llevan muchos años son necesarias en muchos momentos. Nosotros pensamos que la política no es una ocupación perenne, los partidos en los que las personas se eternizan no evolucionan y eso en Gandia lo vemos en el PSOE. Yo invitaría a las otras formaciones políticas que inicien su proceso de renovación, porque cuando uno lleva 8, 12, 20 años en política ya no puede aportar y eso se nota, los ciudadanos lo notan. La renovación es necesaria.

Como secretario general, ¿cuál es su labor en el partido?
Fundamentalmente la coordinación entre todas las áreas, llevar la gestión del día a día del partido, atender a todos los miembros de la ejecutiva y por supuesto a todos los afiliados y hacer todo el trabajo que se conoce como el mantenimiento de la fontanería interna del partido y también sustituir al presidente cuando éste no esté. Apagar fuegos, alentar otros,  es una labor difícil porque no es visible y se trata de solucionar fundamentalmente problemas, es algo poco visible pero necesario y ahora quiero aprovechar para felicitar a Guillermo Barber que ha hecho una magnífica labor durante estos tres años. El Secretario es al que llaman para solucionar problemas constantemente y por eso requiere de una atención a tiempo completo, sin horario, pero a la vez es un trabajo gratificante.

Asegura usted que llegar a la secretaria es algo natural por la trayectoria. Sumando eso al anuncio de Arturo Torró de su intención de no volver a presentarse a la presidencia del partico, ¿se ha de suponer que es usted el sucesor natural de Arturo Torró?
No, esa sería una suposición precipitada. No voy a negar que me gustaría, con el tiempo, llegar a ser el presidente y líder del partido, pero creo que hablar de ello en estos momentos es atrevido y precipitado. Ahora mi tiempo está dedicado al 100% a la concejalía y a la secretaría, por tanto no tengo tiempo para pensar en sucesiones.

Un cargo como el de secretario general supone mucho trabajo y dedicación, y a ello hay que sumarle que usted tiene no pocas responsabilidades en el gobierno. ¿Hay tiempo para todo?
Es complicado, no crea, pero con una buena agenda, una buena planificación y sobre todo con el apoyo de un gran equipo como el que tengo es posible. Claro que necesita de una dedicación absoluta porque mi primera prioridad es la concejalía y el gobierno de la ciudad y luego hay que dedicar el resto del tiempo, es decir, alguna tarde los fines de semana y los festivos que se puede, al partido y al final no hay nada más. Pero que nadie piense que es un sacrificio, nadie nos obliga a ser políticos, lo somos porque queremos y el que es responsable sabe que el cargo conlleva este trabajo y una dedicación completa.

Hablando de la política, los políticos y la obligatoriedad o no del cargo. ¿No cree que dadas las actuales circunstancias tanto políticos como ciudadanos han de replantearse la concepción y el papel de los políticos?
Claro, y ahí entronca directamente lo que hablábamos de la renovación. Seguimos con unos parámetros que creo que entroncan más con la concepción de la realidad de los años ochenta que del actual siglo. Los políticos son necesarios, lo creo sinceramente, pero lo que debemos hacer los políticos es estar a la altura de las circunstancias y ser responsables y  honrados con nuestro trabajo. Dicho esto he de decir que la gran mayoría, por no decir todos los políticos que conozco son honrados, no viven de la política y dedican todo su tiempo y esfuerzo en trabajar por la sociedad a costa de la familia, los amigos y la vida privada. Concejales de pueblos pequeños y medianos, alcaldes, oposición, que no cobran por su trabajo y que trabajan casi todas las horas del día y que pese a ese gran esfuerzo que realizan, por las malas prácticas de unos pocos, ven cómo su trabajo no es reconocido. Y hablo de políticos de todas las ideologías. Creo que no debemos ni podemos generalizar. Creo que por este camino corremos el riesgo de que la única salida que nos quede no sea democrática. Creo que los políticos hemos de hacer un gran esfuerzo por mostrar transparencia y recuperar la confianza de los ciudadanos, pero creo que la sociedad también ha de aprender a no generalizar y a mirar con nitidez lo que tiene delante.

¿Cómo está Gandia desde el punto de vista de su teniente de alcalde?
Gandia está dentro de los parámetros y el contexto generales y europeos, aun así creo que los datos que manejamos nos hacen mirar el futuro con optimismo. El primer problema sin lugar a dudas es el paro, nosotros estamos por debajo de las tasas de paro de la Generalitat, pero esto no es suficiente. Tenemos un plan de empleo muy ambicioso que está empezando a dar frutos. Por otro lado el otro gran problema es el económico, conseguir el equilibrio presupuestario porque nos encontramos unas arcas más que ruinosas y ha habido que hacer un gran esfuerzo. Se puede conseguir pero es complicado, se puede y la prueba son gestiones como la de las escoletes, el urbanet, etc., pero también hay que tener clara otra línea fundamental del gobierno que es potenciar las políticas sociales que son fundamentales para este gobierno. Eso se hace con el trabajo de la hormiga, exprimiendo hasta el último céntimo y sobre todo con una visión de futuro, porque nuestro plan financiero, a consecuencia de la situación económica que nos encontramos no se puede llevar a cabo ni en uno ni en dos años, es un plan hasta 2020, pero creo que es un buen plan.

¿Y el papel de la oposición?
Creo que no sería justo englobar a los dos grupos en el mismo saco. Por un lado está el PSOE que es un partido sin identidad, sin proyecto de ciudad y sin líder, sin candidato. Según en la comisión que estés y la persona del PSOE que vaya dice una cosa u otra. Han entrado en una guerra cainita por la sucesión de Orengo y el que debería llevar un poco ese papel de conductor hacia una nueva organización está todos los días en valencia como diputado provincial y no ejerce su portavocía en Gandia. Eso se traduce en una difamación constante, en la crítica por la crítica y en la mentira constante y en el mensaje difuso. No aportan en positivo y eso lo tengo que condenar y lamentar porque en política no se está para eso y menos obviando la responsabilidad que ha tenido en la ciudad durante 28 años. Por otro lado está Compromís que creo que se está encontrando. Tiene ya una líder o que pretende serlo que es Lorena Milvaques, pero creo que esa búsqueda de líder les ha llevado a la radicalización y creo que eso les está haciendo perder adeptos. Creo que necesitan madurar más, pero a pesar de ello he de reconocer que sí aportan. Desde su punto de vista, pero aportan, algo que no ha hecho en ningún momento el PSOE en nuestra ciudad en esta legislatura.

Para finalizar: Cuál va a ser su trabajo a partir de ahora
Cómo gobierno cumplir al máximo con nuestro programa electoral, mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos, generar expectativas de empleo para nuestros vecinos y dejar la ciudad mejor de lo que nos la encontramos cuando accedimos al gobierno. Sobre todo que la gente de Gandia esté satisfecha con su gobierno, con su alcalde y con unos concejales que trabajamos al máximo para cumplir con ellos.
Como secretario general, mi reto y mi ambición es no solo revalidar la mayoría absoluta sino ampliarla en el 2015. Continuar con el actual partido, la primera fuerza política de Gandia, muy unido, con un líder y un candidato claro, con ideas, personas capaces de llevarlas a cabo y sobre todo con un claro proyecto de ciudad que es algo que nos diferencia de las demás fuerzas políticas. Un proyecto claro y gente capaz y dispuesta a llevarlo a cabo.