“Mi padre escribió música para todo el que se la pidió” El pasado 10 de abril habría cumplido 100 años, excusa que se ha utilizado para rendir un más que merecido homenaje a un gran músico y gran persona que pasó una buena parte de su vida en Gandia o vinculado a la Safor y cuya actuación supuso un importante revulsivo en la música en municipios como Sax o Rótova, entre otros. Compositor prolífico, entre su repertorio figuran pasodobles sajeños, pasodobles, una misa en Fa Mayor, la primera que se compuso en España, óperas, zarzuelas, etc. Desatacamos, el pasodoble Onda Naranaja que compuso para la emisora, o el Oliva 1990 con el que se abren las fiestas de moros y cristianos cada año. Con motivo de esta efeméride, hablamos con Josemi Villar, su hijo, quien nos ayuda a recordar cómo fue la vida del Maestro Villar y los aspectos más destacados de su actividad creativa. ">

Entrevista en el periódico 7 1/2 Noticias a Josemi Villar, hijo del Maestro Villar


Viernes, 19 de Abril de 2013

 
Entrevista en el periódico 7 1/2 Noticias a Josemi Villar, hijo del Maestro Villar
“Mi padre escribió música para todo el que se la pidió”

El pasado 10 de abril habría cumplido 100 años, excusa que se ha utilizado para rendir un más que merecido homenaje a un gran músico y gran persona que pasó una buena parte de su vida en Gandia o vinculado a la Safor y cuya actuación supuso un importante revulsivo en la música en municipios como Sax o Rótova, entre otros. Compositor prolífico, entre su repertorio figuran pasodobles sajeños, pasodobles, una misa en Fa Mayor, la primera que se compuso en España, óperas, zarzuelas, etc. Desatacamos, el pasodoble Onda Naranaja que compuso para la emisora, o el Oliva 1990 con el que se abren las fiestas de moros y cristianos cada año. Con motivo de esta efeméride, hablamos con Josemi Villar, su hijo, quien nos ayuda a recordar cómo fue la vida del Maestro Villar y los aspectos más destacados de su actividad creativa.
¿Quién era y cómo era el Maestro Villar desde el punto de vista musical y también humano?
Mi padre era un enamorado de la música. Desde que yo recuerdo él intentó inculcarme la música, al igual que a mis hermanas, pero al ser ellas más mayores centró sus esperanzas en mí, esperando que fuera su sucesor. Esto he de reconocer que no le salió nada bien porque yo no soy nada virtuoso pese a que lo intenté con el requinto y el piano pero, no es lo mío. Siempre recuerdo que en casa, en la que había dos pianos, siempre me despertaba con el sonido del piano o con música sinfónica sonando en el tocadiscos.

¿De dónde le venía la afición musical a tu padre?
 Lo cierto es que a mi padre el amor por la música le llega desde muy joven pese a que no había ningún músico en la familia. Era tal su amor que siendo un niño iba de Sagunto a Valencia en bicicleta para poder estudiar música. Consiguió ser el director de banda de músico más joven de España y eso le permitió tener buenos profesores para el arte de la composición. Uno de sus maestros fue Eduardo Bort, reconocido como uno de los mejores músicos de la época.

Siempre giró todo en su vida en torno a la música
Sí, cualquier circunstancia. Mira, siendo muy joven se alistó para cumplir con el servicio militar y allí le pilló la guerra civil. Él decidió ejercer como Capitán Músico Mayor. Él contaba muchas anécdotas de aquella época y recuerdo historias de cómo iban de pueblo en pueblo animando a la gente para paliar un poco la situación dramática de la guerra. Me recuerda mucho esta parte de su vida a la película La Vaquilla de Berlanga.

Esta parte de su vida le pasó factua
Sí, incomprensiblemente porque como capitán músico no disparó ni un tiro, pero estaba en el bando republicano y efectivamente al final de la guerra lo encarcelaron pero luego lo liberaron relativamente pronto.

Esto no impidió que siguiera con su carrera musical
No, ni mucho menos, cuando termino esta fase empezó otra en la que mi padre empezó a dar clases y a dirigir bandas por toda la Comunidad Valenciana. Estuvo en Carcagente, Xeraco, Xeresa, luego nos vinimos a Gandia y desde aquí a Sax donde permaneció hasta que en 1978 se jubiló. Tras la jubilación volvió a Gandia pero siguió ejerciendo, de hecho, en 1981 se hace cargo de la Rotovense Musical y siguió en ella hasta 1986.

Es decir, una vida marcada plenamente por la música que era su oficio su afición y su devoción
Sí, de los 83 años que vivió, dedicó como mínimo 78 a la música y en ese aspecto he de reconocer que fue una persona muy afortunada porque aunque he de decir que en casa nunca sobró nada y vivimos algunos momentos con apreturas, lo cierto es que tuvo la fortuna de dedicarse a lo que más le gustaba y llenaba, a la música. A componer, a interpretar, dirigir y a enseñar, porque él tenía muy claro y así lo implantó por donde fue, cada banda de música ha de tener con ella una escuela de educandos, es la fórmula que con el tiempo se ha demostrado que funciona y que él implantó siempre allá donde fue.

Esta dedicación también marcó de alguna forma una itinerancia en vuestra vida
Sí, en cierto modo sí, porque aunque yo solo viví dos desplazamientos, mis hermanas sí que vivieron más y es que en la época mi padre iba allá donde había plaza de profesor de música o de director de banda de música y eso le llevó a transitar por diferentes municipios hasta que llegó a Sax y allí finalizó su vida profesional, aunque como he dicho, después siguió con la música en Rotova y la Safor casi hasta el final de sus días.

¿Sax fue quizás el lugar en el que más tiempo estuvo, cómo llegó a trabajar y vivir allí?
Fue algo casual. Dos personas vinieron a casa a encargarle un pasodoble para Sax, Garibaldino y Olé. Lo cierto es que la composición les gustó mucho y por mediación de estas personas, Joaquín Barceló  y Luís Barceló, se mantuvieron una serie de contactos y al final nos fuimos allí para que mi padre se hiciera cargo de la Banda de Música. Ahora suena muy bien, pero en aquel momento no conocíamos Sax, es más, nos parecía que era el fin del mundo, un pueblo muy pequeño…, pero lo cierto es que una vez allí nos dimos cuenta que era una población emergente con una más que prometedora industria. Como anécdota te diré que recuerdo perfectamente que en el traslado se rompió la vajilla y al llegar nos regalaron una.

Esa fue la época más prolífica del Maestro
Sí, yo creo que sí. Fue la más prolífica y la más creativa porque fue mucho el trabajo que hubo que hacer. Una banda que estaba prácticamente deshecha y que se convirtió en una de las más importantes. Consiguió instrumentos nuevos, porque los que tenían eran de diapasón brillante y no servían para la banda. Además los uniformó y siguiendo su máxima, la dotó de una escuela de educandos, porque como él decía, toda banda ha de tener a su lado una escuela de la que nutrirse. Se integró plenamente en Sax y se hizo querer por el municipio que vive y siente su música hoy todavía.

Además tiene composiciones muy diversas y variadas
Compuso casi de todo, pasodobles, que curiosamente por las características que tenían se llaman sajeños por el gentilicio de Sax, otro tipo de pasodobles, ópera, poemas sinfónicos, zarzuela y la primera misa cantada en Fa Mayor, que hoy todavía se interpreta cada 3 de febrero en honor a San Blas.

¿Por qué pasodoble sajeño?
Bueno, es una apoderación del pasodoble que el Maestro Villar hizo para ellos. Sax es un municipio que vive intensamente la fiesta de Moros y Cristianos y las composiciones que hizo, como el primer pasodobles de Garibaldino y Olé, como era para una comparsa se vio moralmente obligado a poco a poco hacer pasodobles con marcados ritmos moros o cristianos y que se han pasado a denominar sajeños. Pero también tiene otra serie de pasodobles para muchos pueblos de la Comunidad Valenciana y tienen todos una curiosa característica, que en algún momento contienen algunas notas del Himno Regional.

Hizo composiciones para casi todos los pueblos de la Safor
Sí, para casi todos los pueblos por no decir para todos, porque él siempre que le pedían una composición, más pronto o más tarde la hacía. Tiene composiciones para muchos municipios, para personas, instituciones, entidades.  Para Daniel Clar hizo la suite Cullera Bahía de los Naranjos, hizo un pasodoble para su hija, le dedicó un pasodoble al Profesor Broseta del que era muy amigo, una suite gastronómica porque le gustaba mucho comer.  La verdad es que en esa época en Sax estaba muy a gusto, estaba pagado con su banda de música, con su escuela de educandos, disfrutaba con lo que hacía y tenía tiempo y eso se notó en sus composiciones.

También hizo pasodobles para casi todos los municipios de la Safor
Sí, ya jubilado hizo muchas composiciones, casi todos o todos los municipios tienen pasodobles de mi padre, algunos como Oliva utilizan su pasodoble para abrir las fiestas de Moros y Cristianos, también hizo uno para Onda Naranja. Él siempre llevaba papel pautado encima y un lápiz y en cualquier lugar escribía, porque la inspiración y las ideas vienen cuando vienen. Escribía mientras pescaba, viendo el fútbol, incluso en sus últimos días, cuando estaba muy enfermo ya en el Hospital, me  pidió papel y lápiz para escribir música.

Qué supone para vosotros esta efeméride
La verdad es que ya le han hecho otros homenajes en Sax, en Gandia, en Xeraco, en Rótova. Como su hijo, es un orgullo que todavía se le recuerde y se le quiera y por supuesto que consideramos que estos homenajes hacen que siga presente, aunque he de reconocer que en muchos pasacalles suenan piezas suyas y así es como mejor se hace presente entre nosotros.