Entrevista en el periódico 7 1/2 NOTICIAS a María Sanchis Simó, madrina de la Semana Santa de Gandia 2014


Viernes, 26 de Julio de 2013

 
Entrevista en el periódico 7 1/2 NOTICIAS a María Sanchis Simó, madrina de la Semana Santa de Gandia 2014

“Viviré esta Semana Santa con mayor intensidad pero con el mismo sentimiento”

Acaba de estrenar el cargo, lo hace con la ilusión que viene de convertirse en la máxima representante de un colectivo tan amplio y significativo como es la Semana Santa de Gandia. Hace casi un mes que la designaron “por sorpresa” como Madrina de la Semana Santa y no ha parado de recibir felicitaciones y muestras de cariño tales que la tienen un poco abrumada. A pesar de ello, ha encontrado un hueco para, venciendo sus nervios y timidez, concedernos esta entrevista en la que nos cuenta qué supone para ella este ansiado cargo.

María, en primer lugar queremos felicitarte por el cargo, porque supongo que es de aquellos cargos que llegan por sorpresa y se reciben con alegría.
Muchas gracias.  Sí, la verdad es que se reciben con alegría y con mucha ilusión, sobre todo porque aunque es algo que siempre piensas que te gustaría que llegara a tu vida, lo cierto es que nunca pensé que se haría realidad y menos ahora. Yo no me lo esperaba para nada este nombramiento.

Ha sido por tanto una sorpresa para ti
Sí, ha sido una sorpresa porque además yo no sospechaba absolutamente nada. La Semana Santa lo suele llevar bastante en secreto y en este caso lo sabía Mª José, la presidenta y se lo comentó a mi familia, pero lo cierto es que yo no supe ni sospeché nada hasta que no vinieron a pedírmelo.

¿María, cómo te pidieron que fueras la Madrina de la Semana Santa y qué es lo primero que se te vino a la cabeza?
Vinieron a casa Mª José que es la presidenta, Emili Ripoll que es el secretario y el vicepresidente Ricardo Pérez Gea que es de mi hermandad, la del Cristo del Silencio y lo cierto es que me sorprendió mucho verlos en casa. Es cierto que en otro ámbito y entorno no me habría sorprendido, pero en casa, todos juntos en un día que no tenía un significado especial, era algo raro. Me dijeron que si quería ser la Madrina de la Semana Santa y lo cierto es que lo primero que me pasó por la cabeza fue la responsabilidad que el cargo suponía. Ellos me tranquilizaron y me aseguraron que estaban convencidos de que podría hacerlo bien y entonces acepté. He de reconocer que la responsabilidad pesa y es importante, pero también he de reconocer que en ningún momento consideré la posibilidad de decir que no al cargo.

Vives la Semana Santa de Gandia desde pequeña, en una familia muy implicada en tu Hermandad y también en la Junta Mayor. ¿Eso hace que pensaras en la posibilidad de ser Madrina?
No, nunca. Jamás se me había pasado por la cabeza. Lo veía una cosa de tanta responsabilidad que nunca, nunca, nunca pensé que podría ser yo. Ni siquiera cuando me pidieron que fuera camarera de mi Hermandad, ni en ese momento pensé en ser Madrina. Y eso que es cierto que estoy muy vinculada con la Semana Santa y mi familia también, pero ha sido algo totalmente inesperado.

En qué consiste tu vínculo con la Semana Santa
Estoy muy vinculada e implicada sobre todo con mi Hermandad, la del Cristo del Silencio. He sido seis años su camarera, este año acababa con el mandato. Además mi padre ha sido Hermano Mayor de la Hermandad y estuvo como secretario en la Junta Mayor de Hermandades de la Semana Santa durante el mandato de Jesús Montolío.

¿Qué significa para ti ser la Madrina de la Semana Santa?
Es el poder expresar lo que siente y poder estar delante de todos los ciudadanos reconociendo con orgullo e implicación que representas a la Semana Santa de Gandia y todo lo que ello implica.

Ser la máxima representante de este colectivo siendo joven cuando parece que los jóvenes no se comprometen con las responsabilidades y menos cuando supone reconocer que se tiene un profundo sentimiento religioso, suena algo raro hoy en día
Yo creo que no es algo que cueste tanto hoy en día. Sí es cierto que durante un tiempo era difícil que la gente joven se implicara en la Semana Santa y que declarara abiertamente su religiosidad, pero también creo que eso ha pasado a ser más un estereotipo que una realidad. Yo creo que esa tendencia ya no es una realidad, cada vez somos más jóvenes los que estamos en la Semana Santa de forma comprometida y además creo que nada tiene que ver la edad con vivir una religiosidad y hacerlo de forma pública. Afortunadamente eso ya pasó y ahora se está haciendo un trabajo y una labor encomiable por parte de la Junta Mayor para que los jóvenes tengamos nuestro sitio en la Semana Santa. Hace ya dos años, Mª José Tarrazó Martí, que fue Madrina de la Semana Santa, hizo un esfuerzo por conformar un colectivo joven de personas que vivimos la Semana Santa y al principio éramos pocos, pero lo cierto es que ahora cada vez somos más.

Eso quiere decir que como Madrina, parte de tu papel es aglutinar a la gente joven
Bueno, yo creo que sí. Ese es un papel que Mª José realizó de forma muy acertada y a mi me gustaría mucho poder seguir en la misma línea. Una Madrina ha de ser mucho más que representar un colectivo, ha de implicarse al máximo y creo que de eso en Gandia tenemos muchos ejemplos a seguir.

Mujer, Joven y en la Semana Santa. ¿Cómo ves el papel de la juventud y la mujer en la Semana Santa de Gandia?
Yo creo que hay que diferenciar entre jóvenes y mujeres. La Mujer creo que está plenamente integrada hoy en día en todos los ámbitos de la sociedad y por tanto en la Semana Santa de Gandia también, es algo que creo que está totalmente asumido y normalizado. En cuanto a los jóvenes, creo que durante un tiempo les ha faltado un espacio pero ahora creo que lo tenemos y que cada vez somos más jóvenes los que vivimos con fervor e implicación todos y cada uno de los actos de la Semana Santa y creo además que eso está bien.

¿Cuál es el acto que esperas vivir de forma especial este año?
He de reconocer que a mi la parte que más me gusta de nuestra Semana Santa es la de la acción social y este año creo que los viviré de forma más intensa y los espero con ilusión. En cuanto al resto de actos, por la Hermandad a la que pertenezco, siempre he vivido el miércoles Santo de una forma especial por la promesa de silencio que realiza mi Hermandad y la verdad es que este año no sé cómo será vivirla desde fuera de la Hermandad, quizás por eso me llama la atención ese día, pero creo que tenemos una Semana Santa muy grande, por fervor, por imaginería, por actos y creo que la viviré toda ellas con la misma intensidad e ilusión.