“Queremos involucrar a toda la sociedad porque todos somos afectados” Es la cuarta edición de este festival que nació para agradecer la ayuda y el apoyo que la residencia oncológica infantil de Valencia prestó durante años a una de las familias que forman parte de la asociación. Una asociación cuya única finalidad es la de recoger dinero para esta residencia infantil y para ello organizan un festival, que pese a tener tan solo cuatro años de vida, ya es una cita ineludible para la sociedad solidaria de la comarca de la Safor. Para explicarnos la edición de este año, nos han concedido una entrevista Andrés Maraboto de Alma de Acero y Pepe Fernández, de Wonderwall. ">

Entrevista en el 7 1/2 Noticias a Alma de Acero, festival benéfico


Viernes, 25 de Octubre de 2013

 
Entrevista en el 7 1/2 Noticias a Alma de Acero, festival benéfico
“Queremos involucrar a toda la sociedad porque todos somos afectados”
Es la cuarta edición de este festival que nació para agradecer la ayuda y el apoyo que la residencia oncológica infantil de Valencia prestó durante años a una de las familias que forman parte de la asociación. Una asociación cuya única finalidad es la de recoger dinero para esta residencia infantil y para ello organizan un festival, que pese a tener tan solo cuatro años de vida, ya es una cita ineludible para la sociedad solidaria de la comarca de la Safor. Para explicarnos la edición de este año, nos han concedido una entrevista Andrés Maraboto de Alma de Acero y Pepe Fernández, de Wonderwall.
Andrés, yo creo que ya no hay nadie que no conozca quienes sois y qué hacéis en Alma de Acero, pero por si hay algún despistado, recuérdanoslo
Somos en realidad una asociación benéfica que se dedica a recoger o recaudar dinero para la residencia oncológica infantil de Valencia que se sostiene a base de donaciones, porque no tiene subvenciones y pensamos que realiza una labor fundamental dado que permite a los niños que están en tratamiento de cáncer con quimio o radioterapia, poder tener un lugar en el que estar con un ambiente no agresivo con otros niños como ellos, con sus padres y con una, entre comillas, mejor calidad de vida. Una mejora calidad de vida para cualquier persona o familia que pase por esas terribles circunstancias sin que importe las posibilidades económicas que tenga.

Intentar normalizar en la medida de lo posible la situación.
Efectivamente, porque cuando estás en una situación difícil de entender, y esto del cáncer no lo puede entender nadie, ni grande ni pequeño, encontrarte rodeado de personas que están en tu misma situación ayuda a ver que no estás solo y en estas residencias lo que se intenta es que la recuperación sea en grupo, compartiendo. Que reciban el cariño y la comprensión de personas que están acostumbradas a vivir y convivir con esta enfermedad. Gente que es consciente de que estos niños están enfermos pero tienen que estudiar, tienen que jugar, tienen que jugar con otros niños, tienen que interrelacionarse y que no tienen que quedarse aislados porque bastante tienen con tener esta enfermedad.

Por qué Alma de Acero y por qué para esta residencia oncológica infantil
Mira, nosotros nacemos hace algo más de 3 años y medio y decidimos constituirnos como asociación porque desgraciadamente nosotros conocemos muy bien esta residencia ya que durante 7 años estuvo luchando contra el cáncer la hija de uno de nuestros compañeros y al final la perdimos y prácticamente el mismo día del entierro pensamos que teníamos que encontrar la forma de darle a esta residencia las gracias y nuestro apoyo por la ayuda que prestaron a esta niña. Así nació la idea del primer festival y el apoyo de la gente de la Safor fue tan grande y tan rotundo, tanto dentro del mundo de las motos porque muchos somos motoristas, pero también en otros ámbitos.

Al principio se os vinculaba mucho con el mundo de la moto, ¿ya no?
Es cierto que al principio se nos vinculaba con las motos porque somos y seguiremos siendo moteros muchos de nosotros, pero esto de la solidaridad no entiende de gustos ni aficiones. Esto va de ayudar, de colaborar y comprometerse y eso no puede ser para un grupo determinado. Nosotros queremos la ayuda y colaboración de todos, independientemente de sus gustos o aficiones, porque además, el Cáncer no entiende de distinciones de ningún tipo.

¿Ha cambiado mucho el festival desde la primera edición?
Claro, pero porque hemos ido creciendo, hemos ido evolucionando y hemos ido aprendiendo de los errores, que es como mejor se crece. Así hemos llegado hasta aquí, hasta esta cuarta edición con un programa muy potente, con una propuesta muy completa y un tanto arriesgada con la que queremos llegar a más público y sobre todo a gente de muchas edades y aficiones diferentes.

¿Por eso la vinculación con Wonderwall?
Bueno, por eso y porque nosotros siempre recurrimos a toda la gente que quiera unirse a nosotros y colaborar por nuestra causa y ellos se han prestado. Mira, el año pasado cuando hicimos el tercer festival y tomamos la decisión de que se centrara en que fuera algo abierto para todos los públicos, nos centramos en las familias y los niños, pero pensamos que nos habíamos olvidado de una parte importante, que era la juventud. Además sabemos  que los jóvenes cuando se ponen a ser solidarios no hay quien les gane y solo necesitan una motivación. A partir de ahí, para encontrar algo o alguien que pudiera cumplir esas expectativas nos pusimos en contacto con los amigos de wonderwall y nos dijeron que sí sin problemas, lo que quiero agradecerles porque nos han dado todas las facilidades posibles. La entrada va a ser gratuita y eso es posible por el enorme esfuerzo que han hecho.

Pepe Fernández, de Wonderwall, cuéntanos cómo se inicia esta relación con Alma de Acero
Yo solo soy una parte de Wonderwall, mi socio y amigo Nacho es quien al ser de aquí, tiene más relaciones y contactos y es con quien se ponen de acuerdo para colaborar. Él me lo dice una tarde y yo pensé: niños, enfermos, cáncer, Gandia que tanto nos ha dado…, y de inmediato dije “tenemos que estar ahí”. Y aquí estamos, dispuestos a reproducir toda la magia del Wonderwall en un entorno tan mágico como el nuestro pero el viernes 1 de noviembre y en el puerto.

¿Cuál es la idea que teneis?
Trasladar un poquito la fiesta, el buen ambiente y la magia de todas las tardes/noches de este verano pero a la plaza del puerto para que la gente se divierta y además puedan comprar algunas camisetas, poner algunas monedas y colaborar. Por supuesto que lo primero es agradecer a todos nuestros artistas que hayan querido participar en esta velada que va a ser mágica

¿Qué nos vais a ofrecer?
Nosotros hemos intentado que en las cinco o cinco horas y media que vamos a estar recrear el ambiente y evidentemente traer a nuestros artistas, empezando por Potenza Group que son nuestros residentes, desde Valencia viene Sumisión DJ y Dj de Kapital, una de las discotecas importantes de Madrid. Y por supuesto J.P. Candela que va a estar con nosotros como uno de nuestros residentes y estrella que no ha querido perderse la cita. Y claro, también estarán nuestras chicas y nuestros monos. A partir de las 8 o las 8.30 estaremos allí el 1 de noviembre.

Andrés, importante colaboración, pero este festival tiene mucho más
Sí, muy importante porque teníamos la espinita clavada de que no llegábamos a esa gente joven y necesitábamos hacerlo, pero nosotros seguimos con más programación el sábado a las 10 de la mañana con el día de las familias y los niños, este año como novedad haremos campaña de kilo solidaria para la gente necesitada de Gandia, y a partir de las 11 empezamos con los espectáculos, talleres, pallasos, castillos hinchables, etc. Cuentacuentos, exhibiciones de artes marciales, exhibición de doma ecuestre, de la policía local, nacional, guardia civil, bomberos. Tenemos una actuación de un mago, Magic Borja que tiene solo 12 años. Sortearemos viajes en el barco pirata y a partir de las 20.30 ya cambiamos el ambiente y empezamos con actuaciones de los grupos de rock que son muchos y prometen buena música hasta la madrugada o hasta que nos dejen. Y el domingo seguiremos con actividades como la matinal motorista porque fue nuestro inicio y seguimos con ellos y luego más música desde las 11 de la mañana y hasta que podamos estar.

3 días de participación muy intensa y con mucha participación
Sí,  y es muy bonito porque piensa que nosotros no podemos pagar nada, todo lo hacen de forma altruista y colabora mucha gente. Cada vez que pido algo para Alma de Acero, Gandia lo da y creo que eso es muy bonito.