“El Centro Histórico siempre ha sido pionero en cuestiones comerciales y pensamos seguir siéndolo” Estamos iniciando un nuevo año y desde las pasadas Navidades todo el mundo apunta a que se empieza a notar una ligera mejoría económica en el sector comercial. Vamos, que se está comprando y vendiendo más. Hemos entrevistado al presidente de la Cooperativa Comercial de Centro Histórico de Gandia, Juanjo Pérez para que nos confirme si en Gandia se está notando esta incipiente mejoría y sobre todo las acciones que desde la Cooperativa se están emprendiendo para conseguir no solo seguir siendo pioneros, sino recuperar la senda económica y volver a ser uno de los motores de Gandia. ">

Juanjo Pérez, Presidente de la cooperativa comercial del centro histórico


Viernes, 31 de Enero de 2014

 
Juanjo Pérez, Presidente de la cooperativa comercial del centro histórico
“El Centro Histórico siempre ha sido pionero en cuestiones comerciales y pensamos seguir siéndolo”

Estamos iniciando un nuevo año y desde las pasadas Navidades todo el mundo apunta a que se empieza a notar una ligera mejoría económica en el sector comercial. Vamos, que se está comprando y vendiendo más. Hemos entrevistado al presidente de la Cooperativa Comercial de Centro Histórico de Gandia, Juanjo Pérez para que nos confirme si en Gandia se está notando esta incipiente mejoría y sobre todo las acciones que desde la Cooperativa se están emprendiendo para conseguir no solo seguir siendo pioneros, sino recuperar la senda económica y volver a ser uno de los motores de Gandia.
¿Cómo está el Centro Histórico? ¿Se empieza a notar ese repunte en el comercio de Gandia? 

Sinceramente pienso que es donde mejor se está, donde hay más movimiento, más gente, más tráfico, pero lo que sí que es cierto es que creo que estamos adelantando o proclamando la recuperación cuando realmente, antes de Navidad y en Navidad ha habido un pequeño repunte, pero no podemos hablar de recuperación. Yo mientras no vea que el paro va bajando, que es el dato claro, no podemos hablar de recuperación. Quizás podemos hablar de estabilidad, no hemos ido a peor. No sería bueno que lanzásemos las campanas al vuelo, porque la reacción posterior sería peor.

Es como si a un enfermo se le dice que va a mejor, y en un momento dado, por lo que sea, recae, esa recaída, que a lo mejor no es importante, se puede convertir en un traume, y eso no debe ser así. Sí que es importante que en este último periodo del año la gente se ha puesto un poquito las pilas, hay más optimismo, no en todos los sectores ha aumentado la venta, pero sí que en números grandes ha sido así. También hay que tener en cuenta que el año anterior partíamos de una situación muy mala. El 2012 fue un año muy negativo, con la eliminación de las pagas extra, que creó una psicosis realmente alarmante. Yo quiero ser positivo pero con precaución. 

Ante esta situación, desde las asociaciones comerciales tenían dos opciones, quedaros quietos o intentar reactivar la economía, ¿en qué línea han estado actuando? 


Nosotros siempre estamos haciendo cosas, lo puedo afirmar, porque, si algo tenemos en nuestra asociación es esa prolongación de la mentalidad valenciana, somos emprendedores, somos vanguardistas, y a su vez tenemos una filosofía muy clara, que es la de conjuntar la historia con la cultura, la gastronomía, creando todo un mundo de sensaciones que a la gente le está gustando mucho, porque hace que esa vida nuestra en la calle, esa vida mediterránea, alcance todo su esplendor. Vamos a conseguir que la gente cuando venga al Centro Histórico esté a gusto.  

Cada campaña que el Centro Histórico organiza, ¿la analizan de forma cuantitativa o valorando si ha servido de gran ayuda? 

Siempre planificamos las cosas después de hacer un análisis previo, es el mejor sistema que hay. El año pasado ya lo hicimos, elaboramos un informe de lo que se hizo en el 2012, lo presentamos a los corporativistas, y la mayoría, nos puso una nota bastante alta. Yo me sentí muy satisfecho, porque vi que la gente apreciaba y valoraba lo que estábamos haciendo, siempre teniendo en cuenta que hay cosas que son más efectivas que otras, y es lo que nos da pie al año que viene para orientar de cara al año que viene.

Ahora estamos haciendo el famoso análisis del 2013, se está acabando de completar, pero este año será un poco diferente, porque va a entrar un nuevo componente, el famoso BID, Business Investiment District, simplemente quiere decir un paso dentro de la integración de la gente que está en el Centro Histórico para conseguir metas más altas. Va a ser un experimento. 

Ustedes se han caracterizado siempre por hacer iniciativas novedosas y emprendedoras, y sacar adelante proyectos nuevos. 

Yo recuerdo cuando empezamos, hace muchos años, algunas anécdotas muy buenas, una fue la del centro comercial abierto, que sonaba a chino al principio, y también la peatonalización de las calles, yo me asusté un poco, pero creía firmemente en ello, y se ha visto que es una maravilla la peatonalización del Centro Histórico. Llegaban de toda España una serie de peticiones para explicar el proceso, que no era otra cosa que llevar a la gente a la calle. El tiempo nos ha dado la razón, antes era un tema que no tenía importancia.  

¿Cuáles son las expectativas del nuevo proyecto del BID? 

Vamos a tratar de analizarlo, con todas las experiencias anteriores que hemos tenido, y con la experiencia que se tiene de otros países. Todo esto del BID no es un invento nuestro, nosotros vamos a darle nuestro aire mediterráneo, pero es un invento anglosajón, está presente en Nueva York, en Londres, en las grandes ciudades que tienen las cosas muy claras. Nosotros vamos a tratar de ponerlo en práctica y a su vez, tratar de darle un toque español muy especial, pienso que va a ser una gran experiencia, porque de alguna forma va a implicar a mucha gente de todos los sectores económicos que se encuentren en el Centro Histórico.  

Una expectativa positiva, que se une a todos los otros proyectos. Por cierto, ¿cuál es el papel que juega la cooperativa, el asociado y el Ayuntamiento de Gandia? 

Los asociados son empresas que apuestan por la realización de actividades y se cree una institución como es la cooperativa para que informe, forme, defienda y que represente al colectivo. Tenemos la suerte que tenemos las más representativas y las más dinámicas. La cooperativa es el elemento que aglutina a esos comercios, y que forma una organización que en este caso es empresarial porque nosotros somos una cooperativa, y luego están las instituciones.

Las instituciones yo creo que tienen la sagrada obligación de apoyarnos porque al fin y al cabo son socios nuestros, son socios porque nosotros estamos haciendo una actividad en un terreno que no es nuestro, es del Ayuntamiento, de la ciudad, y además la ciudad en este caso está apoyada por ese Ayuntamiento y por esa cooperativa, porque tenemos mil y pico empleados, y eso supone casi 4.000 o 5.000 personas que dependen del Centro Histórico, y además de eso tenemos una comarca de la cual somos punto de encuentro.

Hemos hecho un estudio que nos dice que la gente cuando le hablas del Centro Histórico, la percepción que tiene es positiva, amable, lúdica, y muy unida al concepto de Gandia. Esa ha sido la labor de mucho tiempo, de mucha publicidad, los medios han ayudado a difundir esa idea, y hemos conseguido que el Centro Histórico reúna todo esto. El Ayuntamiento lo tiene claro, lo apoya, y ese equipo que se ha formado está dando buen resultado, funciona.  

Respecto a las campañas que se están realizando, ¿se pactan con la cooperativa, la iniciativa es municipal o es de ambos? 

Se sigue más o menos un proceso ya de años anteriores, y casi ya se da por hecho. Muchas veces se pacta y algunas no, pero de alguna forma yo creo que todo es positivo porque realmente todo lo que sea darle esa animación es bueno para Gandia. Pretendemos que nosotros seamos el escenario donde se realicen los actos más importantes de la ciudad, y que la gente lo perciba.  

Es decir, que aunque no sean actividades exclusivamente comerciales, mientras reúna gente por las calles del Centro Histórico, ustedes lo valoran positivamente.  

Lo importante es que haya gente en la calle, y que estén a gusto en la calle porque cuando necesiten algo, probablemente nos lo compren a nosotros, y si no es así, será porque algo no estamos haciendo bien. Lo más importante es, por ejemplo, el día del Open Night, que Gandia está que explota, y el punto de encuentro es el Centro Histórico. No podemos hacer que la gente vaya concretamente a un lugar pero sí que ese lugar atraiga al ciudadano con buenos precios, servicios, o que les llegue esa ilusión, porque a veces no son necesidades, sino ilusiones.  

¿Cómo prevén que se desarrolle este primer trimestre del 2014? 

Yo tengo ilusión y ganas, y con precaución, pero estoy optimista, parece que todos los números indican que va a mejor. De momento no se están traduciendo a nivel microeconómico, a nivel de calle, no se está produciendo una gran euforia, pero es importante que se haya roto esa tendencia negativa, y a partir de ahí crecer, crear empleo, que es lo básico para que la gente recobre su ilusión y la confianza, esa confianza de saber que va a tener un empleo. Todo ello al final nos permitirá llegar a un equilibrio en el que la gente pueda vivir satisfactoriamente. Creo que todo esto llegará en un espacio de tiempo realmente breve, quizás durante todo este año.