Salvador Enguix, Alcalde de Beniarjó


Martes, 12 de Agosto de 2014

 
Salvador Enguix, Alcalde de Beniarjó

Señor alcalde, ¿cómo encara el pueblo el verano que nos queda por delante? 

Realmente ya llevamos medio verano, y el pueblo no para de hacer actividades, la escuela de verano para los pequeños que está siendo un éxito, y ya se están preparando para el campamento. El pueblo sigue con sus actividades, aunque descienden las relacionadas con el Auditorio, porque en verano apetece más estar al aire libre, por tanto se han trasladado más al polideportivo, la escuela de verano, el cine que ofrecemos por la noche, en definitiva una programación para ahogar el calor.  

Queda un año de legislatura e imagino que hay muchas cosas que hacer. 

Queda un año de muchísimo trabajo, muchísimas cosas por hacer, que ya están planificadas y presupuestadas, hablamos de obras que superan entre todas el millón de euros, para ir ejecutándolas en estos escasos meses que quedan. En septiembre iremos a toda máquina, y además, con la particularidad de poder decir que habremos cumplido el 100% del programa electoral, cumplido y superado con creces. 

Quiere decir que no se ha guardado las obras para el último año, sino que ha ido ejecutando las tareas año tras año. 

Sí, muchas veces no van al ritmo que uno querría, si dependiésemos de recursos propios sería diferente, lo que pasa que los recursos propios son limitados y nos acogemos a recursos que vienen de otras administraciones, pero ese es el trabajo que le corresponde a cualquier alcalde, y es el trabajo en el que me he empeñado desde que soy alcalde, el sacar lo máximo para que mi pueblo sea el mejor. Hemos buscado ayudas y las hemos ejecutado.  

En septiembre entraremos en la licitación y renovación de redes de la calle de l'Estació, Sant Joan de Rivera, y Cervantes, arrancaremos las aceras, cambiaremos el canal de riego que pasa por ahí, la red de agua potable y repavimentación, quiero decir que es una obra un poco molesta, puesto que son obras dentro del casco urbano, pero son necesarias para tener en condiciones todos los servicios, es lo que hemos hecho a lo largo de los años y por ello contamos con una red de agua potable que ha pasado de ser un colador que perdía agua a ser una red con un rendimiento altísimo, con escasas fugas y que prácticamente el agua que sale del pozo es la que llega a las casa, no se pierde por el camino.  

También acabaremos el centro socio-deportivo, una de las propuestas electorales, el presupuesto ascenderá a 85.000€. Acondicionaremos la parcela del antiguo cementerio, hace muchos años, casi 45 años, que está clausurado, antiguamente no se podía hacer nada, porque no había camino de acceso, años después conseguimos adecentar el camino y finalmente, con una ayuda de espacios degradados vamos a derrumbar ese cementerio y a crear una zona con bancos, árboles, juegos para niños, y quitar así el nido de ratas que se ha formado allí. Haremos un muro de contención en la avenida La Senyoria, enfrente del Centro Social, valorado en cerca de 60.000€.

Por lo que vemos, no son obras excesivas en volumen ni cuantía, pero sí importantes para el día a día del pueblo. 

No hemos hechos grandes castillos, hemos recuperado espacios que antes de creían imposibles de recuperar, pequeñas actuaciones que dan juego a diversas empresas y que comportan contratos laborales. Acabaremos la rehabilitación de la Casa d'Eduard, hemos ido pidiendo subvenciones que llegaban poco a poco, conforme venían las ejecutábamos, y finalmente han llegado 26.000€ que servirán para rematar esa casa a la que le daremos un uso, y es seguro que podrá ser un museo de la historia de Beniarjó. 

También, importantísimo, la demanda de la ampliación del consultorio médico, con la creación de una zona pediátrica, es lo que se va a hacer, se va a añadir ese módulo, con dos consultas, una sala de espera y los correspondientes baños, todo ello gracias a un convenio firmado con el presidente de la Diputación de Valencia, de 100.000€. También tenemos pendiente el reasfaltado de algunas calles, y la costosa y esperada rehabilitación del puente del río Vernissa, puesto que se me confirmó desde Diputación que en septiembre se hará la licitación de ese puente, para cumplir del todo con el programa electoral.

Se puede decir que de ese millón de euros invertidos o por invertir en obras, de las arcas municipales ha salido una cantidad muy baja, puesto que usted ha ido firmando convenios, y consiguiendo ayudas y subvenciones.    

Efectivamente, puede que la aportación directa del Ayuntamiento esté entorno a los 25.000 o 30.000 euros. Ha habido un gran trabajo de despacho, está mal que lo diga yo, pero pienso que sí, estas obras se pueden hacer gracias a que la financiación viene de fuera. No tenemos grandes polígonos, no tenemos playas, tenemos un término con pocos bienes materiales, y el presupuesto del Ayuntamiento es de un millón de euros, un presupuesto estricto. Durante el resto del año hemos estados haciendo obras, no hemos parado, de modo que me siento satisfecho, no conformado, porque siempre se pueden mejorar las cosas, pero hemos trabajado bien.

Alcalde, todo esto compaginado con otras cuestiones, por ejemplo el año pasado por estas fechas hablábamos con usted sobre el contenido de la casa de la cultura, eso quiere decir que se ha cumplido un año de esa casa de la cultura, ¿cómo les ha ido? 

Sí, yo diría que la hemos llenado de contenido, pero no de gente, hay que ser realistas. En el mes de junio del año pasado inauguramos el Auditorio, y a finales de septiembre iniciamos la programación, y sabiendo que no se trataba del Olympia de París, ni del Palau de les Arts, es decir, siendo conscientes de que se trataba del Auditorio de Beniarjó, la confeccionamos con actuaciones de música, de magia, de teatro, y la respuesta del público ha sido un tanto escasa porque está empezando, y no existe el hábito, quiero pensar yo. Se han hecho cosas de calidad, otras de menos, pero creo que hay unos precios moderados y asequibles, precios simbólicos. Esperamos que cuando reprendamos la temporada en septiembre, y con más rodaje, se incremente la afluencia de público. 
 

Lo que necesitan los vecinos de Beniarjó, y de la Safor en general, es acostumbrarse a que el auditorio esté ahí, y a que tiene programación interesante.  
Aún así, sin tener sitios seguíamos organizando actividades sobre todo para público infantil, lo arreglábamos de forma más casera, pero no dejábamos de organizar cosas. Ahora el auditorio nos da la posibilidad de tener un espacio con muchas posibilidades, es un espacio grande, polifacético, y la idea es continuar con el trabajo y que la gente se anime a venir.  

Si hablamos de Beniarjó en verano, todos los años hemos de hablar sobre una actividad destacada, importante en el panorama cultural, hablamos del Festival Internacional de Música y Danza.   

Son 15 ya las ediciones del festival, se celebrará de nuevo en la Plaza Ausiàs March, que es donde apetece estar, es un teatro al aire libre, magnífico. Este año comenzaremos el miércoles día 20 de agosto, y acabaremos el sábado 30 de agosto. El día 20 vendrá un grupo de Portugal, iba a venir un grupo de Perú, pero en este festival tenemos que estar pendientes porque puede haber cambios de última hora, denegación de visados, etcétera...Este año por ejemplo han caído del cartel dos grupos de Kenia y Perú, se han substituido, y no descarto que haya otro cambio, porque es lo que tiene estos festivales internacionales.  

La programación será la siguiente, el día 20 Portugal, el domingo 24 Rusia, el martes 26 Nepal, el miércoles 27 Venezuela, y cerraremos el festival el sábado 30 con Pep Gimeno "El Botifarra", y la agrupación artístico-musical Ausiàs March de Beniarjó.  

Es una programación para todos los gustos, y para todos aquellos que quieran disfrutar de unas jornadas diferentes en verano.  

Sí, yo siempre digo que son buenos días, porque no está mal por la noche abandonar la playa y venir un poco al interior, a Beniarjó, y disfrutar de estos espectáculos, que no son fáciles de ver y nos permiten dar un paseo por Europa, Asia, América...Y este año en principio nos falta algún grupo de África, por el problema con el visado de los de Kenia, aunque no descartamos que pueda substituir otro grupo africano.

Por lo que habla, es complicado organizar este festival.  
Es muy complicado, afortunadamente no es el Ayuntamiento de Beniarjó, ni la Concejalía, quien nos encargamos de ello, esto no podría ser posible sin la colaboración y la organización de la Federación de Folklore de la Comunitat Valenciana, y sobre todo a su presidente Manolo Camarasa, a quien siempre le doy las gracias, puesto que la Federación empezó a organizarlo en Beniarjó, sin conocernos los unos a los otros.  

15 ediciones que suponen una consolidación clara de un evento cultural reclamado por mucha gente. 

Sí, yo pienso que sí, que la gente continua viniendo a Beniarjó, según los países que actúen viene más asistencia o menos, pero en cualquier caso la plaza siempre está llena. Y las actuaciones serán los días 20, 24, 26, 27 y 30 de agosto a las 23h de la noche en la plaza Ausiàs March de Beniarjó.