Lorena Milvaques, candidata a las primarias de Compromís per Gandia


Viernes, 7 de Noviembre de 2014

 
Lorena Milvaques, candidata a las primarias de Compromís per Gandia
“No voy a prometer nada que no sepa a ciencia cierta que puedo cumplir”
Acaba de anunciar su candidatura a las primarias de Compromis per Gandia, o lo que es lo mismo, confirma el rumor que desde hace tiempo circula en la ciudad, que será la próxima candidata a la alcaldía por su partido. Compaginar la política de primera línea con su faceta como madre, elegir ser política en un momento en que los políticos no tienen la mejor de las imágenes o pensar en poder gobernar una ciudad en la que todavía no se ha superado la crisis son algunos de los temas que ha sopesado y de los que nos ha hablado en esta entrevista.

Supongo que en estos momentos una piensa aquello de "no es el mejor momento" pero hay que dar un paso adelante 

Sí y además llevo mucho tiempo dedicándome a esto de la política y era una decisión ya esperada por el partido y la militancia pero he de decir que llevo mucho tiempo dándole vueltas a la decisión y ha sido complicado. Sabéis que tengo dos hijos muy pequeños, soy la madre y no el padre, quiero decir que mi marido se dedica a su labor profesional a tiempo completo y eso parece todavía lo normal y yo he de hacerme cargo de mis hijos. No lo digo con pena, que conste, porque disfruto cada instante que estoy con mis hijos, pero me complica mucho más las decisiones. Esta ha sido una decisión meditada, valorada, razonada, pero al final creo que es también mi obligación porque aquellos que entendemos, y al menos yo desde que estoy en Compromis es lo que me ha movido a estar aquí, el que entiende la política como lo que es, el trabajo por la polis, por y con la ciudadanía, se enorgullece de ser político. Yo no me arrepiento por la calle de ser político. Es cierto que no es buen momento, que ahora cuando dices que trabajas en el ayuntamiento y que eres político, te miran y te dicen ooooooh, la casta, la política..., no me preocupa porque yo trabajo de forma consciente por mis conciudadanos, me gusta beneficiarlos en todo lo que pueda y esté en mi mano quitándole tiempo a mi vida personal pero la faena me enorgullece cada día más. Reconozco que esto no le pasa a todo el mundo y que los hay que entiende la política como un beneficio privado y particular y ese no ser un buen político y el que la entienda como la gestión hacia los demás ser un buen político. 

 

Claro, pero los malos políticos son los que le dan el nombre o la imagen a los políticos actuales 

Sí, pero pasa con los políticos, los abogados, los enfermeros, los médicos y pasa en cualquier profesión que miremos. Aquella parte más generalizada que parece que es la que predomina de los políticos con un uso privado y particular parece que es la mayoritaria, pero no es así, hay muchos políticos que no son así y todos compartimos espacios con gente de una tipología y otra tipología y no podemos ni debemos generalizar. Tenemos que intentar, eso sí con el peso que tenemos cada uno de los ciudadanos de elegir aquellos que queremos que nos representen y eso somos nosotros, los ciudadanos los que han de elegirlo y creo que la ciudadanía es lo suficientemente inteligente para saber lo que le conviene y lo que no.

Por tanto decidida en lo personal a ser candidata a la alcaldía de Gandia. En estos momentos entiendo que lo que quiere es ser alcaldesa de Gandia. Es el mejor momento? 

Es un momento complicado porque por lo que nosotros sabemos, y es poco porque no tenemos información real, el Ayuntamiento de Gandia no está en su mejor momento económico y todos sabemos que un ayuntamiento sin una posibilidad económica para llevar adelante las cosas necesarias para su ciudadanía hace que su día a día sea complicado, pero también creo que se ha de poner freno a la situación actual. No podemos continuar con el ritmo que lleva el Partido Popular. Alguien ha de decir basta, paremos, comencemos a averiguar lo que hay y lo que no y empecemos a darle solución. Esto es como las bolas que conforme las ves pasar, si las dejas seguir rodando, se van haciendo más grandes. Creo que Compromis puede aportar al gobierno humildad, honestidad, formas de gobernar que sean consensuadas y compartidas por la ciudadanía y con lo que haya, que sea priorizado por la gente de la calle.

¿Qué  es lo que hace falta ahora en Gandia? 

Lo primero, poner los pies en el suelo, salir a la calle, ver qué necesita la gente de la calle y estar al lado de la gente que más nos necesita para intentar aportar desde la administración lo que haga falta. No es momento de obras, ni de grandes proyectos ni de grandes inversiones. Son momentos de intentar buscar soluciones al paro, a la pérdida de calidad de vida de los conciudadanos e intentar hacerlo de la mejor manera posible. 

Cuando dice que no es momento de grandes obras o proyectos se refiere a que no es momento de parques acuáticos en Gandia 

Sabe lo que pasa, creo que en este momento la gente tiene otras prioridades y no de parques acuáticos que se ven lejanos e irreales. 

Pese a que las primeras cifras hablan de 2.000 puestos de trabajo inmediato 

Pero es que eso no es cierto. Esa cifra podría ser cuando el parque estuviera instaurado, consolidado y a pleno rendimiento, pero además deberíamos tener claras las cifras, no con estudios de viabilidad interesados y a la ligera y sobre todo porque no hay ningún proceso administrativo empezado en esta ciudad. Está planteado en un espacio que no es municipal, son terrenos privados que alguien deberá comprar, habrá que modificar el Plan General para dar cabida a esa instalación. Habrá que hablar de aportaciones hídricas, de accesos al espacio. Está todo en el aire, no hay nada de todo eso empezado. Es una medida populista y popular como la que en su día lanzó del Ahora empleo para que la gente piense que con el PP puede llegar faena a esta ciudad y tenemos ahí cuatro años donde las cifras de empleo hablan de todo lo contrario y además con una ciudad cada vez más endeudada y sin salida. Pero no hablo solo de este proyecto, podemos hablar de endeudamiento de la empresa pública en temas innecesarios. Podemos hablar de las colas de los comedores sociales que cada vez son más largas de gente sin ingresos. El poco trabajo que se genera es de una calidad bajísima, temporal, con contratos precarios y eso provoca que no haya economía, que no se estimule la economía, que se soliciten cada vez más ayudas sociales y a eso hay que sumar que el PP ha subido el IBI, la tasa de la basura, la tasa de vehículos, etc. Eso le complica la vida al ciudadano y eso hay que abordarlo.  

Quiere decir que el problema es el PP y la solución Compromís 
Desde la llegada del PP a la ciudad de Gandia, el problema que ya arrastraba el gobierno con el PSOE y Plataforma, se ha agravado y mucho. Hemos perdido completamente la visión de la calle, hemos perdido por completo cuáles son las necesidades de la calle y quien gobierna es el PP y quien pierde la realidad de la calle es el PP. ¿Es Compromis la solución? Para mí sí. Pero no Compromis, sino aquellos que lo representamos y que somos muy conscientes de cuáles son las necesidades de nuestros conciudadanos. 

Pero supongo que no tiene usted una fórmula mágica escondida 

No, claro, porque no hay fórmulas mágicas y yo en mi presentación también lo dije. No puedo prometer nada que no vaya a poder hacer y no puedo decir cuál va a ser mi programa en estos momentos porque no se la situación que voy a encontrarme en el Ayuntamiento de Gandia. La intuyo como catastrófica y por tanto la situación será complicada. Pero lo que sí estoy convencida es que no voy a prometer nada que sepa firmemente que no voy a poder cumplir. 

Eso, permítame que le diga, le deja unos parámetros para elaborar el programa electoral muy exiguos 

Claro, pero mira, tenemos que pensar en la economía de la ciudad como una economía familiar. De eso las madres sabemos mucho. Tú has de saber la economía que tienes, los gastos imprescindibles y tus ingresos. Si no puedes viajar o cambiarte la cocina o arreglar la casa, no lo haces porque priorizas dar de comer a tus hijos, vestirlos, proporcionarles la educación, etc. y eso es priorizar y eso es lo que hay que hacer. Tengo muy claro que esa priorización la ha de hacer los ciudadanos, no Compromis ni Lorena Milvaques. Lo ha de hacer la calle, pero no nos olvidemos que yo también soy parte de esa calle y por tanto puedo intuir por dónde van esas prioridades. 

Dicen que si llega usted a ser alcaldesa será por ser partido bisagra. ¿Se ve como partido bisagra, cómo ve el panorama electoral que ve en este momento, tiene contemplados pactos? 

Lorena Milvaques se presenta a las primarias para optar a ser alcaldesa de esta ciudad. Punto. Yo no hablo ni de pactos ni de coaliciones ni nada de nada, primero he de ser candidata y a partir de ahí ya hablaremos de lo que hay que hacer ahora, si me pregunta para qué me presento, para ser alcaldesa con mayoría absoluta. Y eso que no soy partidaria de las mayorías absolutas porque creo que es mejor la pluralidad y soy muy partidaria del diálogo y del consenso. Estoy muy acostumbrada en mi partido, que es asambleario, que mis opiniones en ocasiones son escuchadas y aceptadas y en otras ocasiones son debatidas y rechazadas y no pasa nada. Porque si es por el bien de la ciudadanía, se pueden cambiar las opiniones y seguir adelante. La pena es que eso no sea lo habitual, sobre todo con el Partido Popular. 

Será usted capaz de rebajar el tono político en Gandia 

Si el PP es capaz de dialogar y tratar a los miembros de la oposición con respeto seremos capaces de rebajar el tono político, pero no voy a permitir de ninguna manera malas formas, mala educación  o desprecios ni hacia mi persona ni hacia mi partido porque además de lo personal, represento a muchas personas en esta ciudad que no se lo merecen. Yo reconozco que soy vehemente y tengo un tono de voz elevado, pero no soy dictatorial, al contrario, soy dialogante y soy capaz de hablar y dialogar con cualquier persona, pero siempre desde el respeto.

Dicen de usted que se ha radicalizado porque Podemos les está quitando parte de su electorado de izquierda 

No es cierto, no me he radicalizado. Soy vehemente pero no he cambiado, siempre he sido así. Claro que a la gente le sorprende que no voy vendiendo mi política ni mi partido en cualquier ocasión, yo creo que hay tiempo y espacio para todo. Pero no, no me he radicalizado.