Rosa Mª Soria, concejal de Fiestas de Oliva


Viernes, 9 de Enero de 2015

 
Rosa Mª Soria, concejal de Fiestas de Oliva
“Esta es una tradición que nació de la solidaridad de los olivenses”
Un año más Oliva se prepara para vivir una de las tradiciones más singulares de Oliva, la de les calderes de Sant Antoni. Año tras año crece la tradición y la expectación y eso hace que este año se espere superar las 4.000 raciones de arroz que se repartirán de forma gratuita en Oliva por los festeros de Sant Vicent. Esta es una celebración tradicional en Oliva que cuenta con el apoyo incondicional del gobierno municipal y así nos lo explicaba la edil de fiestas, Rosa Mª Soria.

 

¿Cómo se organizan y qué importancia tienen estas Calderas de Sant Antoni en Oliva?
La verdad es que la tradición viene desde el año 1990 y año tras año ha ido alcanzando más relevancia porque no solo viene mucha gente a ver cómo se cocina el arroz, sino que también es muchísima gente la que viene a comer este delicioso plato y el Ayuntamiento desde el departamento de Fiestas, como no podía ser de otra manera, colabora organizando todo lo necesario siempre con la ayuda y la colaboración de los festeros de Sant Vicent que son los encargados de elaborar el arroz.


¿Para cuantas personas se elabora el arroz?
Ya se elaboran más de 3.000 raciones. Antiguamente este arroz se cocinaba para aquellas personas que tenían necesidad de comer un plato caliente en una época en la que suele hacer mucho frío, pero lo cierto es que desde hace muchos años se ha convertido en una auténtica tradición para la gente de Oliva y la Comarca, acercarse hasta las calles de Oliva y probar este delicioso arroz tan tradicional nuestro.


Por tanto todo un éxito y una consolidación total y absoluta de este evento
Sin lugar a dudas, la verdad es que estamos muy satisfechos porque vemos que la gente no pierde la tradición y el testigo lo van cogiendo los más jóvenes y los niños del pueblo que empiezan ya a acercarse a la fiesta para seguir la tradición.


Esta es una tradición que nació de la necesidad y la solidaridad de Oliva
Así es,  antiguamente se le daba comida a la gente pobre que se acercaba a la ermita de Sant Antoni, pero poco a poco ha ido evolucionando y aunque es cierto que se acerca gente necesitada, porque seguimos teniendo gente que lo necesita, lo cierto es que esto es ya más una fiesta que una necesidad.


Las Calderas se celebran en sábado, pero en torno a ellas hay un porrat
Sí, el de Sant Antoni, que está además dividido en dos fines de semana porque este primero se celebra el mercado del porrat, que este año como novedad se convierte en un mercado tradicional valenciano en el que se mantiene la participación de las asociaciones benéficas de Oliva.  Hay actividades todo el fin de semana, aunque las infantiles se concentran más el domingo por la mañana para no interferir en las Calderas que es el verdadero eje central de la fiesta. Ya el segundo fin de semana se celebra la tradicional bendición de los animales que también conlleva una importante concentración de vecinos con sus mascotas.