Dentro de las celebraciones tradicionales de los "porrats", se celebra uno un tanto singular en el Grao de Gandia. Se recuperaba hace aproximadamente 10 años por parte de la falla del Mosquit, y aunque no es un "Porrat" al uso, al celebrarse en honor a Sant Antoni adquiere esa denominación popular.
">

Toni Rodríguez, presidente de la Junta de Distrito del Grao


Viernes, 16 de Enero de 2015

 
Toni Rodríguez, presidente de la Junta de Distrito del Grao
"Esta fiesta data de 1884 y es toda una tradición del Grao"
Dentro de las celebraciones tradicionales de los "porrats", se celebra uno un tanto singular en el Grao de Gandia. Se recuperaba hace aproximadamente 10 años por parte de la falla del Mosquit, y aunque no es un "Porrat" al uso, al celebrarse en honor a Sant Antoni adquiere esa denominación popular.

¿De dónde viene y cómo se desarrolla esta fiesta?
La fiesta de Sant Antoni del Grao, tal y como se recoge en el libro del barrio, se data de 1884, aunque existe constancia de que con anterioridad ya se realizaba lo que se denominaba la "festa dels fadrins". Piensa que la gran parte de la gente del Grao se dedicaba o a la agricultura o a la pesca y esta fiesta era la gran fiesta de los solteros del barrio, de los jóvenes. Hay constancia de que fue una fiesta importante, hasta se llegaron a hacer vaquillas y toros de calle en la Calle la Virgen. Luego, con el tiempo y por diferentes circunstancias, aunque seguía manteniéndose el sentimiento festivo, se dejó de celebrar hasta que hace algo más de una década la recupera la Falla del Mosquit y hasta ahora.

 

¿En qué consiste esta fiesta?
En realidad hay que diferenciar entre la fiesta y la víspera, porque desarrollamos diferentes actividades. Este año el 16 por la tarde tendremos una función de teatro, el 17 tendremos en la Plaza de Oriente la quema de la tradicional hoguera y luego una cena para todas las asociaciones del barrio en el local de los jubilados. Ya el 18 tendremos la misa, el reparto de chocolate, buñuelos y pan bendito y la bendición de los animales posteriormente.

 

Claro, porque aunque no es un porrat, al celebrarse en honor a Sant Antoni sí mantenéis la bendición de los animales
Sí, la bendición ha sido siempre una tradición en la que además colabora el Centro Hípico los Robles, también viene el Centro Hípico Torres con sus caballos y todos los carreteros que nos quedan en la marjal y claro, todas las mascotas del Grao. Uno de los aspectos que quiero destacar es la gran implicación de Los Robles que trae la imagen de Sant Antoni en uno de sus carros magníficamente engalanado y es un auténtico espectáculo.

 

Esta fiesta nace para los jóvenes del Grao, pero ahora es también para jóvenes o para más público
Bueno, el origen es claro, era la fiesta de los jóvenes, pero más que nada ahora es una fiesta que recupera la Falla del Mosquit con el patrocinio de la Junta del Grao pero lo cierto es que ya no es una fiesta solo de jóvenes, participan todas las asociaciones de forma activa, este año con un mercadillo de asociaciones en la Plaza de la Marina y claro, participa la Junta de Distrito y viene muchísima gente tanto de Grao como de Gandia y de otros pueblos vecinos que participan año tras año con nosotros. Es una fiesta para todos, pero con sabor del Grao.

 

Es por tanto una fiesta muy participativa
Sí, si además tenemos la suerte de que nos acompaña el tiempo lo cierto es que el Grao se llena, además como la feria de las asociaciones sirve para recaudar fondos para financiar las actividades de cada asociación y allí se venden productos propios de cada asociación, medallitas de Sant Nicolau, productos para la Virgen del Carmen, etc., es un mercadillo singular y bonito que llama mucho la atención y en el que participamos todos.