Alícia Izquierdo, concejal de Comercio Gandia


Viernes, 13 de Mayo de 2016

 
Alícia Izquierdo, concejal de Comercio Gandia
“Cuando algo funciona, no hay que cambiarlo”
¿Cómo se plantea esta feria?
Se plantea muy positivamente porque repetimos presencia de prácticamente todos los expositores de otros años y además tenemos presencia de casi todas las marcas comerciales. Además hemos incrementado las actividades con algunas dedicadas fundamentalmente a los niños para que sea una feria más familias. También tenemos que tener en cuenta la amplia repercusión que la feria tiene en los comercios y establecimientos de hostelería de Gandia, por lo que se plantea muy positiva para todos

Como bien nos dice hay algunos cambios como la aparición de actividades infantiles, pero también hay otros como el cambio de fecha, que no ha sido una casualidad
No, la verdad es que la tradición, si es que de algo que se ha hecho durante cuatro años se puede decir tradición, pero en todo caso se había hecho en torno al 1 de mayo. En esta ocasión, al no haber puente, no podíamos ampliar las fechas de la feria más allá del fin de semana y los propios concesionarios, para poder presentarse con ofertas interesantes, pedían que no se hiciera la feria ese fin de semana. Nosotros lo hemos respetado, porque entendemos que ellos son los que entienden sobre estas cuestiones y ahora me alegro del cambio porque ha llovido los últimos fines de semana y éste se apunta buena climatología y lo cierto es que para una feria al aire libre es fundamental el buen tiempo.

¿Cómo se conforma esta feria en cifras?
Ocuparemos los mismos metros cuadrados que en años anteriores porque ocupamos el mismo espacio. Hay un pequeño cambio de ubicación para las motos que pasan a la Plaza del Ayuntamiento, pero ese espacio ya se ocupaba en años anteriores. Hay algún cambio de ubicación de algún concesionario, pero pocos, porque ellos están contentos y lo que funciona no se tiene por qué cambiar. En cuanto a ventas, es una feria que tiene mucho volumen de venta, el año pasado se contabilizaron 415 vehículos vendidos en feria, que no está nada mal. Sobre todo porque sabemos que en la feria también se mira para comprar dos o tres meses después. A nivel comercial y hostelero, las cifras también son importantes porque viene gente de todas las comarcas de los alrededores y eso hace que cuando hay mucha gente, siempre hay beneficio. Vamos a contar con 30 stands y 40 marcas lo que significa más de 500 coches en exposición además de las motos, que no las hemos contabilizado.

En cinco años, ¿está consolidada la feria, teniendo en cuenta que ustedes no se han planteado no hacerla?
He de reconocer que había un cierto temor en el sector por si no nos planteábamos como nuevo gobierno, realizar la feria, pero yo creo que las actividades se han de hacer si el esfuerzo que uno hace se ve recompensado. En esta ocasión pensamos que el retorno para la ciudad en general es muy positivo y por tanto no nos planteamos en ningún momento no hacerla, sobre todo porque la pide el sector. Eso sí, los concesionarios han tenido que hacer un sobre esfuerzo porque han tenido que pagar el doble que el año anterior para poder hacer la feria porque la situación del Ayuntamiento es la que es y no podemos hacer nada más. En cuanto a la consolidación, son pocos años todavía, pero creo que sí

¿Qué es lo más característico de esta feria?
Creo que es importante que se realiza en la calle, en pleno centro histórico y no en un polígono industrial o una carpa, que tenemos mucha oferta que cubre desde el coche más económico hasta el más caro, que es fundamentalmente de coche nuevo, aunque también hay algo de V.O., y que por las fechas y el enclave, es una feria para todos.