José Marín-Roig, candidato a dirigir la Escuela Politécnica Superior de Gandia


Viernes, 11 de Noviembre de 2016

 
José Marín-Roig, candidato a dirigir la Escuela Politécnica Superior de Gandia
“Tengo un proyecto para la Escuela Politécnica Superior de Gandia”
Es uno de los dos candidatos a dirigir la Escuela Politécnica Superior de Gandia, quizás el más conocido dado que se supo desde hace mucho tiempo su intención de presentarse para el cargo. Ejerce como profesor en la EPSG desde hace muchos años, acaba de conseguir su doctorado y además de formar parte del equipo directivo del actual director Pepe Pastor, es director de la Cátedra de Innovación en la propia escuela. En esta entrevista previa a las elecciones nos da a conocer tanto quién es como el porqué de su candidatura.
¿Quién es Pepe Marín?
Soy un profesor que desarrolla su actividad en el Campus de Gandia desde el año 98. Imparto clases en el Campus. Empecé a tiempo parcial porque cuando terminé mi carrera empecé a trabajar por cuenta ajena, luego monté mi propia empresa y empecé a impartir clases a tiempo parcial. Poco a poco vi que la docencia me gustaba al igual que la investigación y me fui incorporando a la Universidad porque tuve la oportunidad de hacerlo a tiempo completo. Más tarde tuve la oportunidad de opositar e incorporarme así a mi actual plaza que es de funcionario. Con los años he ido conociendo cada vez más la Universidad por dentro con tareas de gestión e investigación. He introducido innovaciones docentes en mis asignaturas porque me gusta mucho la docencia, disfruto planificando cómo es mejor que nuestros estudiantes puedan enfrentarse a las asignaturas, cómo pueden aprender más. He realizado mis labores de investigación durante los últimos años y he obtenido el doctorado hace unos meses. Desde hace 7 años vengo participando muy activamente en el Campus de Gandia donde empecé con el proyecto Innova. El proyecto se cayó pero yo vi que no había cáscara pero sí bicho. No había edificio pero sí muchas cosas que podían generar valor a la comarca por lo que decidí arrancar los proyectos y entré en la última candidatura de Pepe Pastor oficialmente como secretario y subdirector de relaciones con el entorno y poco a poco fui gestando la cátedra de Innovación.

¿Cómo es esa cátedra?
Es fundamentalmente una cátedra muy compleja porque involucra tanto instituciones públicas como entidades financieras como es Caixa Ontinyent, empresas privadas como Digitel, Dulcesol, Citrosol, Odec, etc. Costó tiempo pero al final supe hacerles ver que yo tenía un proyecto para la comarca de innovación y emprendedurismo y que se podía transmitir a la comarca a través de esta cátedra con las aportaciones económicas que ellos realizan periódicamente.

¿Cómo es su visión de la Escuela?
Con los años de gestión mi visión de la Escuela se ha ido gestando. He ido cada vez viendo que no solo la innovación y el emprendedurismo son importantes para la comarca, hay otras cosas tan importantes o más, como la incorporación de nuevos títulos, como el que se incorpora ahora que es un título del Siglo XXI y que fue una idea original mía que junto a la jefa de estudios lo hemos ido gestando con los años. Ahora hemos recibido la noticia de la ANECA que el título lo aprobaban. Así el curso que viene empezará el grado en tecnologías interactivas.

¿Por qué decide Pepe Marín presentarse a dirigir la Escuela?
Fundamentalmente porque tengo un proyecto de Escuela. Durante estos años he ido gestando un proyecto para esta escuela para situarla en el siglo XXI a través de una serie de iniciativas que voy a presentar en mi programa electoral. Hay que introducir nuevos grados pero hay que hacer que los que tenemos sean mejores. Sobre todo porque tenemos a 65 kilómetros un campus con un área metropolitana, de modo que el que venga a Gandia ha de buscar algo diferente y efectivo. Por eso una de las propuestas estrella de mi programa electoral es orientar los grados a proyectos en la medida de lo que podamos hacerlo.

Tengo un proyecto de Escuela tanto en lo académico como en lo internacional, porque creo que la internacionalización también es fundamental. Debemos ser atractivos para estudiantes de fuera, poder participar en proyectos europeos a través de Erasmus y Erasmus+.

¿Cuál va a ser el leitmotiv de su programa?
Nosotros, mi equipo y yo, vamos a salir con la propuesta del Campus de los Proyectos. Creemos que es muy importante para la formación de nuestros estudiantes que además de la teoría, cuando salgan del campus puedan presentar en su currículo una serie de proyectos que demuestren que saben encarar y solucionar problemas reales.

¿Quién le acompaña en la candidatura?
Somos un grupo nutrido de profesores alineados todos en la misma dirección sobre el Campus de los Proyectos y la Internacionalización con un proyecto de escuela realmente ilusionante para el futuro. He elegido a las personas que creo que pueden desarrollar este proyecto, pero he elegido por encima de todo personas. Es cierto que todos son investigadores, docentes excelentes, tienen un importante currículo académico pero he elegido sobre todo a las personas muy por encima de curriculums, porque creo que pueden desarrollar el proyecto que tengo. Importante la apuesta por lo internacional, no dejar la gestión del talento, la innovación, la promoción. Una apuesta muy importante por la comunicación con una nueva subdirección que va a unida a la cultura. Vamos a hacer una apuesta muy importante por la imagen de marca que nos identifique como algo realmente potente y generador de valor en nuestra comarca y en toda nuestra sociedad.

¿Qué opina de que  haya dos candidaturas?
Sinceramente he de decir que me parece fenomenal. Creo que el debate de las ideas es bueno. Yo llevo más de un año preparando el proyecto que tenía ya en mi cabeza y pensando en las personas que podría ayudarme a llevarlo a cabo. Creo que el debate entre dos proyectos es ilusionante, importante y enriquecedor, porque podrán ver dos proyectos, debatir sobre ellos y elegir. Eso estimula el voto y también la implicación de las personas, lo que hace que la Universidad esté cada vez más viva.