Bettina Pöhls, Directora del Mediterranean Equestrian Tour


Viernes, 24 de Febrero de 2017

 
Bettina Pöhls, Directora del Mediterranean Equestrian Tour
“Con el MET se consigue desestacionalizar el turismo y mantener un flujo de viajeros muy alto durante prácticamente todo el año”
El Mediterranean Equestrian Tour es un evento de carácter internacional que se instaló en Oliva de la mano de Oliva Nova, una inversión privada que se ha consolidado y consigue un flujo constante de visitante a las instalaciones del Centro Ecuestre Oliva Nova durante los meses de menor turismo vacacional. Es el evento deportivo regular más importante que se desarrolla en la comarca y que consigue reunir a cerca de 1.000 caballos del más alto nivel competitivo. Desde su implantación, las instalaciones han crecido de forma importante, consiguiendo consolidarse como uno de los centros ecuestres más importantes hoy en día.
¿En qué consiste la competición que actualmente está desarrollándose en las instalaciones de Centro Ecuestre Oliva Nova?
El Mediterranean Equestrian Tour es un concurso de saltos ecuestres, una de las disciplinas dentro del deporte de la hípica. Se trata de un evento internacional en el que se compite en diferentes categorías según dificultad del circuito, la altura de los obstáculos, la edad de los caballos y los premios y experiencia de los jinetes. Una de las características principales del MET es precisamente la gran variedad de pruebas que hay, que van desde las de caballos jóvenes que se suelen disputar a principios de semana hasta el Gran Prix de los domingos, en el que la exigencia es máxima. Actualmente estamos celebrando la sexta edición del Spring Met, que transcurre del 17 de enero al 23 de abril en diferentes fases.

¿Cuáles son las características de las instalaciones que hacen que ahora mismo haya alojados cerca de 1.000 caballos?
Estamos muy orgullosos de nuestras instalaciones, lo que no quiere decir que no intentemos siempre mejorarlas y ampliarlas. Ahora mismo disponemos de unos establos con capacidad para 1.000 caballos, 330 en puestos fijos y el resto en establos portátiles. Además, entre los espacios de entrenamiento y las pistas de competición, los jinetes tienen un amplio espacio para poder moverse con sus caballos.

¿Cuál es el nivel de los competidores y a cuántos países representan?
Por el MET pasan cada año campeones del Mundo y de Europa, medallistas olímpicos y algunos de los primeros clasificados en el ranking de la Federación Ecuestre Internacional. En cuanto a las nacionalidades, también hablamos de una gran diversidad. En la fase del Spring MET que se está disputando ahora mismo, por ejemplo, contamos con jinetes y amazonas de más de 30 países.

A lo largo de los años hemos asistido a una clara evolución del MET, tanto por nivel competitivo como por capacidad de las instalaciones. ¿Se ha alcanzado el techo o se puede seguir creciendo y de qué depende?
Precisamente en estas fechas se han cumplido cinco años desde la apertura del Centro Ecuestre Oliva Nova, y es cierto que las pruebas que se disputan aquí no han dejado de crecer en importancia, pero siempre se puede seguir creciendo. El primer factor para que esto sea posible, que es el prestigio y la buena consideración entre los jinetes, ya lo tenemos. Estamos también muy agradecidos a nuestros diferentes patrocinadores, que nos ayudan en cada edición a mantener el nivel de excelencia. Hay que recordar que este es un proyecto que desde su inicio se ha apoyado únicamente en la inversión privada, sin apoyo de las instituciones. Y, por supuesto, gracias a todo el equipo del Centro Ecuestre Olina Nova, cuyo gran trabajo y dedicación tan entusiasta es fundamental para el éxito de la competición.

Como directora del MET, ¿Cuáles son sus objetivos?
Nuestra misión principal siempre es la misma: que los jinetes y amazonas que vienen al Mediterranean Equestrian Tour puedan entrenar y competir en las mejores condiciones posibles y que el público tenga la oportunidad de conocer este deporte que, desde nuestro punto de vista, combina lo mejor de la competición con el espectáculo del mundo de los caballos en un ambiente inmejorable.

¿Qué repercusión tiene el MET en Oliva y la comarca, tanto económica como de puestos de trabajo?
Es indudable que la presencia de tantos deportistas y de todos sus acompañantes en la zona durante periodos tan prolongados de tiempo tiene un impacto muy positivo para la economía. La “gran familia del MET” vive más o menos medio año aquí y solo en esta ronda del Spring MET en la que estamos ahora hay más de 250 jinetes y amazonas con sus familias y equipos de apoyo que consumen en toda la comarca. Además, estamos hablando de una época que no es temporada alta, con lo que se consigue desestacionalizar el turismo y mantener un flujo de viajeros muy alto durante prácticamente todo el año. También es importante señalar que algunos de los jinetes y amazonas que vienen aquí a competir acaban comprando casas en la zona o alquilándolas durante largas temporadas, con lo que eso implica para el mercado inmobiliario local. En lo que respecta al empleo, durante la celebración del MET se llegan a crear unos 100 puestos de trabajo solamente en el Centro Ecuestre.

El MET acaba siendo como una ciudad que tiene sus propias instalaciones y una población constante, ¿Con qué servicios cuentan y cómo se desarrolla la vida de manera cotidiana aquí?
Durante el desarrollo del MET, en el Centro Ecuestre se vive un gran ambiente. En Oliva Nova tenemos unas 16 hectáreas dedicadas únicamente a la hípica, con un área técnica en la que están los establos, los aparcamientos para camiones y motor-homes, un pequeño supermercado con todo lo necesario para los jinetes, una clínica veterinaria, una zona de catering, el almacén y un herrero. A esto hay que sumar la zona de exhibición, donde están las pistas, el village comercial y The Club, nuestro moderno edificio para eventos.
El ambiente que se vive en la época de competición es precisamente uno de los aspectos más valorados por los jinetes. Como ya hemos dicho, por aquí pasa la élite del mundo del caballo, pero también estudiantes de equitación y jinetes amateurs. La convivencia entre ellos es fantástica, así como con toda la gente que los acompaña y los trabajadores del Centro Ecuestre. Salen juntos a cabalgar por la playa o a tomar algo en los bares y restaurantes del Resort. Es una relación muy familiar.

¿Por qué Oliva es una zona adecuada para las competiciones que se programan desde el MET de forma anual?
Aunque parezca un tópico, el clima es muy importante, ya que permite celebrar este tipo de competiciones al aire libre en una época del año en la que en otros lugares de Europa sería impensable. La cercanía del mar y el gran atractivo de la zona contribuyen a que el MET sea una prueba interesante para los jinetes. Además de los servicios que ofrece Oliva Nova, los participantes pueden acercarse a Oliva, Dénia o Gandia, por citar solo algunos ejemplos, y disfrutar de una gran variedad actividades de ocio o de su estupenda gastronomía.