Honorato Rosselló, Dr. en medicina estética


Miércoles, 15 de Marzo de 2017

 
Honorato Rosselló, Dr. en medicina estética
``La medicina estética es la medicina del bienestar´´
Muchos piensan que hay que procurar no envejecer, eliminar arrugas, no tener líneas de expresión, contar con una piel tersa y luminosa de forma constante, sin embardo, algunos aseguran que lo importante de envejecer es hacerlo de forma adecuada, sin ocultar la edad pero manteniendo el aspecto más saludable y adecuado a la edad real de la persona. En esa dinámica, algunos siguen pensando que la medicina estética es algo caprichoso, caro y reservado exclusivamente a mujeres ricas y mayores. Hoy, el Dr. Honorato Rosselló, rompe algunos de estos estereotipos y nos habla de la medicina que practica, también en Gandia, en la clínica dental del Dr. Pérez Rico.
¿Cuál es el tipo de medicina estética que practica usted doctor?
La medicina estética no es un capricho y no es para élites, es una medicina del bienestar y es una medicina que has de practicarla para ti. Tiene que reflejar que tú estás bien para poder reflejarlo a los demás. Es una fuente de seguridad en ti mismo. Se trata de verse reflejada en el espejo pero que el reflejo te guste y te reconoces en él. Yo aquí en Gandia realizo diferentes tratamientos y variados, pero sobre todo los que permiten saber envejecer. Hay que envejecer primero, que es fundamental y luego saber envejecer, que es lo difícil.

Es decir doctor, que si alguien me promete que con un tratamiento voy a rejuvenecer de repente 30 años, es factible
Yo, de entrada no lo recomendaría, porque uno ha de aparentar la edad que tiene, pero además no me lo creería. No parece factible que esa promesa se convierta en realidad.

A lo mejor no se trata tanto de cuántos años me debo quitar de encima pero sí de cómo me mejora el aspecto de la cara
Efectivamente, hay muchos factores que intervienen en el aspecto de la piel, los más perniciosos son el sol y el tabaco, luego la alimentación, que afecta mucho a la piel, al igual que el estilo de vida y también el estrés, que afecta mucho a la piel y cada día tenemos más.
No se trata de quitarnos años de forma artificiosa, sino de conseguir que el aspecto de nuestra piel y de nuestra cara sea bueno, que muestre lozanía y salud. No intentar aparentar ser más joven, sino conseguir aquello de “para x años, te conservas muy bien”

¿Doctor, si una no confía en que las cremas hagan milagros y le tengo pánico al bisturí, está abogada a verse muy arrugada?
No necesariamente, sobre todo porque ahí es donde actúa la medicina estética. Hay cosas que no se pueden arreglar con medicina estética y es precisa la intervención quirúrgica, pero en la mayoría de los casos sí se puede actuar, sobre todo si empezamos a una cierta edad temprana a prevenir ciertas cosas que sabemos que con el tiempo nos van a ocurrir. Lo que no podemos conseguir es que una persona de 70 años que no ha hecho nada acuda a la consulta y pretenda, con un único tratamiento aparentar 50 años. Milagros no sabemos hacer, pero si a partir de una cierta edad, además de usar cremas, que hacen lo que hacen, vamos realizando pequeñas intervenciones que nos permitan recuperar lo que poco a poco vamos perdiendo, llegaremos a una edad avanzada con un aspecto muy mejorado.

¿Para mejorar mi aspecto llegada a una cierta edad, tengo que cambiar mis facciones?
En absoluto, nunca hay que transformar la cara de la gente, esa sería una mala medicina estética. Es cierto que hay mucha gente mal tratada porque no asume su edad o porque se dedican a una profesión en la que parece que no se te permite trabajar a partir de los 30, como ocurre en Hollywood.

Es por tanto una medicina que funciona bien cuando la aplicamos de forma preventiva
Así es, primero porque cuando la aplicamos de forma preventiva es mucho más efectiva, es más fácil prever lo que nos va a pasar y evitarlo, que no tener que reparar cuando ya se ha producido el daño, y por otro lado, es mucho más económico realizar pequeños tratamientos puntuales de forma preventiva que no intervenciones que pueden ser más seguidas y radicales. Tienes que darle tiempo a la gente para que vea los cambios que se producen en la cara cuando le aplicas un tratamiento. No se debe hacer un cambio radical, debe ser algo muy natural, porque si haces un tratamiento muy agresivo la persona puede tardar meses en darse cuenta de si lo que te han hecho te gusta, por mucho que los demás te vean mejor.

Vamos, que es mejor evitar que te salga la arruga que intentar borrarla una vez que ya ha aparecido
Eso sería lo ideal, porque es más efectivo y mucho más fácil. Aunque parezca un poco temprano, lo cierto es que a partir de los 25 ó 30 años, la piel empieza a perder elastina y elementos básicos para mantener la tersura y elasticidad en la piel. Por eso en esa edad es fundamental empezar con las cremas, para a partir de los 35 realizar algunas pequeñas intervenciones de medicina estética que nos permitan mantenernos bien con tratamientos no invasivos y finalmente cuando sea necesario, ya podemos hacer tratamientos más invasivos, pero lo cierto es que una intervención precoz hace que se retrase mucho los tratamientos invasivos.

Doctor, ¿qué tratamientos son los que aplica en la clínica?
La verdad es que faciales los practicamos todos, desde la toxina botulínica, conocida como Botox para el tercio superior, reposición de volúmenes para evitar arrugas, peeling químico para borrar manchas e imperfecciones de la piel, aumento de pómulos, aumento de labios, rinomodelaciones sin cirugía, que queda muy natural y muy bonito, es sencillo y muy rápido y totalmente indoloro, etc.

¿Y para recuperar la definición del óvalo facial y un cuello joven?
Para eso lo mejor son los hilos de dermosustentación que es un tratamiento muy natural que ni da volumen ni nada y simplemente tensa la piel, luego ya se decide si hace falta más volumen, pero en principio los hilos son un técnica que funciona muy bien, da muy buenos resultados y tienen mucha duración y una ventaja importante, se pueden poner todos los que se necesiten.

Al realizarnos alguno de estos tratamientos, al salir de la consulta tenemos que utilizar algún tipo de vendaje, salimos con marcas o similar
No, eso no ocurre con la medicina que practicamos nosotros. De hecho, la marca más importante que puede quedar sobre un paciente es, como mucho, un hematoma, que si es hombre, con una crema protectora solar con color y si es mujer, con un poco de maquillaje, deja de ser visible. Hay otros tratamientos, como los peelings químicos que producen una descamación durante los días posteriores al tratamiento, pero no es algo traumático.

Y una vez que nos realizamos un tratamiento, ¿Cuánto tiempo tardamos en notar el resultado?
En algunos tratamientos el resultado es inmediato, aunque lo cierto es que a los 15 días el resultado mejora mucho, por ejemplo todos los de voluminización, el resultado es inmediato y sales de la consulta ya con más volumen y con un resultado visible. Hay otros tratamientos como los hilos o la hidroxiapatita cálcica que son grandes estimuladores de colágeno que necesitas de 1 a 2 meses para ver los resultados.

¿Hay algún momento del año en el que estos tratamientos están contraindicados, como el verano?
No. Ya he dicho que el mayor enemigo de la piel es el sol, por eso no solo no debemos hacernos tratamientos en épocas previas al verano, sino que es más bien al contrario, ya que deberíamos hacernos peelings para preparar la piel de cara a la agresión que es y supone el verano. Debemos usar protección solar todo el año, aunque de mayo a septiembre, sobre todo aquí en Valencia, deberíamos usar la máxima protección. Podemos hacer un tratamiento con toxina botulínica para borrar las arrugas del tercio superior. También está indicado para estas fechas un tratamiento a base de vitaminas para reponer la calidad de la piel, etc.

Seguimos siendo más las mujeres las que solicitamos tratamientos estéticos
Sí, la verdad es que sí, aunque ahora ya son más los hombres que nos piden consultas. A los hombres parece que lo que les preocupaba era el cuerpo, poder modelarlo a base de gimnasio, y a las mujeres la cara. Ahora las mujeres también van al gimnasio y cada vez vienen más hombres a consulta del médico estético y también se hacen sus tratamientos.

¿Doctor, qué es mejor, ir a la consulta con la idea clara de lo que queremos hacernos o dejar que sea usted quien nos asesore?
La verdad es que lo mejor es que se dejen asesorar, porque muchas veces vienen pidiendo un tratamiento concreto que no es el más adecuado para la persona o que no es el que soluciona el problema que cada uno tiene. Lo mejor sería que la persona supiera qué aspecto quiere mejorar o simplemente que vengan y pidan que se les mejore el aspecto.
Normalmente yo dejo hablar a la paciente y ahí es cuando me propone lo que quiere y yo le aconsejo sobre lo que se puede hacer y el resultado que va a tener. Lo más importante es que no me mientan y no mentir tampoco al paciente.

¿Hace todo lo que le pide su paciente o no siempre se puede hacer?
No, no siempre se puede hacer todo lo que te piden. La verdad es que no suele ocurrir muchas veces, pero sí que ha ocurrido que alguien viene a la consulta y o porque quiere hacerse demasiadas cosas o porque las cosas que se quiere hacer son poco apropiadas para la persona.

¿Por qué ha decidido tener su consulta en Gandia?
La verdad es que he decidido venir porque me presentaron al Dr. Miguel Pérez Rico y a su esposa, Marta Costero y me contaron su proyecto para la clínica dental y me pareció muy buena idea, así que decidí implicarme con ellos y como Valencia y Gandia están muy cerca, me pareció bien venir aquí cada semana.

¿Me ha dicho que la medicina estética no es para las élites, eso quiere decir que los tratamientos son asequibles?
Nuestros tratamientos son totalmente asequibles y además tenemos la posibilidad de financiar los tratamientos para que cualquier persona pueda asumir el tratamiento que se decida hacer.
Lo mejor es que la persona que así lo decida, se acerque a la consulta, hablamos sobre lo que se puede y debe hacer, los plazos en que se deberían hacer y también el presupuesto y la financiación si fuera necesario, porque así comprobarán que los tratamientos son asequibles y los resultados de los tratamientos son muy positivos.