David González, alcalde de Oliva


Viernes, 16 de Junio de 2017

 
David González, alcalde de Oliva
`Nos estamos dejando la piel para cumplir el acuerdo de gobierno´
Han pasado dos años de esta legislatura, o lo que es lo mismo, estamos a la mitad de esta legislatura que para muchos puede parecer extraña por la conformación de un gobierno cuatripartito en la ciudad de Oliva. Pese a que muchos auguraban un corto recorrido al ejecutivo, lo cierto es que cuando llegan los dos años de legislatura, parece que el equipo está plenamente consolidado y con disponibilidad para seguir hasta final de legislatura. De los logros, la actual situación y lo que le depara a Oliva en esta legislatura hemos hablado con su alcalde, David González.
Hace dos años, y prácticamente in extremis, firmaba usted un pacto de gobierno con tres partidos más para gobernar Oliva, ¿cómo está funcionando el pacto hasta ahora?
Hace dos años firmamos un acuerdo que consideramos que fue ejemplar, estuvimos tres semanas negociando el acuerdo para conseguir fusionar los programas electorales de todos los partidos y creo que nos estamos dejando la piel para conseguir cumplirlo y trabajar en él para conseguir los objetivos marcados. Creo que fue un acuerdo ejemplar, es público y eso mismo hace que sea estable. Somos un equipo plural desde el punto de vista ideológico y eso hay quien lo considera un problema, pero yo lo considero una oportunidad. La oportunidad de demostrarle a toda la ciudadanía que pese a todo existe la posibilidad de ponernos todos de acuerdo en un programa común que haga avanzar nuestra ciudad. Creo que la nueva política va por ahí.

¿Cuál es el nivel de satisfacción por lo realizado en estos dos años?
Yo, por definición siempre pienso que se puede hacer más, pero la verdad es que creo que llegamos a estos dos años con una parte importante de los deberes hechos. Hay cosas que se han conseguido, otras que están encaminadas y otras que no se han conseguido todavía pero por las que vamos a seguir trabajando para conseguir los objetivos marcados a principio de legislatura.

De esas cuestiones que nos dice han conseguido, cuáles son las que le hacen sentir más satisfecho por su consecución
No las puedo narrar todas porque sería eterno, pero las más destacadas pasan por hablar de la licitación de Aigua Blanca 4, que después de tanto tiempo por fin será una realidad. Los propietarios han sufrido mucho, han sufrido durante 10 años y aunque por respeto a ellos no diré que estoy satisfecho de la situación pero sí creo que es importante que, salvo que surja algo extraño, se verá solucionado en esta legislatura. También hemos conseguido una inversión compartida de tres administraciones de cerca de 4 millones de euros para el casco antiguo, una zona que todos teníamos en el programa electoral y que vamos a regenerar tanto en espacios públicos como a través de ayudas y subvenciones para los propietarios que quieran mejorar sus viviendas. También hemos conseguido acabar prácticamente con el presupuesto municipal y en 2017 podremos financiar inversiones con recursos municipales sin necesidad de pedir préstamos a los bancos, lo que abre un panorama esperanzador para la ciudad. También hemos solucionado los problemas eléctricos que había en Canyaes 7, 8 y Bomba.

¿Cómo está siendo la relación con otras administraciones?
Ciertamente en cuanto a la agenda con esas administraciones me siento satisfecho porque las gestiones van dando resultado, cierto es que no siempre a la velocidad o el ritmo que uno quiere, pero sí van avanzando y eso es muy importante, sobre todo en lo que a conexiones viarias de la ciudad como los desvíos de la N332. También se ha adjudicado el proyecto de la nueva depuradora de Oliva que se está trabajando ya en ello y son cosas que se han de destacar.
Pero no solo destacaría las grandes inversiones, en Oliva hemos hecho pequeñas inversiones de asfaltados de calles, revisión de zonas determinadas de Oliva, etc., que hacen la vida más agradable a los ciudadanos y por tanto una mejora para la ciudad.

Oliva iniciaba la legislatura endeudada pero en una situación bastante envidiable mirando a la comarca. Su objetivo ha sido fundamentalmente eliminar la deuda bancaria, han hecho un ejercicio de austeridad durante estos dos años y no sé si eso significa que van a hacer ustedes muchas inversiones en estos próximos años
Mire, Oliva, tenía una deuda estructural importante y nosotros teníamos como objetivo regularizar y poner en orden las cuentas. Ha sido un ejercicio de austeridad, un ejercicio de depuración de partidas, en el que nos hemos llevado sorpresas, como la de la recogida de basuras, donde el concejal Vicent Canet se encontró una partida de casi 500.000 euros mal presupuestados, por encima de lo necesitado y gracias a ese ejercicio lo hemos podido desviar a otras necesidades y también ha aumentado la recaudación vía impuestos directos en unos 300.000 euros y la mejora de la actividad económica de la ciudad ha incrementado impuestos indirectos como las plusvalías, las tasas por actividad, etc. Todo esto genera una situación económica ciertamente satisfactoria.

¿La van a aprovechar para mejorar las inversiones o no se trata de mejorar para endeudarse?
En estos momentos, y desde hace 5 años tenemos unas imposiciones que se llama la regla de gasto. No importa lo que recaudes, tienes un límite de gasto. Evidentemente en determinadas circunstancias puedes superar esa regla de gasto, como ocurrirá en Aigua Blanca IV. Pero lo que le decimos al Ministerio es que una vez que Oliva ha mejorado y casi eliminado su endeudamiento, deberían dejarnos aumentar esa regla de gasto, sobre todo porque nuestra ciudad tiene muchas inversiones necesarias.

¿Por ejemplo, cuáles son las cosas que se nos quedan pendientes?
Lo cierto es que urbanísticamente Oliva es una ciudad muy complicada y aunque antes ya he comentado que hemos solucionado problemas en algunas urbanizaciones, tenemos otras que necesitan de actuaciones. Tenemos zonas verdes por ejecutar, obras básicas de mejora como aceras o calles que son una inversión necesaria. Edificios por acabar como el de la policía local o el de la futura Casa de la Cultura del Centro Olivense. La conexión entre Oliva y Piles es importante y supondrá más de medio millón de euros de inversión municipal importante. Tenemos por acabar la unidad de actuación 11 que por temas judiciales ha estado parado y está en el centro de la ciudad y hay que acabarlo. Tenemos temas pendientes con Iberdrola, también tenemos las obras de Vía Ronda, que se iniciarán nada más pase el verano. Culminar el proceso de modernización y agilización de los trámites municipales y una reorganización del personal municipal que también es básica para mejorar la atención al ciudadano y el trabajo del día a día.