Ciro Palmer, concejal delegado en la Semana Santa de Gandia


Lunes, 1 de Enero de 2018

 
Ciro Palmer, concejal delegado en la Semana Santa de Gandia
La Diocesana es una oportunidad para Gandia
Es el concejal delegado por parte del gobierno de Gandia en la Semana Santa y este año se da una circunstancia especial, Gandia es sede Diocesana, lo que significa que se han organizado toda una serie de actividades para conmemorar la efeméride y sobre todo para convertir este hecho en una oportunidad que la ciudad aproveche al máximo.
Sr. Palmer, éste es un año muy especial para la Semana Santa de Gandia
Efectivamente, este año a parte de las celebraciones habituales que año tras año se realizan y se mejoran llenándolas de contenido y espiritualidad, este año somos sede de la Diocesana, lo que supone un orgullo para la ciudad pero también es una gran responsabilidad y un reto para la ciudad de Gandia. Evidentemente los actos los organiza la Junta Mayor de Hermandades de la Semana Santa y lo que hemos hecho desde el Ayuntamiento ha sido ponernos a su disposición para que nos podamos sentir todos orgullosos de haber sido elegidos como sede para el encuentro diocesano.

¿Qué supone, desde su punto de vista, que Gandia sea sede diocesana?
En primer lugar supone un reto, porque es una grandísima responsabilidad por la multitud de actos y acontecimientos que se van a suceder a lo largo de este año. Por otro lado supone hacer sentir a toda la Diócesis que en Gandia, ciudad turística por excelencia, también hay y puede incrementarse el turismo religioso. Vamos a promocionar nuestra gastronomía, nuestra cultura sin olvidar que se trata de un evento con una marcada vertiente religiosa. No queremos olvidar esa vertiente religiosa que es la que le da sentido al evento, pero tampoco queremos olvidar que Gandia tiene otros potenciales, sobre todo este año que somos capital cultural valenciana. Es un doble reto que esperamos estar a la altura.

¿Si hablamos de cifras, en qué consiste este encuentro?
Se trata del encuentro en Gandia de más de 40 municipios de diferente tamaño en diferentes momentos y actos y estamos hablando de una previsión de más de 5.000 personas asistiendo a alguno de esos actos. Por eso es tan importante no olvidar la parte religiosa pero tampoco la cultural y de promoción turística. Queremos que se sientan a gusto, que se sientan bien tratados y que se lleven una buena impresión en lo espiritual pero también en lo cultural.

¿Cuál es el papel de su concejalía en este evento?
Hacer que todos los actos que ha organizado la Junta Mayor de Hermandades de la Semana Santa, en colaboración con todas las Hermandades, salgan lo mejor posible y lomás dignamente posible. A la vez estamos para prestar toda la colaboración necesaria para que esto sea así. Hay muchísimo trabajo, yo me asusto cuando veo todo lo que se está programando y la capacidad de trabajo de la Junta Mayor y solo espero que nosotros podamos estar a la altura.
Esto es una fiesta de interés para la ciudad y quiero que tengan claro todos los ciudadanos que vamos a prestar todo el apoyo necesario para que sea el éxito que Gandia merece.

Además, están ustedes inmersos también en el expediente para declarar la Semana Santa de Interés Turístico Nacional
Sí, estamos trabajando en ello porque queremos que Gandia tenga su Semana Santa reconocida como de interés turístico nacional. Había un expediente abierto en su día, pero se abandonó por la complicación que comportaba el mismo, pero nosotros estamos trabajando en él y espero que a finales de esta legislatura, como mucho a principios de la que viene sea una realidad.
 
Hasta ahora siempre que se ha hablado de Diocesana se piensa en dos actos fundamentales, reunión y procesión, pero en Gandia están ustedes planeando ir un paso más allá
Sí, en noviembre estuvimos en Alboraia tomando el testigo de la sede Diocesana y la verdad es que nos trataron a cuerpo de rey y ahora nosotros queremos estar a la altura, pero también es cierto que queremos aprovechar para ir un paso más allá. Queremos aprovechar la capitalidad cultural y sobre todo afianzar el concepto de turismo religioso. Es un momento ideal para dar a conocer aspectos de la ciudad como la Fideuà, que se presentará a los visitantes, pero además se ha programado jornadas con visita al Ayuntamiento, al Palau Ducal, a la Playa, etc. Hemos organizado muchos eventos para hacer promoción de la ciudad pero desde un punto de vista religioso. Está funcionando en ciudades como Sevilla o Valladolid y pensamos que también puede funcionar en Gandia.

Aquellos que no viven ni conocen la Semana Santa en profundidad en Gandia, ¿van a notar la sede Diocesana?
Sí, lo van a notar, sobre todo porque los días de actividades extraordinarias van a estar por Gandia en torno a 4.500 o 5.000 personas y eso se nota. Gente que viene por un acto de carácter religioso pero que también comprarán, consumirán y pasearán la ciudad. Se va a notar. Además piensa que vamos a poder vivir un Viernes Santo, parecido, fuera de temporada porque en febrero vamos a tener la procesión con la imaginería de Gandia y de otros municipios. Creo que va a ser un acontecimiento digno de vivir para todos.