Carlos Borho, director CEON


Viernes, 6 de Abril de 2018

 
Carlos Borho, director CEON
`Tenemos una oferta deportiva y sobre todo de ocio familiar diferente y de calidad´
Se está celebrando la tercera parte de la sexta edición del Mediterranean Equestrian Tour, un encuentro internacional ecuestre que durante 16 semanas ofrece al público la oportunidad de asistir a competiciones de primer nivel en un entorno único que cada vez es más reconocido y visitado.
El MET nació como una competición de invierno pero poco a poco vamos ocupando todo el calendario
Sí, ofrecemos 16 semanas de competición a lo largo del año empezando, más o menos, en octubre y acabando a finales de abril. En esta edición vamos a tener 1.100 caballos compitiendo, que es la máxima ocupación que podemos ofrecer, con jinetes y amazonas procedentes de 48 países para competir en Oliva, en la Safor y a disfrutar de nuestro clima y nuestra gente.

Estamos por tanto al límite de la capacidad del CEON, ¿crecer es una cosa complicada?
Estamos al máximo de nuestra capacidad y eso supone no poder acoger a más caballos con lo que en esta edición hemos dejado fuera de la competición en torno a 350 caballos que no cabían. Por eso estamos pendientes de que la Generalitat nos autorice a realizar una próxima ampliación que nos permita tener más capacidad y por tanto albergar más caballos, jinetes y amazonas.

El carácter deportivo del CEON es evidente, pero además hace ya tiempo que descubrimos que es y supone una oportunidad única para pasar un fin de semana en familia diferente
La verdad es que tenemos mucho público de la zona que se acerca cada fin de semana para  disfrutar de un ambiente hípico de altísimo nivel pero que además vienen con las familias para pasar un día fantástico disfrutando de un clima fenomenal, tenemos una variada oferta de restauración para poder comer desde 15 euros por persona para que todos pueda tener la oportunidad de disfrutar de las instalaciones y además tenemos parques infantiles para que los pequeños puedan disfrutar al máximo. Además de disfrutar de los caballos, que son unos animales muy nobles de los que siempre se aprende.

Aunque la actividad que se desarrolla es la misma desde el primer día, cada vez que vamos parece que hay novedades y que todo cambia
Siempre intentamos que cuando uno viene viva y sienta un ambiente especial y como las competiciones son diferentes cada día, esa sensación de novedad siempre se repite, de año en año pero también en distintos días. El deporte que se practica es el mismo pero cada competición ecuestre es diferente y se puede vivir de forma diferente.

Daba la sensación Sr. Borho que sobre todo al principio, a la gente de Oliva y la Safor le costaba asimilar el MET como algo propio, pero parece que esa sensación se ha invertido en los últimos años
A medida que la gente va conociendo lo que es este deporte, va conociendo cómo funciona y va conociendo lo que es, la misma afición que hay en otros países se va generando en el nuestro. Además hay que tener en cuenta que no es lo mismo ver los caballos que vemos cuando vamos a las hípicas, con todos mis respetos, que ver los caballos que compiten aquí que son de los más caros del mundo compitiendo al nivel más alto posible y eso no tiene comparación. Oliva nos ha acogido como algo suyo y creo que eso se nota año a año.

¿Es más el público experto que asiste a las competiciones o somos todavía mayoría los neófitos?
Hay un poco de todo, pero sí diría que es más un público familiar que viene a disfrutar de los caballos, de los animales y de un día diferente. Tenemos competición de martes a domingo pero lo cierto es que las pruebas más importantes son en fin de semana que es cuando más se concentran las visitas pero también tenemos público que acude a las instalaciones entre semana para disfrutar de las competiciones con otro ambiente.