El Bloc-EV de Oliva presenta una propuesta para modificar las paradas de autobuses


El Bloc-EV de Oliva ha presentado a la comisión de Régimen Interior y Tráfico del Ayuntamiento, una propuesta para la modificación de las paradas de la línea de autobuses Auto Res en la playa de Oliva, al percibir ciertas molestias por parte de los vecinos. Según nos informaba Pau Pérez, concejal de turismo, la desaparición del Hotel Pau Pi y la ampliación de las zonas de lo que se conoce como barrio marítimo, han hecho que las calles Roger de Lauria y Mar Mediterránea, no tengan la misma posición de centralidad que en años anteriores, por lo que se ve conveniente un cambio en las paradas de estos autobuses. Así Pau Pérez nos explicaba que desde su grupo político, se ha visto más conveniente la zona del ancla, para que paren estos autobuses que cubren la línea Oliva-Madrid. Una propuesta que el concejal de turismo en el Ayuntamiento de Oliva ha considerado que podría beneficiar en gran medida al turismo de Oliva y reducir las molestias que en la actualidad sufren los vecinos.




 

El Bloc-EV de Oliva presenta una propuesta para modificar las paradas de autobuses

La portavoz del BLOC de Oliva, Inma Seguí, aseguraba que el voto a favor de la reversión de los terrenos del Centro Ecuménico, que su grupo diera en la comisión de hacienda del pasado viernes, se debe al cumplimiento de un mandamiento del colectivo local de su partido, que se ha basado exclusivamente en dos criterios, por un lado el que se ha rebasado el periodo concedido por el consistorio para la realización de las obras y por otro lado, que no existen garantías económias para la financiación de las obras de construcción del Centro,

Seguí ha asegurado que siguen creyendo en la importancia de una estructura que aglutinara y encabezara las cuestiones turísticas del municipio, pero que los terrenos cedidos han multiplicado de forma importante su valor y que si no hay garantias de que se pueda finalizar la construcción del edificio, los terrenos han de volver a sus legítimos propietarios, que son los ciudadanos de Oliva