Tertulias veraniegas





 

Tertulias veraniegas

En las horas calurosas y apacibles de la siesta durante el verano, no hay nada comparable como tomarte un delicioso y estimulante granizado de café con dos o tres amigas, disfrutando de la brisa marina cuando la hay y cuando no, recurrimos al socorrido y útil abanico que un papel tan importante desempeñó en su tiempo, recuerdo por lo que he leído, no vivido (aclaración pertinente), no había mujer ni tertulia que prescindiera de la importancia de su lenguaje, evidentemente por carencias en su comunicación, por eso se agudizaba el ingenio utilizando los medios que tenían a su alcance, tal vez ahora de nuevo sería interesante retomar algunas de esas costumbres y volver a seducir con sutiles miradas y estudiados gestos a nuestro enamorado.

Entre sorbo y sorbo, comentamos lo clásico, lo habitual de la crisis que ya por desgracia lo es, no hay mas remedio que llamarla por su nombre, lo difícil que se está poniendo todo, el goteo sin cesar de la gente que ingresa en las filas del paro, ¿ como irá la naranja nos preguntamos también sin cesar?, los precios por las nubes, pues en definitiva, el día a día de los pobres currantes.

Una de mis amigas que trabaja en servicios de turismo, comentaba este pasado miércoles que no hay día que pase sin oír lo sucia que esta la playa, dicen ¡con lo bonita que es la playa!, es una pena, con lo poco que cuesta vigilar todo…

No lo puedo negar, la evidencia es palpable, me consta por otra parte que el Sr. Santacatalina tiene ganas de trabajar y se desvive por hacerlo bien pero… hay que tratar de mejorar por lo menos intentarlo.

Los contenedores huelen mal y están sucios y algunos medio rotos, SOLUCION, digo yo será limpiarlos mas a menudo, no hay otra , nos jugamos el poco turismo tranquilo que tenemos, ¡ de qué nos sirve tener unas playas preciosas extensas en kilómetros con banderas azules por lo limpias que están sus aguas , ubicación ni te cuento , increíblemente idónea y muchísimo más…

Cierto es que la educación cívica deja mucho que desear, me explico: las personas que tienen perros los sacan a pasear y permiten que hagan sus necesidades en calles y aceras pringándolo todo de lindas exquisiteces que posteriormente cualquiera de nosotros arrastramos por doquier ensuciándonos y perfumando el ambiente de delicado Chanel Número 5.

La arena , esa es otra cuestión no menos interesante, prohibido está así lo indican los carteles pero… todo ó casi todo el mundo que posee perro, digo y repito todo ó casi todo el mundo sin excepción, a ver si me entienden, llevan a su mascota a pasear por la arena y por supuesto a defecar y otros menesteres, del mismo modo que ocurre por las calles los sufridores bañistas sufren a lo largo de su jornada playera algún que otro accidente ó tropezón de submarinos pegajosos y enormemente olorosos.

Esto es de VERGúENZA, del mismo modo que es VERGONZOSO E INTOLERABLE, que los propietarios de Bares no respeten los horarios como todo el mundo para echar desperdicios ó basuras en los contenedores, ellos sencillamente cuando acaban los diferentes horarios de desayunos, comidas ó cenas van tranquilamente y los sueltan, como a ellos no les dicen ó hacen nada desde donde corresponda… las molestias para los sufridores que con los calores que aprietan los olores ni te cuento.

Pues eso hay que vigilar y tratar de mejorar lo mejorable. Bueno ya tenemos otra tarde pasada tratando de arreglar nuestra casa, nuestro pueblo, nuestra España, ya así casi sin darnos cuenta vamos desgranando el verano, aprovechemos que ya estamos a 15 de Agosto.

Hasta pronto.