Una devastadora enfermedad citrícola californiana amenaza los cultivos valencianos


El 'Greening' ha causado estragos en climas tropicales como Brasil y Florida. AVA pide vigilar las importaciones.




 

Una devastadora enfermedad citrícola californiana amenaza los cultivos valencianos

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) exige mayor vigilancia para impedir que se propague en el campo valenciano una devastadora enfermedad citrícola que acecha California. AVA reclama tanto a la Comisión Europea como al Gobierno español que extremen la vigilancia en los puertos porque la enfermedad podría llegar, como en tantas otras ocasiones,  en importaciones citrícolas y porque, por otra parte, se sabe que en Canarias ya se localizó uno de los insectos vectores que la transmite.

 

El USDA (departamento de Agricultura de EEUU) ha puesto en alerta a cientos de funcionarios e inspectores fitosanitarios en la frontera con México y ha iniciado una masiva campaña de información y búsqueda entre los citricultores y jardineros con frutales cítricos de California tras detectar en Tijuana, en la Baja California (México), el insecto transmisor de la enfermedad ‘Greening’, y en Lousiana (centro-sur de EEUU, cerca de Nueva Orleans) naranjos ya afectados por la misma.

 

Las autoridades norteamericanas creen que la bacteria que provoca la enfermedad, también conocida como ‘Huanglonbing’ (HLB), podría adaptarse al clima mediterráneo propio de California. “La bacteria está matando cientos de miles de árboles en climas tropicales como son Brasil y el estado norteamericano de Florida, y el hecho de que el USDA sospeche que la enfermedad puede instalarse y adaptarse a California es para preocuparse ya que, al tener un clima mediterráneo, se disparan las posibilidades de que llegue y ponga en peligro a la citricultura española y valenciana”, señala el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado.

 

Como ya advirtió esta organización agraria el pasado mes de febrero, tanto el ‘Greening’ como la ‘Cancrosis’ han situado a una de las citriculturas más prósperas del mundo, la de Florida, al borde del colapso. “Y de expandirse tales bacterias en la Comunitat se producirían las mismas desastrosas consecuencias”, lamenta Aguado.

 

En los últimos meses la situación en EEUU se ha agravado.