La primera feria de stocks de Gandia centra la atención de este fin de semana de agosto


Va a ser un intenso fin de semana el que se plantea para el recientemente estrenado recinto ferial de la Ciudad Ducal.




 

La primera feria de stocks de Gandia centra la atención de este fin de semana de agosto

Fira Gandia ha estrenado desde ayer, y hasta el próximo domingo una de las ferias más demandadas tanto por el sector como por el público en general, el outlet o feria del stock donde los cerca de cincuenta expositores que de toda la comarca y de comarcas vecinas que han asistido esperan encontrar un respiro tanto para sus almacenes como para su economía en una temporada que ha estado marcada por el inmovilismo a consecuencia de la alarma por la crisis económica general.

 

Se trata de una feria que claramente pretende traspasar las fronteras de la ciudad de Gandia, prueba de ello es que ayer en la inauguración encontramos autoridades tanto de Gandia como de Oliva, ciudad que ya poseía una feria similar y que lejos de ver esta como una competencia, ha decidido colaborar y participar sumándose a la iniciativa.

 

Con esta feria, por la que se espera que a lo largo de los próximos días pasen más de 23.000 personas, cifra que según la organización no es descabellada si tenemos en cuenta que durante estos días, “la Safor ha más que duplicado su población a consecuencia del turismo, por ello, si en ferias anteriores hemos superado la barrera de los 10.000 visitantes, en esta esperamos duplicar la cifra sin problemas”, así lo explicaba Salvador Pérez, director de la Feria del Stock.

 

Otro de los factores que hacen que la organización hable de forma optimista del evento es que gracias a las facilidades de horario que han dado los comerciantes y expositores, ya que se plantea como feria alternativa en todos los aspectos, por un lado el horario será de 7 de la tarde a 12 de la noche, pero además presenta toda una serie de productos de calidad a precios extremadamente rebajados entre los que encontraremos fundamentalmente ropa y calzado, pero también otros productos como electrodomésticos, artículos de decoración y arte, así como algunas ofertas turísticas alternativas.

 

Desde la organización se insistía en que es un evento para todos los públicos, ya que buena parte del recinto ha sido reservado como parque infantil para que los más pequeños puedan disfrutar mientras los mayores visitan los stands, y también porque hay una oferta gastronómica suficiente que permite planificar la visita a  la Feria como una buena forma de finalizar el día o de iniciar una noche de verano diferente.

 

Ahora sólo cabe esperar a que finalice la semana y comprobar si el público ha respondido. De momento, al cierre de esta edición, cuando a penas habían transcurrido unas horas de la inauguración, la Feria mostraba un aspecto inmejorable con una masiva afluencia de visitantes y compradores.