Unos desconocidos asaltan la cueva del Parpalló sin causar daños importantes


El pasado fin de semana la cueva del Parpalló situada en el término municipal de Gandia sufrió un asalto que no ha ocasionado daños sobre las pinturas rupestres y los trabajos de los arqueólogos pero sí ha puesto en punto de mira la seguridad y protección de este patrimonio histórico ya que no es la primera vez que en la comarca de al Safor se sufre algún ataque de este tipo. De momento los asaltantes no han sido detenidos ni identificados.




 

Unos desconocidos asaltan la cueva del Parpalló sin causar daños importantes

El viernes pasado una de las grutas más valiosas de la Comunitat por su interés arqueológico, es decir, la cueva del Parpalló fue atacada por un grupo de personas, no identificadas que forzaron las entradas y rompieron parte del material que se guarda en el interior para los trabajos de limpieza.

 

Afortunadamente, los daños han sido mínimos, ya que las pinturas rupestres pertenecientes al paleolítico no han sufrido desperfectos. Sin embargo, la peor parte se la han llevado las rejas de entrada a la cueva que han sido totalmente destrozadas. El catedrático de Prehistoria de la Universitat de València, Valentín Villaverde, dio el aviso de lo ocurrido mientras paseaba por el paraje tanto a la policía local como a Joan Cardona, arqueólogo municipal de Gandia.

 

La actuación de estos desconocidos no fue todos lo malévola que podría haber sido, ha manifestado el arqueólogo. Sin embargo, se han causado una serie de desperfectos que es necesario reparar para que no vuelvan a ocurrir este tipo de hechos.

 

Después de la inspección de los técnicos el sábado por la mañana se consiguieron paliar de manera temporal los desperfectos en las puertas aunque hoy ya están totalmente reparadas, según ha informado Cardona. No obstante, ha manifestado, no es la primera vez que patrimonio histórico de la comarca se ve atacado por parte de desconocidos durante los últimos meses. Por ello el arqueólogo ha querido recordar que la solución a este vandalismo tiene que venir a través de la educación y unos determinados valores. Cuando esto no da resultado es cuando, ha afirmado, al ley debe poner las medidas oportunas.

 

Ha recordado así Cardona que la ley establece penas importantes para cualquier delito en contra del patrimonio ya que este tipo de delito lo regula directamente el código Penal. De momento a las puertas ya restauradas se han unido la colocación de diversos candados y cadenas que evitarán la entrada improvisada de personas que buscan simplemente, como ha destacado Cardona, destrozar un patrimonio que nos pertenece a todos por igual. Joan Cardona ha recordado que este yacimiento contiene más de 6.000 plaquetas decoradas que constituyen la colección de arte mueble paleolítico sobre roca más importante de Europa.