El Bloc de la Font presenta alegaciones contra el PGO propuesto por PP y PSD


El Bloc de la Font d’en Carrós ha presentado una serie de alegaciones a la propuesta de Plan General de Ordenación que ha presentado el gobierno municipal del Partido Popular y el PSD. Entre algunas de estas propuestas se incluye la protección de la ruta del agua de la cequia del Rebollet y la mejora del acceso al Tossal Gros.




 

El Bloc de la Font presenta alegaciones contra el PGO propuesto por PP y PSD

El colectivo del Bloc de la Font de Carrós ha querido tomar cartas en la propuesta del Plan General de Ordenación presentada por los dos grupos en el gobierno, Partido Popular y PSD. Miquel Fuster, portavoz del Bloc, ha manifestado que el único objetivo que persigue su grupo no es crear polémica ni discrepancias, sino aportar una visión complementaria de diferentes aspectos que desde el Bloc se piensa que se han dejado de lado. Son tres las principales alegaciones presentadas por la formación entre las que destaca como primer punto la protección de la ruta del agua de la cequia del Rebollet.

 

En segundo lugar, desde el Bloc ha afirmado que determinadas zonas del término municipal deberían ser consideradas de protección agrícola. Una situación de la que se benefician otros pueblos de alrededores como Oliva o Beniarjó.

 

A su vez las zonas no consideradas urbanas o paisajísticas sean así consideradas de protección agrícola. Para ello, Fuster ha hecho referencia en concreto a la calle dels Moros para que se incluya al centro histórico, una cuestión menor según ha manifestado.  Uno de los puntos en los que el Bloc hace especial hincapié es en con el crecimiento excesivo del pueblo demandando que no se consideren urbanizables dos de los sectores del municipio como son el Molí de la Foia y la parte de debajo del Parque de Tirant i Carmesina. El tercer punto principal trata de aspectos concretos como el acceso al Tossal Gros, la eliminación de un vial dentro de una reserva paisajística y la consideración de energías renovables.

 

Con estas propuestas y alegaciones el portavoz del colectivo del Bloc de la Font ha querido dejar claro que la única intención que persiguen desde su formación es la de proteger el patrimonio cultural, natural e histórico del pueblo, así como la de defender un crecimiento sostenible del mismo. En ningún momento, ha afirmado, Miquel Fuster se persigue la eliminación de este Plan General de Ordenación o su retraso.