10 días y colegio... ¡Qué ilusión!


La mayoría de los niños y niñas sienten ilusión cuando piensan que en breve comienza el nuevo curso, retomando el contacto con amiguitos-amiguitas que durante el verano no se han visto y contarse todas sus aventuras y desventuras que les han ido ocurriendo a lo largo de todo el verano, para ellos esa idea les ilusiona y motiva.




 

10 días y colegio... ¡Qué ilusión!

Todo cansa, necesitan una nueva rutina de estudio, disciplina de horarios, deportes etc… que evidentemente en verano realizan pero de forma más tranquila, sin agobios, como que ¡ahora quiero, me apetece, ahora no!, como debe ser, para eso está la época de descanso (merecido o no, ése es otro cantar).

 

Les ilusiona los nuevos libros, nuevas mochilas, estuches, colores, todo o casi todo es novedad e incluso hasta los profesores en algunos casos lo son. Lo nuevo o casi desconocido implica retos, con cierto nerviosismo y un poco de aventura, por lo que habrá una minoria de niños-niñas a los que no les apetecerá lo más mínimo volver al cole ¡Con lo cómodos que están, faltaría más...! pero al segundo día ya se sienten como pez en el agua.

 

Para las mamás-papás estos días previos a la vuelta al colegio son un auténtico tumulto de compras, libros, mochilas, estuches, cuadernos uniformes etc… y desde luego una buena dosis de ajuste económico porque… la crisis se nota, vaya que se nota en todos los bolsillos.

Por una parte los padres ansían el retorno de sus retoños al cole, porque con ello vuelve la rutina y por supuesto la normalidad a la familia, pero a la vez sienten cierto nerviosismo sobre todo si en casa hay pequeños que inician su andadura en guarderías. ¡Angelitos, con lo bien que están en casa! , ¿Estarán bien?, son preguntas frecuentes. Sin problemas, el tiempo es el bálsamo que todo lo suaviza.

 

Hay otro colectivo que también les atañe el inicio del curso escolar, no son otros que los abuelos y abuelas que disfrutan enormemente de sus nietos- nietas, los adoran, necesitan de sus gracias y a veces sus no gracias, pero no por ello dejan de alegrarse por la proximidad del inicio al colegio, porque eso les permitirá tomar oxígeno e ir un poco más desahogados.

 

Por lo tanto para todos los que estén ilusionados como para los que no lo estén con el nuevo curso escolar 2008-2009, os deseo que vaya todo de lujo, no me cabe la menor duda.

 

Hasta el próximo día 8 de septiembre, 9 en Oliva después de las fiestas de nuestra Patrona, la Pequeñita, Morenita y querida, NUESTRA SEñORA DEL REBOLLET.

Felicito y animo a los festeros para que disfruten de la brillantez de las fiestas y que luzcan esplendorosas como viene siendo ya habitual, gracias al trabajo y esfuerzo de todos ellos, que el resto de olivenses las disfruten igualmente,

 

Felices fiestas.