Gil asegura que el gobierno local nunca prometió hacerse cargo de la gratuidad de los libros de texto


La concejal en Educación, Liduvina Gil, ha contestado a las declaraciones del Bloc de ayer en cuanto al incumplimiento del gobierno de no facilitar la gratuidad de las escuelas y los libros de texto. Gil ha asegurado que el ayuntamiento no ha incumplido ningún acuerdo, ya que lo único que prometió fue tomar medidas en caso de que Generalitat no adoptara la gratuidad. Unas medidas, que manifiesta, sí se están dando con las ayudas para comedor o el proyecto de construir cuatro escuelas municipales infantiles durante esta legislatura.




 

Gil asegura que el gobierno local nunca prometió hacerse cargo de la gratuidad de los libros de texto

Tras las duras críticas del Bloc Nacionalista Valencià sobre el incumplimiento del acuerdo plenario del gobierno en cuanto a la gratuidad de los libros de texto y las escuelas infantiles, la concejal en Educación, Liduvina Gil, ha indicado que: “éste no es momento de crispar los ánimos de los padres y madres a dos días de comienzo del curso escolar”.

 

Gil se ha mostrado firme y ha indicado que la gratuidad de los libros así como de las escuelas no es un tema que competa al ayuntamiento sino a la Generalitat Valenciana y que, por tanto, el ayuntamiento no ha incumplido ningún acuerdo, puesto que lo único que prometió fue tomar medidas en caso de que Generalitat no adoptara la gratuidad. Unas medidas, que manifiesta, sí se están dando con las ayudas para comedor o con el proyecto de construir cuatro escuelas municipales infantiles durante esta legislatura.

 

Además, la concejal ha explicado que este tipo de ayudas tenían que venir condicionadas por el impuesto de la construcción, si éste aumentaba. Gil ha indicado que de todos es conocida la crisis en el sector de la construcción y que, por tanto, no han podido acogerse a este impuesto para proponer la gratuidad de los libros.

 

Por otra parte, Gil ha manifestado que el ayuntamiento no está de acuerdo con las maneras de hacer de la Generalitat, “realizando un cheque libro sin preocuparse de la subida de los precios de los libros impuestas por las editoriales que provocan que la ayuda del cheque libro sea mínima”.

 

De esta forma, Gil ha reiterado el compromiso que el ayuntamiento tiene en materia de Educación y ha exculpado a la Administración de que los libros de texto no sean gratuitos.