La alcaldía de Oliva, ha respondido rápidamente a las declaraciones de Salazar


Desde la alcaldía de Oliva, se ha respondido rápidamente a las declaraciones de Salazar, a quien han calificado de irresponsable por sembrar la alarma social al hablar de un tema tan delicado como lo es el de la seguridad ciudadana, sin haber confirmado las acusaciones previamente con la jefatura de policía del municipio. Según la alcaldía, los policías en ningún momento han corrido ningún peligro, y aunque han podido patrullar sin armas, siempre lo han hecho acompañados de otros agentes armados. Las licencias de armas de los policías las concede el Ministerio del Interior, y hace ya varios meses que se están tramitando. En cuanto a los vehículos, desde alcaldía se recuerda que se está renovando el parque móvil y que las motos, pese a ser antiguas, funcionan a la perfección y sí pasan las revisiones permanentes. Por último, han asegurado que Salazar se podría haber dirigido a la Jefatura de Policía o a la Alcaldía, y se le habría informado de todos estos temas si de verdad hubiera querido informarse en lugar de generar polémica.




 

La alcaldía de Oliva, ha respondido rápidamente a las declaraciones de Salazar

El portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Oliva, Vicent Sabater ha sido contundente en la contestación a las declaraciones del presidente de la Fundación TECSAL sobre la presentación de avales económicos para la financiación de las obras del Centro Ecuménico, y la contundencia ha consistido en asegurar que no se ha presentado ningún documento "valido" que garantice dicha financiación. De hecho, pese a que se ha ampliado en 40 días más el periodo de presentación de alegaciones, el Arzobispado lo único que ha presentado es un escrito de una empresa de Valencian, escrito dirigido a la propia fundación en el que se solicita información y se muestra un posible interés en el proyecto. Es decir, ni compromiso de financiación ni acreditación de solvencia o similar.

Según Sabater, el gobierno de Oliva ha mostrado sobradamente su buena voluntad y su paciencia durante los casi siete años que ha durado la cesión de los terrenos al Arzobispado, periodo que sobrepasa largamente los tres años inicialmente prescritos.

Pero además, Sabater ha asegurado que las obras no sólo no avanzan, sino que los conflictos con la empresa que construyo la poca estructura que hay, se mantienen por parte del Arzobispado, eso sin contar que ni siquiera se ha presentado el proyecto de la segunda fase de las obras.

Por todo ello, además de por los reiterados incumplimientos del Arzobispado para con el consistorio, se considera necesario devolver la titularidad de los terrenos a sus legítimos propietarios que son los ciudadanos de Oliva.

Por su parte, el grùpo municipal del PP de Oliva, ha asegurado a través de su portavoz, Joan Escriva, que por coerencia política han de seguir apoyando el proyecto,#foto2der#ya que consideran que el proyecto sigue siendo viable, sigue siendo interesante para la ciudad y ha exigido al gobierno municipal la paralización del proceso de reversión de los terrenos y que inicie nuevas conversaciones con el Arzobispado para llegar a un acuerdo de construcción de la infraestructura que considera vital para el futuro de la ciudad