NUEVA CAMPAÑA ¿ILUSIONES NUEVAS?


En breves fechas comenzará una nueva campaña citrícola (aunque para otros que no piensan más que en su mero interés económico en detrimento del resto del sector, ya empezó hace 15 días aproximadamente, fecha que, como ya dije anteriormente, no es la más idónea para recolectar por no estar en el punto más óptimo para su consumo, perjudicando estas primeras naranjas al resto de todas ellas, resultando malparado todo el sector citrícola, a excepción de ciertos comercios sin escrúpulos).




 

NUEVA CAMPAÑA ¿ILUSIONES NUEVAS?

Como iba diciendo, en pocos días comenzará la nueva campaña que, según todos los indicios, este año la producción será ligeramente superior al pasado. Son buenas noticias en principio para un sector y un cultivo tan importante y decisivo en la Comunidad Valenciana.

 

Digo buenas noticias en principio, porque si estas no van acompañadas de buena voluntad y cierta dosis de empatía hacia los agricultores por parte del resto del sector, de nuevo nos quedaremos en eso... SE PREVEE QUE ESTE AñO SERá MEJOR....pero...

 

Hay que ponerse de vez en cuando en la piel del que produce y pagar un precio justo y acorde con su trabajo con el que pueda vivir dignamente y además reconocer que gracias al trabajo por ellos realizado hoy por hoy comemos sabiendo a ciencia cierta lo que comemos y la calidad está garantizada, más adelante veremos que pasará.

 

Por cierto, este año el sector agrario de la Comunidad Valenciana ha perdido 23.000 puestos de trabajo, el 26´5% de los que tenía tan solo el pasado año, según datos de la Encuesta de la Población Activa (EPA). Esto se debe a la caída o nula rentabilidad que la agricultura tiene sobre los bolsillos de los productores que, desde hace 4 o 5 años, esperando están vislumbrar alguna mejoría, aunque sea tenue, pero mejoría. En muchos casos esta no llega y hay agricultores que, perdiendo dinero año tras año, no pueden continuar cultivando, por lo que no tienen más remedio que dejar de hacerlo aunque les duela en el alma.

 

Esperemos que la agricultura de un giro positivo y mejore trabajando, ofertando las excelencias de calidad inmejorable de nuestras mandarinas y naranjas, las mejores. Sólo con la calidad y cuidándolas al máximo podremos continuar luchando por sobrevivir en este complicado entresijo de mercados.