De la promesa olvidada al despilfarro absoluto


Por todos es sabido que los políticos muchas veces faltan a la verdad o mejor dicho mienten engañando a los ciudadanos y, nunca o casi nunca, se atreven a reconocer que se han equivocado.




 

De la promesa olvidada al despilfarro absoluto

Dos ejemplos de esto que han sido de gran importancia esta semana los comete el gobierno municipal de

Gandia, nuevamente. Por una parte una promesa olvidada. Julio de 2006, en un acuerdo plenario, se aprobó la gratuidad de los libros de texto de Primaria y ESO, que no fueran sufragados por la Generalitat. Posteriormente como la Generalitat pagaba estos libros de texto de primaria hasta 4º de ESO, el ayuntamiento de Gandia se comprometió a pagar los de 5º y 6º de la ESO, así como que las guarderías municipales fueran gratuitas.

 

A fecha de hoy y con el curso escolar esto no solo NO es una realidad por parte del ayuntamiento de Gandia, sino que la concejal responsable, la señora Liduvina Gil, echa la culpa a no poder realizar esta medida a la crisis de la construcción por dejar de recaudar un dinero que iba a ser destinado a pagar este gasto. Y encima critica a la oposición de no habérsele recordado antes. Y yo me pregunto ¿antes de cuando?, antes de 2008, antes de las elecciones de 2007 donde lo llevaban en su programa electoral, antes de la Revolución Industrial, antes de Cristo…..¿cuando?.

 

Por la otra parte el despilfarro económico que este Gobierno esta realizando en tan solo año y 4 meses de legislatura. Y eso que desde el PSOE nacional se ha dictaminado la congelación salarial de cargos públicos y la realización de presupuestos coherentes con la situación económica actual. Cosa de la cual el gobierno municipal de Gandia, todo y que es su partido quien se lo pide, ha hecho oídos sordos, ya que cada vez hay más asesores y cargos de confianza. Muestra de ello es que se haya gastado en el primer año el 50% de lo percibido por la empresa adjudicataria para llevar a cabo la canalización y abastecimiento del agua de nuestra ciudad, en menesteres que no mejoraran la calidad del agua, que por cierto en ningún sitio, y repito en ningún sitio se recoge que como mínimo se mantenga la calidad vigente de 25mg de nitratos. Y ahora queda repartir el otro 50% durante 25 años. Claro ejemplo de una mala gestión.

 

Pero por si fuera poco, el pasado martes se presentaba en rueda de prensa el Plan Director del Agua, que una vez más este gobierno de supuesto cristal de roca no ha querido contar ni con la participación ciudadana ni con la de los grupos de la oposición. Y aunque digan que a los ciudadanos no se nos va a aumentar la tarifa a pagar por el agua, acabaremos pagando de forma indirecta y encubierta ese 50% que ya se han gastado el turbo PSOE-PLATAFORMA, que lo de turbo debe de ser por lo rápido que se los gastan.

 

Este gobierno se esta echando él mismo piedras a su tejado, pasando de una promesa olvidada a un despilfarro absoluto.