Segunda reunión del Consejo de la Copa América


Opiniones dispares por parte del consistorio gandiense a la hora de valorar la segunda reunión del Consejo de la Copa América en la presente legislatura. La reunión fue larga, más de cuatro horas y abordó todos los temas pendientes, desde la remodelación del Club Náutico, pasando por las obras del Puerto y todas sus repercusiones.




 

Segunda reunión del Consejo de la Copa América

Desde el gobierno se entiende que se ha avanzado mucho de cara al consenso y la paz social con la reunión, ya que asistieron todos los colectivos que forman parte del consejo y por tanto todos los afectados de una u otra manera. Toni Gomar insistía en que se ha dado información amplia y puntual apoyada por los informes de un "prestigioso mediambientalista", de quien no quiso revelar la identidad.

 

Más extenso fue su socio de gobierno, Fernando Mut, a la hora de hablar de la reunión, la polémica generada sobre la falta de información había sido falsa e interesada por parte del BLOC.

Mut aseguró que todo está bien, que se ha acordado con la autoridad portuaria no iniciar obras hasta que no esté el estudio integral del frente litoral entre el Júcar y el Racons, y que además el estudio de la Universidad de Cataluña asegura que no habrá graves afecciones ni para las playas del sur ni para Gandia, ya que aporta soluciones viables.

 

Esta no es la visión de los grupos de la oposición, que aseguran que la situación es lamentable, de falta de información y mala gestión. Mientras, el PP asegura que vivimos una lamentable situación con el gobierno municipal, que no informa y que miente o no hace sus deberes, ya que en la reunión el alcalde aseguró no tener conocimiento del proyecto de reforma del Náutico, cuando es un documento presentado en enero y público. Además, Torro asegura que el tema de los Megayates está generando graves pérdidas tanto a las arcas municipales como a los hoteleros sin que se de ninguna explicación convincente.

 

El BLOC por su parte, insiste en que el gobierno no ofrece información ni participación, al convocar la reunión un día después del cierre del periodo de exposición del proyecto y al no paralizar el mismo a falta de estudios convincentes.

 

El gobierno ha asegurado que ellos cumplen los acuerdos pactados con los pueblos del sur y por ello las alegaciones presentadas son las pactadas por todos, lo que no cierra la polémica sobre este tema.