Un total de 3.831 alumnos de la Comunitat se presentan a las pruebas de selectividad en septiembre


Los exámenes comenzarán mañana, miércoles 10 de septiembre, y se prolongarán hasta el viernes 12. La fecha de entrega de las actas de calificaciones tendrá lugar el 18 de septiembre.




 

Un total de 3.831 alumnos de la Comunitat se presentan a las pruebas de selectividad en septiembre

La Conselleria de Educación informa que un total de 3.831 alumnos de la Comunitat Valenciana se presentarán, desde mañana miércoles 10 de septiembre y hasta el viernes 12, a la segunda convocatoria de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) 2008, cifra similar a la del número de matriculados en 2007, cuando se examinaron 3.825 estudiantes.

 

Por universidades, los matriculados en las PAU se distribuyen de la siguiente manera: en la Universidad de Alicante se han matriculado 727 alumnos; en la Universidad Miguel Hernández de Elche, 750; en la Universidad Jaume I se presentan 419 estudiantes; en la Universitat Politècnica de Valencia 920 y, finalmente, en la Universitat de València se han matriculado 1.015.

 

Para la realización de estas pruebas se constituirán 33 tribunales, de los que 6 corresponden a la Universidad de Alicante; 10 a la Universidad Miguel Hernández; 3 a la Jaume I de Castelló; 7 a la UPV y 7 más a la Universitat de València.

 

La fecha de entrega de las actas de calificaciones está fijada para el 18 de septiembre y el proceso de reclamaciones comenzará el 19 y se prolongará hasta el 25 de este mismo mes, cuando se reunirá la Comisión Gestora encargada de resolverlas; asimismo, del día 26 al 30 de septiembre estará abierto el periodo de reclamaciones en última instancia, que se resolverán el 2 de octubre.

 

La Conselleria de Educación recomienda a los estudiantes que se presenten a las PAU que durante la prueba se lean atentamente los enunciados y se organicen los conceptos que se vayan a exponer en la respuesta, bien mentalmente o bien mediante un esquema.

 

Asimismo, también se aconseja a los alumnos se distribuyan bien el tiempo para cada ejercicio y que hagan una presentación clara y ordenada. Además, se subraya que los examinados deben cuidar el vocabulario, la ortografía, la sintaxis y los signos de puntuación y se recuerda a los estudiantes que limiten sus contestaciones a lo que se pregunta.