Conveniente retomar la dieta mediterránea


El pasado 29 de Mayo, se celebró en el la Sede del Colegio de Médicos una jornada conjunta entre los médicos y la Asociación Valenciana de Agricultores, versó sobre la importancia de la dieta mediterránea, como dieta saludable y recomendable, donde se pudo contemplar una variada y extensa exposición de productos agroalimentarios valencianos.




 

Conveniente retomar la dieta mediterránea

Se firmó un convenio de colaboración entre ambas entidades, contando con el beneplácito y respaldo de la Consellería de Sanidad y Agricultura. Ambos colectivos han decidido hacer un frente común ante el paulatino abandono de la dieta tradicional mediterránea, poniendo en marcha unas iniciativas mediante las cuales re recomienda la vuelta a consumir alimentos propios de dicha dieta y potenciar los productos valencianos.

 

últimamente, y debido en parte a la incorporación de la mujer a la vida laboral, no teniendo esta tiempo para cocinar como corresponde, se abusa de comida rápida industrializada dejando de lado, por ejemplo, un buen plato de potaje de garbanzos o lentejas por uno de hamburguesas y patatas fritas con ketchup (que no está mal para algún día).

 

Este cambio de hábitos alimentarios en los últimos años queda reflejado en datos que alertan de los peligros que entraña este abandono sobre la salud. Se calcula que un 16´4% de la población de la Comunidad Valenciana padece obesidad y más de la mitad de la misma padece sobrepeso, con el consiguiente riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión y algunos tipos de tumores.Lo que realmente empieza a manifestarse igualmente es que, al igual que los mayores, los niños, en 14 años, han pasado a ser la mitad obesos. Como consecuencia el riesgo de diabetes de tipo 2 se ha disparado rebajando la edad en que aparece, habiendo cada día más jóvenes afectados con esta patología.

 

Así que tomemos buena nota de ello, en lugar de darles bollos a nuestros niños para desayunar, cereales o tostadas con leche y zumo; para comer una buena paellita con verduras valencianas; una fruta o vaso de leche para merendar; y para cenar un plato lleno de boquerones con verduras asadas. “Eso sería fenomenal”, pensarán muchas de las mujeres que no pueden permitirse el lujo de hacerlo... ¿Y el tiempo? Qué más quisieran ellas. Hay que dejar la comida preparada siempre que se pueda.

 

Nos jugamos la salud de nuestros hijos y de nuestros nietos, siendo eso lo más importante.