Palau Miramar se proclamó ganador de la XXXIV edición del concurso de Fideuà de Gandia


El certamen contó con novedades como la celebración de jornadas gastronómicas previas, catas de vinos, hermanamientos entre escuelas gastronómicas, además de la reducción en el número de participantes en el concurso.




 

Palau Miramar se proclamó ganador de la XXXIV edición del concurso de Fideuà de Gandia

Gandia ha acogido una vez más el certamen culinario más antiguo que se celebra de forma ininterrumpida en toda la Comunidad Valenciana y casi con toda probabilidad en España. El que conocemos como “La

Fideuà” que un año más se celebró en el Hotel Bayren y en el que se dieron cita importantes cocineros venidos de los más diversos lugares, desde México hasta Italia pasando por Madrid, León y por supuesto, toda la Comunidad Valenciana.

 

Este año el certamen contó con menos participantes para propiciar un mayor y mejor espacio, pero además contó con la presencia de escuelas de hostelería que por primera vez participaron junto a destacados y consagrados cocineros.

 

El concurso fue precedido por la presentación de la revista oficial, así como una de las novedades importantes, las catas de vino que en dos restaurantes de la ciudad se celebraron la semana previa al concurso. También el CDT participó activamente con las jornadas de cocina mexicana.

 

En cuanto al concurso en si, este año se pretendía que no hubiera una aglomeración de público, realizando una invitación más selecta, lo que en algunos momentos de la jornada dió la sensación de vacío en el certamen, sobre todo en el momento previo a la comida y la entrega de premios, lo que ha hecho que se hablara de falta de glamour.

 

El jurado se empleó a fondo para elegir los mejores platos de entre los presentados, sobre todo porque cada vez han de juzgar más elementos. Así en el apartado de premiados, la tapa cervecera lo ganó el Restaurante Ness de Valencia, los postres de naranja: en presentación ganó el CDT de Gandia y en degustación la Escuela de Coahuila de México, que también se llevó el premio al cocinero joven.

 

En presentación los premios fueron: el segundo para IES Llopis de Cullera y el primero para el Hotel Ritz de Madrid. En degustación del plato libre, el segundo premio se lo llevó el Portal del Caroig de Enguera, y el primero El Cancell de Bocairent, y los premios de Fideuà fueron: el tercer premio para el Rosinyol de Nàquera, el Langostino de Oro de Vinaròs y el primer premio para Palau Miramar, de Miramar.

 

Pero la jornada dio para mucho más, ya que también este año se reconoció la labor de personas y entidades nombrándolas embajadores de la Fideuà, como a Andrés Berzosa, primer presidente del certamen y uno de sus mayores promotores, a Blanca Pons Sorolla, nieta del ilustre pintor, a COPRUSA, por el patrocinio de alguno de los premios y a dos medios de comunicación, Las Provincias y a Cope Onda Naranja por la difusión constante que ha hecho del concurso desde la creación de la emisora de La Safor.