Temporada Turística: las cuentas no salen


Mientras el gobierno municipal de Gandia asegura que la temporada turística ha cumplido con las expectativas porque el sector ha respondido y aunque en temporada alta se ha notado un ligero descenso en la ocupación la temporada baja a aumentado su ocupación, el PP asegura que en la encuesta realizada entre cerca de 200 establecimientos del sector, más de tres cuartas partes de ellos califican de mala la temporada turística de 2008.




 

Temporada Turística: las cuentas no salen

Las cifras no cuadran. Desde el gobierno municipal se insiste en que la temporada turística ha funcionado muy bien “gracias a la respuesta de los profesionales del sector”, según la edil de turismo. La ocupación durante los meses de julio y agosto ha sido ligeramente inferior a la del año pasado, pero si comparamos con las de 2006, la evolución ha sido positiva. Y es que el gobierno entiende que el año pasado la ocupación fue excepcionalmente buena, por lo que no se puede tener como referencia.

 

Desde el gobierno se insisten en que el sector ha respondido bien y que a ello ha colaborado el aumento de la presencia de turistas en los meses de enero a mayo, lo que van a aprovechar para “potenciar” las políticas de desestacionalización turística utilizando otros aspectos de la ciudad que no sean exclusivamente el sol y la playa.

 

Desde el sector no se ha realizado ninguna valoración, aduciendo que todavía no cuentan con todos los datos y que prefieren esperar a tener todos los resultados antes de aventurarse con cifras aproximadas, pese a todo, aseguran que la temporada, sin ser catastrófica no ha sido buena.

 

Desde el PP se manejan claramente otras cifras bien distintas a las del gobierno local, ya que en la encuesta realizada a cerca de 200 establecimientos turísticos, hoteleros y comerciales, más de la mitad de ellos no han dudado en calificar la temporada como peor que la del año anterior, mientras que sólo un 37% considera que ha sido regular y un 4% de los encuestados han asegurado que ha sido una buena temporada, equiparable a la de otros años.

 

Los populares aseguran que el gobierno está caduco en políticas turísticas y carente de ideas, lo que va a perjudicar claramente a uno de los sectores económicos más importantes de la ciudad, y sobre todo en un momento en el que el diseño de políticas imaginativas y diversificadoras son fundamentales para garantizar que la temporada cumple con los objetivos mínimos.

 

En cuanto al sistema que utiliza el gobierno para contabilizar la afluencia de turistas, aseguran desde el PP que es un modelo “ya abandonado por la mayoría de municipios turísticos ya que contabilizar las toneladas de residuos o el consumo de gas propano no son un factor reflejo ni de la ocupación turística ni de la rentabilidad de esta ocupación”. Pero los populares han criticado también la forma de hacer política del departamento de turismo, al que ha acusado se seguir la táctica ya usada por el gobierno del “Corta y Pega”, ya que la rueda de prensa ofrecida por Miret es una copia exacta a la que ya realizara el pasado año, cuando los resultados turísticos son muy diferentes.