Laura Barber: Sí, señor alcalde, quiero ser la Fallera Mayor Infantil de Gandia”


El pasado viernes, 12 de septiembre, se celebró en el Museo Fallero de Gandia la demanà de la que va a ser la Fallera Mayor Infantil de Gandia, Laura Barber Guerola.




 

Laura Barber: Sí, señor alcalde, quiero ser la Fallera Mayor Infantil de Gandia”

Era la primera demanà que se celebraba en el recientemente estrenado museo gandiense y por ello la expectación era mayor.
Laura, acompañada por su familia, no dudó ni un instante a la hora de pronunciar el ya tradicional “Sí señor alcalde, acepto ser la Fallera Mayor Infantil de Gandia”. Frase que la convierte ya en protagonista directa de la fiesta. Pero para llegar a este momento ha tenido que recorrer un camino, que a sus diez años, suena raro decir que ha sido largo, aunque sí que ha sido intenso, tal  y como recordara Jesús García, Presidente de la Federación de Fallas.
García destacó en su presentación algunos de los rasgos que definen a Laura como su simpatía y jovialidad o cómo es una niña atenta y despierta, lo que le confieren características vitales para ser una buena Fallera Mayor infantil.
El alcalde de la ciudad, José Manuel Orengo, fue el encargado, como presidente de honor de las fallas gandienses, de pedirle a Laura que aceptara el cargo que la convertiría en la máxima representante infantil del colectivo fallero. Orengo inició su discurso felicitando a Laura por su 10 aniversario, por lo que le aseguró “eres una niña afortunada” ya que el reinado que ahora se abre ante ella es un “regalo” que sólo puede recibir una niña. Un regalo lleno de ilusión y responsabilidad, pero ya advirtió a Laura “has de tener confianza y tranquilidad” ya que toda su familia va a estar a su lado en un año tan importante, y porque “como alcalde no tengo otro trabajo que mimarte en todo momento”.
Tras este parlamento, llegó el momento de Laura, quien serena, no sólo respondió al alcalde, sino que también se dirigió a todo el público asegurando que ahora que ha cumplido 10 años “se abre una nueva etapa en su vida” una etapa llena de ilusión por haber llegado al cargo que todas las niñas sueñan.
Por eso, aprovechando el momento, no sólo dio las gracias a su familia, falla y amigos, sino que también dedicó unos instantes a las peticiones. La primera para el alcalde: “que venga a todos los actos que pueda”, al Presidente “como buen maestro que eres, enséñame todo lo que tengo que hacer, que yo te prometo hacer todo lo que pueda para sacar un diez”. Acto seguido pidió a su hermano gemelo, que “al igual que has hecho hasta ahora, sigas a mi lado” convirtiéndose así en su acompañante este año.
Por último pidió a amigos y familiares que vivan junto a ella este ejercicio y que todos juntos “elevemos a la máxima categoría la mejor fiesta del mundo”.
Laura recibió de manos del alcalde de Gandia el pergamino con su nombramiento oficial y posteriormente, tras asistir al disparo de un castillo de fuegos artificiales, celebró el nombramiento con un ágape servido en el mismo Museo Fallero.
A la demanà, tal y como manda la tradición, acudieron las Falleras Mayores de 2008 y también la que será su acompañante durante este año, la Fallera Mayor de 2009 que este viernes vivirá su propia demanà en el mismo entorno.