La Plataforma contra la planta de Residuos Sólidos de Ador, ha organizado una fiesta


La Plataforma contra la planta de Residuos Sólidos de Ador, ha organizado para el próximo sábado 22 de enero, una fiesta en colaboración con las asociaciones de festeros, mujeres y jubilados de Alfahuir, así como con el patrocinio de los ayuntamientos de Alfahuir y Palma. La fiesta es para celebrar el cierre definitivo de la planta. La fiesta que consistirá en comida, pasacalles por el municipio, una cena amenizada por un dúo y la crema de una hoguera simbólica, es abierta a la participación de todo el público en general, a excepción de Fernando Giner, Presidende de la Diputación, Vicente Aleixandre, Diputado de Medio Ambiente, Toni Garcia, Diputado de Turismo y alcalde de Rótova, Fernando Mut, Presidente comarcal del PP y Juan Vicente Estruch, alcalde de Ador. Según los representantes de la Plataforma, estas personas no están invitadas a la celebración por la labor negativa que han tenido durante los últimos 15 años con la Planta. Desde la Plataforma también se ha anunciado que pese a su satisfacción, no todo está claro, ya que en estos momentos están preocupados por la situación laboral de los trabajadores de la planta que cerrará definitivamente sus puertas el próximo sábado 22 de enero a las 20 horas.




 

La Plataforma contra la planta de Residuos Sólidos de Ador, ha organizado una fiesta

Los presidentes de las asociaciones de comerciantes de Tavernes y Oliva se sienten discriminados y perjudicados por la política de apertura indiscriminada de grandes superficies. Según los comerciantes, hay que considerar la comarca como un todo, ya que todas las ciudades que tienen actividad comercial se ven afectadas por las implantaciones de grandes superficies, pero de forma habitual, las administraciones se olvidan de esta afección y sólo mantienen conversaciones con los comercios del término municipal en que se va a implantar la Gran Superficie.

Este seria el caso de Vital y Gandia, ya que se firmaba la pasada semana un convenio que beneficiará a los comerciantes de comercio tradicional de Gandia y al propio Ayuntamiento, algo de lo que se congratulaban, pero se han olvidado de la afección que esta actividad tiene en otras ciudades.

Es por esto que los comerciantes han pedido que se realicen medidas de compensación semejantes a las de Gandia, pero fundamentalmente, que se establezca una mesa de trabajo, o mecanismo similar que permita establecer políticas compensatorias para los comercios tradicionales o urbanos de toda la comarca