En 2004, aumentaron las donaciones de sangre en la comarca de la Safor y la Valldigna


En 2004, aumentaron ligeramente las donaciones de sangre en la comarca de la Safor y la Valldigna con respecto a 2003. Sólo se han registrado cien unidades más, lo que sigue siendo insuficiente para mantener unos niveles óptimos de reservas en los bancos de sangre. Desde el Centro de Transfusión se considera necesario que haya una regularidad en la entrada de sangre en los bancos. Lo ideal sería unas 400-500 unidades diarias, de 450 gramos cada una, algo que no es fácil de conseguir a pesar de las campañas que intentan involucrar sobre todo a los jóvenes. Recordamos que para donar sangre hay que ser mayor de 18 años y menor de 65, pesar al menos 50k y gozar de buena salud. En caso de estar medicándose, es conveniente consultarlo con el médico encargado de realizar la extracción. Deben abstenerse de donar sangre la gente que haya padecido una enfermedad contagiosa y la gente que en un plazo de un año atrás se haya hecho un tatuaje o un pircing. Desde el centro de transfusión quieren lanzar el mensaje de que es importante ser solidario donando sangre, ya que este es un bien muy importante que no puede ser sustituido por ningún otro producto, por lo que los hospitales dependen de la buena voluntad de las personas.




 

En 2004, aumentaron las donaciones de sangre en la comarca de la Safor y la Valldigna

María Vicenta Mestre, ha sido la primera juez de paz titular de la ciudad de Oliva, cargo que ha desarrollado en el municipio, tal y como ella asegura, inducida por la actividad de su abuelo, Casimiro Cardona Morera, que ya fue juez de paz de la localidad.

María ha dedicado una parte de su vida profesional a esta actividad, dando un paso muy importante en su vida, y convirtiendo su actividad profesional en "una vocación que necesita de una convicción del propio valor de las personas".

Este espíritu innovador, un tanto aventurero y sin lugar a dudas pionero, ha sido lo que ha querido reconocer el consistorio de Oliva, al dedicarle el homenaje en el día de la mujer trabajadora. Un acto sencillo pero emotivo en el que participaron tanto el alcalde de la localidad, Salvador Fuster, como la concejal de la mujer Inma Mañó, así como distintos miembros de la corporación municipal