Marta Chafer aceptó el cargo de Fallera Mayor de Gandia a propuesta del alcalde


El pasado viernes, el acalde de Gandia, como presidente de Honor de las fallas de Gandia, realizó la tradicional Demanà a Marta Cháfer Giner, como Fallera Mayor de la ciudad para el año 2009.




 

Marta Chafer aceptó el cargo de Fallera Mayor de Gandia a propuesta del alcalde

Jesús García, como presidente de la Federación de Fallas fue el encargado de dirigirse en primer lugar a la Fallera Mayor, quien no dudó en recordar el curriculo fallero de Marta, a la que recordó que conoce desde que en 1993 su hermana fuera Fallera Mayor Infantil de Gandia, una excepcionalidad que también remarcó Garcíal

Antes de cederle la palabra al alcalde, el presidente de la federación aseguró estar convencido del gran papel que va a jugar Marta por la gran cantidad de virtudes que tiene, entre ellas la tranquilidad, el saber transmitir calma y su sentimiento fallero.
Acto seguido fue el alcalde de Gandia el encargado de dirigirse a Marta, y lo hizo leyendo el decreto de alcaldía que a posteriori le entregaría con su nombramiento oficial. Un documento al que le dió una gran importancia y tras el cual no dudó en asegurar que lo es por el cargo tan prestigioso y preciado que otorga a su poseedora.
Finalmente el alcalde no dudó en recordar la solera fallera de Marta y su familia, lo que unido a “tu sonrisa y tu inteligencia” son la garantía de que será una magnífica Fallera Mayor de Gandia.
Finalmente llegó el turno de Marta, quien en un breve pero emotivo discurso recordó cómo era una persona especialmente afortunada porque ya había visto pasar el tren de las fallas de Gandia pasar por su casa cuando su hermana fue Fallera Mayor Infantil, un tren que ahora volvía a pasar por su casa, de forma excepcional en la ciudad, y que ella no había podido ni querido dejar escapar.
Finalmente Marta agradeció su nombramiento tanto a su familia como a la Federación de Fallas, al ayuntamiento y a todas las fallas de Gandia.

Concluidos los parlamentos, la velada continuó con un castillo de fuegos artificiales y una cena que se sirvió en el mismo local museo.