La lluvia obliga a suspender la tradicional entrada de Moros y Cristianos de Bellreguard


La Asociación de Moros y Cristianos de Bellreguard se ha visto este año abocada a suspender uno de los actos más representativos de sus Fiestas populares. Se trata de la entrada de Moros y Cristianos, que debía haberse celebrado el pasado sábado día 27. Los motivos no han sido otros que el mal tiempo y la intensa lluvia caída durante los últimos días en gran parte de la comarca de la Safor.




 

La lluvia obliga a suspender la tradicional entrada de Moros y Cristianos de Bellreguard

La decisión de suspender el acto fue tomada por la mayoría de los representantes de las diferentes filás y comparsas de la agrupación vecinal del pueblo que, debido al temporal que amenazaba la localidad de Bellreguard, optaron por la suspensión de la entrada como la mejor opción posible.Una decisión que, según el Secretario de la Asociación de Moros y Cristianos de Bellreguard, Alejandro Moratalla, nunca se tomó desde la directiva de la Asociación y siempre fue aprobada con el consenso y  beneplácito de los diferentes responsables de las diferentes comparsas, para evitar males mayores y sobretodo daños irreparables en los bonitos y costosos vestidos de los participantes de la fiesta.Moratalla, agradeció la comprensión mostrada por todo el pueblo de Bellreguard y lamentaba profundamente el sentir popular de decepción y desencanto de la mayoría de la población, así como de gran parte de sus visitantes y afirmaba que la suspensión no había tenido nunca antes precedentes similares de suspensión por el mal tiempo, pero que en esta ocasión era la decisión más dolorosa, pero a la vez más sabia de todas.