La Diputación de Valencia concederá ayudas económicas y técnicas


La Diputación de Valencia concederá ayudas económicas y técnicas para la restauración del patrimonio mueble de la provincia de Valencia. La cuantía total prevista para estas ayudas es de 420.708 euros, siendo la cantidad máxima por cada subvención de 30.050 euros, que comprenderá el importe de la restauración incrementado por el impuesto sobre el valor añadido. Podrán optar a estas ayudas los municipios y entidades sin ánimo de lucro ubicadas en la provincia de Valencia, para obras que, por su calidad artística y por su deterioro sea necesaria su restauración. Los criterios de valoración estarán basados en el valor artístico de la obra, la gravedad de los deterioros sufridos por la misma, las condiciones de accesibilidad para la exposición al público de la obra y las condiciones ambientales en las que permanecerá. Otros aspectos que se tendrán en cuenta serán la documentación aportada y los criterios de los técnicos del Servicio de Restauración. La resolución del procedimiento se efectuará en base a la propuesta formulada por el servicio de restauración teniendo en cuenta el número de solicitudes presentadas, la consignación presupuestaria y la eficacia de la resolución a adoptar. Los beneficiarios deberán justificar el cumplimiento de la finalidad y condiciones de la subvención hasta el 31 de octubre de 2005. En caso contrario se procederá a la cancelación de la subvención. La solicitud deberá ir acompañada de la valoración de la intervención a realizar, la acreditación de la titularidad de la obra y cualquier otro documento que se estime conveniente para concretar o complementar la información.




 

La Diputación de Valencia concederá ayudas económicas y técnicas

María Vicenta Mestre, ha sido la primera juez de paz titular de la ciudad de Oliva, cargo que ha desarrollado en el municipio, tal y como ella asegura, inducida por la actividad de su abuelo, Casimiro Cardona Morera, que ya fue juez de paz de la localidad.

María ha dedicado una parte de su vida profesional a esta actividad, dando un paso muy importante en su vida, y convirtiendo su actividad profesional en "una vocación que necesita de una convicción del propio valor de las personas".

Este espíritu innovador, un tanto aventurero y sin lugar a dudas pionero, ha sido lo que ha querido reconocer el consistorio de Oliva, al dedicarle el homenaje en el día de la mujer trabajadora. Un acto sencillo pero emotivo en el que participaron tanto el alcalde de la localidad, Salvador Fuster, como la concejal de la mujer Inma Mañó, así como distintos miembros de la corporación municipal