PP y PSOE, enfrentados


La expulsión del líder del PSOE, Pepe Miret, y la retirada de todo el grupo socialista en el pleno municipal del Real de Gandia del pasado día 26 de junio ha conllevado a un tira y afloja de acusaciones por parte de la oposición y el gobierno de la localidad.




 

PP y PSOE, enfrentados

El socialista manifiesta que fue expulsado sin motivos por la alcaldesa popular del municipio, Vanesa Martínez, negando la palabra del grupo socialista en la sesión plenaria. Miret indica que posiblemente la razón de la jefa de gobierno es que no quiere hablar de "los pagos en negro que están recibiendo unos concejales del PP". Además, Miret asegura que Martínez se negó a grabar o fotografiar la sesión plenaria. Por su parte la alcaldesa desmiente todas las acusaciones. Indica que ella no ha negado la palabra al grupo socialista ya que al único que expulsó fue a Miret "por su falta de respeto en el pleno". Explica que no es verdad ue haya concejales socialistas que estén cobrando en negro y pide las pruebas que demuestran que así es al concejal popular. Además asegura que ella no se niega a grabar las sesiones plenarias y que lo único que pide es que esta grabación se haga acuerdo con la ley, en concreto con el ROF, pidiéndolo por escrito por registro de entrada. La alcaldesa explica que a pesar de que dicha petición no se efectuó la sesión plenaria fue grabada por un técnico del ayuntamiento y además "también lo grabó Miret poniendo una grabadora encima de la mesa". Según Martínez, lo que intenta Miret es "desacreditar al gobierno local con mentiras".