Salsafor acabará en los juzgados


Mientras Nicolas Espinosa, organizador del evento amenaza con demandar al consistorio si no se hace cargo de las pérdidas que la “actitud negligente” del ejecutivo ocasionó en el congreso de Salsa, el PP ha llevado a la Fiscalía anticorrupción la “mediación” que el edil de Plataforma de Gandia Fernando Mut realizó con Espinosa y que se puede escuchar en una grabación que el organizador del evento realizó de la misma.




 

Salsafor acabará en los juzgados

El bailarín internacional de salsa, Nico Espinosa, ha expuesto durante toda la semana su insatisfacción y descontento con el
Ayuntamiento por su gestión anterior y posterior en relación al Congreso Salsafor.

Espinosa mostró su interés por emprender acciones legales contra algunos de los representantes del Consistorio como Amparo Miret o Javier Gil al no haber recibido, después de un mes y medio de negociaciones, el dinero prometido para sufragar los gastos que
trajo consigo la cancelación de la primera noche de Congreso. Además de esto denuncia los perjuicios en cuestión de imagen que le han provocado los enredos entre Ayuntamiento y oposición en los que se ha visto implicado.

Como consecuencia de esta pérdida monetaria Espinosa ha decidido por fin esta semana aclarar su verdadera posición con el Ayuntamiento, a pesar de haber firmado a principios de junio un comunicado proveniente del gabinete municipal en el que se inculpaba de los hechos acaecidos la noche de la presentación de Salsafor. A cambio de esta firma se le prometió el pago de todos los gastos, hecho que nunca se llevó a cabo. Este incumplimiento se ha visto agravado además a causa de algunas acusaciones que desde el Consistorio se han vertido sobre el bailarín como su supuesta asociación con el concejal del Partido Popular Arturo Torró, asociación que negó taxativamente asegurando que con el único concejal con quien mantiene negocios es la responsable de Turismo Amparo Miret, a quien Por estas acusaciones y por haber sido denominado en el último Pleno del Ayuntamiento de Gandia "producto salsero" por parte del concejal Vicent Mascarell, Espinosa considerará también querellarse ante estas nuevas palabras.

Pero el tema Salsafor parece no acabar ahí ya que el pasado miércoles salió a la luz una grabación realizada por el propio Espinosa en la que se ha podido escuchar cómo Fernando Mut, líder de la Plataforma, le proponía sufragar todas las pérdidas con la celebración de algún evento en el que se inflarían los costes hasta aproximadamente 30.000 euros. Evento que se podría realizar en la Fira i Festes de la ciudad en el próximo mes de octubre. Desde el consistorio se insistía, por parte de Nestor Novell, responsable de políticas de promoción, en que el consistorio no va a asumir culpa de nada, ya que quien cometió los fallos fue el organizador.

Por su parte, Mut aseguraba en rueda de prensa que él lo único que ha hecho ha sido intentar ayudar a un “amigo” e intentar paliar las pérdidas y mala imagen del bailarín, a la vez que anunciaba que iba a poner en manos de sus abogados las grabaciones que Espinosa realizó. En defensa de Mut ha salido una parte de su grupo de asesores, entre ellos Manolo Esteve, a quien también se le escucha en las grabaciones, y Ciro Palmer. Ambos han intentado lavar la imagen de su líder a la vez que han acusado claramente a Arturo Torró de estar detrás de toda esta situación, al que “por el bien de la ciudad, los ciudadanos y los votantes del PP”, han pedido que dimita como concejal del consistorio. El PP ha valorado la actual situación como “lamentable”, no sólo por la pésima imagen que de la ciudad se está dando, al menospreciar y perjudicar un evento que ha sido capaz de congregar más de 1.200 personas venidas de todo el mundo en un fin de semana, “algo que no logró la Copa América”, pero además los populares han ido más allá, al asegurar que no se pueden tolerar actitudes como la del sr. Mut, por lo que han puesto el  aso en manos de la fiscalía anticorrupción de Valencia para que investigue el caso y “ofrezca posibles soluciones” según anunciaba en rueda de prensa Javier Reig.

Pero ante todo, los populares culpan de esta situación al alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, por permitir que estas situaciones se produzcan y por no intervenir en ningún caso para paliar la mala imagen de la ciudad ni las malas actitudes de algunos de los ediles de gobierno. Según declaraba Torró, estamos tan sólo ante una pequeña muestra de lo que debe estar  curriendo en Gandia con el dinero de las arcas municipales  y con otros temas mucho más problemáticos que ahora se intentan esconder.