SIMPLEMENTE UN POCO DE JUSTICIA


CARLOS FUSTER




 

SIMPLEMENTE UN POCO DE JUSTICIA

La verdad es que uno empieza a cansarse  ya de tanta cantinela acerca de la recuperación de la memoria. Bueno, mejor dicho, se satura uno (y también indigna) de que haya tanto humano con ganas de borrar el pasado. Las excusas son de todo tipo: “hay que mirar al futuro”, “no hay que abrir las heridas”  y más frases vacías de sentido que sólo esconden uno de los delitos más repugnantes: negar el derecho a una sepultura digna, por no hablar del respeto que se les debe a unas personas ejecutadas sin razón y que carecieron de un juicio justo.

Lo que roza lo absurdo es que justamente ataque a este derecho una persona que es presidenta de una asociación de defensa de los animales… Lo fácil sería echarle en cara que, en vez de dedicar recursos humanos y económicos a los animales, quizás se debería preocupar más de las personas, que quiera ella o no son más importantes.

Pero no es necesaria esta postura, que algunos tacharían de demagógica, sino que basta con rebatir sus vacuos argumentos. Viene a decir que la recuperación de la memoria va a colapsar aún más los juzgados. ¿Y? ¿Se rige la justicia por criterios económicos? La violencia de género ha creado un ingente trabajo extra y dudo que alguien en su sano juicio diga a una maltratada que no denuncie porque grava las arcas estatales. ¿O usted lo haría?

Siguiendo los argumentos de esta señora (“dejaros de movidas”), el pueblo judío debe dejar de honrar el Holocausto o abandonar la búsqueda de nazis criminales y genocidas. Las madres y abuelas de la Plaza de Mayo olvidar que aún quedan miles de desaparecidos. Las mujeres de Sbrenica renunciar a saber donde están enterrados sus maridos…  ¿Pasamos página con los muertos de ETA?

Nadie pagó (en el bando rebelde) por las decenas de miles de crímenes de guerra. Los nietos han renunciado a la denuncia y persecución de los asesinos. Lo que no se les puede negar es el derecho a conocer dónde están enterrados, donde cayeron en su lucha por la defensa de una España Democrática.

 Y sí, debe ser el Estado quien sufrague esta ingente labor (pues dudo que la Asociación Francisco Franco o sus ricos herederos se ofrezcan voluntarios a pagar los desmanes del mayor genocida de la historia de España). Pues  quiera o no, el Estado español tiene cierto hilo de continuidad con la dictadura franquista, y no sólo porque el Jefe de Estado actual jurase  las leyes del Movimiento y fuese nombrado a dedo por Franco, sino porque a nivel judicial no se dio la ruptura con el régimen anterior.

Este país tiene una amplia deuda con quiénes defendieron la Democracia, esa de la que usted disfruta. De aquí unos días, el día de Todos los Santos, aún habrá mucha gente que no podrá honrar a sus familiares, no les niegue el derecho a que algún día puedan homenajearles. Porque aunque sea con 70 años de retraso, se merecen un poco de justicia.

www.charlifuster.blogspot.com